Miles de pensionistas –en torno a 25.000, según los organizadores– han colapsado hoy al mediodía el centro de Bilbo para reclamar unas pensiones públicas dignas. Al finalizar la manifestación, en la plaza Elíptica, se ha llamado a continuar con las movilizaciones todos los lunes ante los ayuntamientos de Bizkaia. En Donostia también ha tenido lugar una protesta, mientras que Gasteiz recogerá el testigo esta tarde.

La manifestación por unas pensiones dignas ha arrancado a mediodía desde el Consistorio de Bilbo, donde desde más de media hora antes se agolpaban varios miles de personas para sumarse a ella. Ha tardado en arrancar la marcha, ante la imposibilidad de la pancarta de cabeza de abrirse paso por la plaza Ernesto Erkoreka y el puente del Ayuntamiento; para entonces, la calle Buenos Aires estaba totalmente colapsada.

Los protagonistas han sido las mujeres y los hombres que se han ocupado las calles aunque entre ellos se ha podido ver a la secretaria general de CCOO, Loli García; a su homólogo de UGT, Raúl Arza; o al coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, además de a otros cargos públicos del PSE y Podemos.

Paso a paso los miles y miles de pensionistas han ido enfilando hacia la calle Ibañez de Bilbao, entre gritos de «Pentsionistak aurrera», «fuera ladrones de las instituciones». Al llegar ante Sabin Etxea, donde se ha emplazado al PNV a tomar partido por el sistema público de pensiones, ya se constataba la dimensión de la movilización, que muchos de los presentes han calificado de «histórica». «Al igual que antes salieron los del 15M, hoy salimos nosotros en defensa de unas pensiones públicas dignas», repetían mientras animaban a trabajadores y jóvenes a sumarse a la lucha contra los planes del Gobierno español.

Tras una pancarta con el lema «Pensiones públicas dignas. No 0,25%», los manifestantes han coreado consignas como «más pensiones, menos ladrones», «manos arriba, esto es un atraco», o «si nos roban las pensiones, ya llegarán las elecciones» en su discurrir por la Gran Vía, camino de la plaza Elíptica. En la confluencia de Gran Vía con Alameda Mazarredo, un grupo de jóvenes han mostrado una pancarta con el lema «¡Qué no nos roben lo luchado. Etorkizun duin baten alde. Gazteon oraina borrokan da!», firmada por Ernai.

«Para no acabar en la pobreza, pensiones dignas» o «si nos cabreamos, no votamos» han sido otras de las consignas coreadas por los manifestantes. Una vez en la plaza Elíptica, frente a la Subdelegación del Gobierno español, han animado a seguir con las protestas. «Esto no se acaba hoy», han insistido, llamamiento que era contestado por muchos con «no nos vamos a rendir». No han sido pocos los que han recordado sus años de lucha en las calles y en las fábricas por unas condiciones dignas de vida que no están dispuestos a perder.

«Que no nos tomen el pelo», han enfatizado los portavoces de las organizaciones convocantes en la lectura del comunicado final, en el que han calificado de «miseria» la subida del 0,25% con la advertencia de que las pensiones van a perder poder adquisitivo en los próximos años siguiendo el guión del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Al finalizar, varios cientos han depositado las cartas en las que se les comunicó lo que muchos de los manifestantes han considerado una «subida de mierda».

Artículo publicado en naiz.eus


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos