Manifestación, Jueves 25 de octubre a las 19h, Puerta del Sol-La Almudena

La Iglesia Católica exalta al régimen franquista, y el Gobierno del PSOE lo permite

El pasado 13 de septiembre, el Congreso de los Diputados aprobaba la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, dejando sin embargo allí enterrado a Jose Antonio Primo de Rivera, líder del movimiento fascista y protonazi Falange Española de las JONS. Sin embargo, en vez de encargarse el Estado del cuerpo tras la exhumación, incinerándolo, evitando que se genere un nuevo santuario fascista de veneración a este genocida, tal y como han propuesto historiadores y asociaciones memorialistas, y como se hizo en Alemania o Italia con los jerarcas nazis y fascistas, el Gobierno del PSOE ha cedido los restos a la familia Franco para que dispongan de los mismos como quiera.

Evidentemente, esta familia, orgullosa del legado del genocida, ha decidido actuar, como era de esperar, de forma provocadora, reivindicando, como siempre han hecho, el régimen de terror de franco. Por eso han decidido enterrarlo en la catedral de la Almudena, donde la familia tiene una cripta comprada por un valor de 150.000 euros, en la que está enterrada la hija del dictador. Una cripta comprada con el patrimonio que hicieron los Franco fruto del saqueo a manos llenas de erario público, cuando no del robo y latrocinio directo. Y para ello cuentan por supuesto con el apoyo de la Iglesia Católica, habiendo señalado, tanto el Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, como el propio Vaticano y el Papa, que no impedirán que Franco sea enterrado allí.

Ante esta auténtica provocación para miles de familiares de fusilados, desaparecidos y torturados, muchos de ellos del PSOE y la UGT, la portavoz del Gobierno de Sánchez, Isabel Celaá, ha dejado en manos de la Iglesia dicha decisión. ¡Es una auténtica vergüenza, impropia de un Gobierno que se dice del cambio! ¿Ese es el cambio? ¿Exhumar al dictador sacándolo de un mausoleo a las afueras de Madrid para trasladarlo al centro de la ciudad? Eso sí, se señala por el Gobierno, ¡y por la Iglesia!, que no se permitirán homenajes en la tumba, o mejor, que se “limitarán los cánticos y banderas fascistas en el interior de la cripta”. Por supuesto, la Fundación Francisco Franco, que debería estar ilegalizada y disuelta (otra tarea de este Gobierno del cambio), ya ha anunciado que realizará una concentración-homenaje el día que Franco sea trasladado a la Almudena.

La Iglesia Católica, pilar de la dictadura franquista

El papel de la Iglesia Católica no es ninguna sorpresa, teniendo en cuenta que fue uno de los pilares del régimen, calificando el genocidio franquista de “Cruzada”, y presidiendo numerosos fusilamientos y masacres. Dio soporte ideológico a la dictadura, adoctrinando en las escuelas en el nacional-catolicismo, aumentando constantemente sus privilegios y riquezas, entre otras cosas mediante la inmatriculación de bienes  y participando directamente el Gobierno y en las Cortes franquistas, a costa de la miseria de la mayoría de la población. Esta posición le supuso y le ha supuesto una completa impunidad, como se ve ahora con la ocultación de decenas de casos de pederastia o con las tramas de robos de bebes para lucrarse. La Iglesia amparo y colaboró durante 40 años con este régimen de sangre y terror, y hoy sigue agradecida al dictador y su familia.

Hoy además siguen apoyando la impunidad del franquismo, por ejemplo manteniendo el control absoluto del Valle de los Caídos, que en los últimos cinco años ha recibido 1,7 millones de euros del Estado en subvenciones públicas, sin que la mayor parte hayan sido justificadas. O celebrando misas el 20N en homenaje a Franco y José Antonio Primo de Rivera, en el Valle de los Caídos y en muchas otras iglesias de la geografía española. ¡Hacen impunemente apología del franquismo!

El PSOE y la Memoria Histórica. ¡Basta de medias tintas!

Desgraciadamente el PSOE vuelve a hacer lo mismo que ha hecho durante años, una política de gestos que supone dar alas a la derecha y que no restituye realmente la memoria y dignidad de las víctimas de la dictadura. Durante más de 20 años de gobiernos socialistas, con Felipe González, no se hizo absolutamente nada. Al revés, se continuó protegiendo a los torturadores y asesinos de la dictadura, como hemos visto con Billy el niño. Posteriormente, con Zapatero, se aprobó la Ley de Memoria Histórica, completamente insuficiente, ya que no incluyó la investigación de los crímenes del franquismo, la apertura y exhumación de las más de 2000 fosas comunes existentes,  y la condena real de la apología del régimen franquista, tal y como se ve con las numerosas calles que aún mantienen los nombres de criminales franquistas. Y ahora vemos de nuevo la misma aptitud, envalentonando a la derecha y a la extrema derecha, exigiendo la Fundación Francisco Franco que sea enterrado incluso con honores militares.

Exigimos que Franco sea exhumado del Valle de los Caídos, por supuesto, pero no para ser enterrado en la Almudena, a la vista de todos y para que sea homenajeado por los fascistas, sino incinerado sin que pueda establecerse un lugar para su culto. Pero también exigimos que se expropie a la familia Franco, que obtuvo todo su patrimonio ilícitamente durante la dictadura, y que se ilegalicen y disuelvan todas las organizaciones que exalten el franquismo y el fascismo, como Falange Española o la Fundación Francisco Franco. Y también que se acaben con los privilegios de la Iglesia Católica, y que se organice una Comisión de la Verdad que investigue los crímenes del franquismo, y los crímenes de la Iglesia Católica durante y después del franquismo, empezando por los casos de pederastia y el robo de bebes. ¡Eso es lo que debería hacer un Gobierno del cambio!

¡Basta ya de impunidad!


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos