El Militante.— ¿En qué consiste la candidatura en que participas?

Gabriel Jiménez.— La candidatura que impulsamos desde la CUP de Corbera, junto con los compañeros del Procés Constituent y otros independientes, quiere llevar la lucha que hace años mantenemos en el municipio también al terreno institucional. Estamos convencidos de que la clase trabajadora ansía un cambio real, un cambio que pasa por defender y aplicar un programa político de izquierdas que permita hacer frente a la crisis capitalista que estamos sufriendo. El Ayuntamiento de Corbera, como el de otros municipios, está sometido a una deuda impagable —más de 13 millones de euros en un pueblo de 14.000 habitantes— que ha servido de excusa a los diferentes gobiernos para no atender a las necesidades reales de la población. En este sentido, desde la CUP de Corbera sabemos que la lucha contra la deuda municipal es, en última instancia, una lucha contra los bancos, los grandes responsables de la situación actual.

EM.— ¿Cómo se ha formado la candidatura?

GJ.— Responde a la convicción de trabajar por la unidad popular, es decir, por aglutinar a todos aquellos que luchan por los intereses de la mayoría; pero no se trata de hacer un brindis al sol, ni de preparar una sopa de siglas, sino que consiste en aunar las fuerzas de aquellos que entienden que es necesario una cambio de raíz: hemos querido romper con la manera de hacer de esos partidos de izquierda que luego aplican políticas de derechas, con esos métodos que ahogan la participación y que claudican luego a la primera de cambio. Por eso decidimos iniciar un proceso abierto a la población para construir juntos el programa electoral y, tras seis asambleas abiertas, con sus respectivos grupos de trabajo, concluimos el programa y conformamos finalmente nuestra candidatura. Este proceso fue público, transparente e ilusionador, pues no se quedó en el debate, sino que salió a la calle, de tal manera que la convocatoria de este proceso, al que llamamos Recuperem la veu (Recuperemos la voz), nos ha servido para atraer a personas que llevaban consigo unas ganas tremendas de cambiarlo todo. Hoy salimos de nuevo a la calle, pues, ayer “recuperamos la voz”, mañana, “recuperaremos Corbera”.

EM.— ¿Cómo se puede gobernar para la mayoría?

GJ.— Somos conscientes de que, con nuestro programa, la lucha se acentuará cuando “recuperemos” el ayuntamiento, pues nuestro programa de acción social chocará con los intereses de los capataces de turno, que harán lo posible para frenarlo. Nuestra candidatura vindica la remunicipalización de los servicios públicos (parking, zona azul, guardería, agua), pero además queremos que estos estén gestionados por los propios trabajadores. Medidas como ésta —entre otras muchas que proponemos—, que rompen con el devenir económico actual, sólo pueden conquistarse en la calle, pues el gobierno rupturista que las aplique no logrará mayor aliado para la lucha que el pueblo organizado. De modo que la mejor manera de gobernar con garantías para la mayoría es apoyándose en ella, confiando en ella.

* Gabriel es también afiliado al Sindicat d’Estu-diants, CCOO y miembro de la corriente marxista El Militante.


logo octubre17

REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos