¡Si nos tocan a una nos tocan a todas!

El lunes 27 de Febrero diferentes colectivos sociales, obreros y juveniles de Barcelona nos manifestábamos en las puertas del Hotel Hilton Diagonal Mar convocados por el colectivo de camareras en lucha por sus derechos Las Kellys de Barcelona. El motivo inmediato de la concentración era denunciar el despido de 5 compañeras que trabajan como camareras en el Hilton por exigir sus derechos, la sanción contra una sexta trabajadora y la situación de amenazas y acoso laboral que sufren el resto de trabajadoras.

Durante la concentración, compañeros de Esquerra Revolucionaria y el Sindicat D’Estudiants entrevistamos a una portavoz del colectivo que denuncia cómo esta situación de acoso a las trabajadoras por parte de las cadenas hoteleras es normal y nos explica cómo se ha desarrollado este colectivo, que agrupa a uno de los sectores más explotados de las mujeres trabajadoras y se ha convertido en ejemplo de combatividad y dignidad para el conjunto del movimiento obrero.

P: Explícanos porqué habéis convocado esta movilización.

R: La situación que estamos denunciando no se da únicamente en Barcelona, del mismo modo que la situación concreta del Hotel Hilton Diagonal Mar que hoy nos reúne no es ninguna excepción en los hoteles de la ciudad. Toda la dinámica de sobrecargar a las trabajadoras, incluso de presionarlas y acosarlas laboralmente. Porque a veces hay un control del trabajo pero siempre ese control se ejerce con presión. Incluso asignar las peores tareas, las más penosas, a las trabajadores que exigen sus derechos, eso está pasando en muchos hoteles de la ciudad. La profesión de camarera de piso es dura, siempre ha sido dura, pero todo el proceso de externalizaciones lo que hace es agravar mucho más una situación que ya era mala. Se pierden derechos, se pierde salud, se pierde salario también.

P: ¿En qué consiste la externalización?

R: La externalización significa que la empresa, el hotelero, lo que hace es incorporar a una empresa entre medio de sí mismo y la trabajadora que en la práctica lo único que hace es firmar nóminas. Porque toda la gestión del departamento de pisos se sigue haciendo bajo el criterio del propio hotel, porque las habitaciones son del hotel. El hotel realmente no se desentiende de poner su criterio. Las externalizaciones son un mecanismo para, lo poco que llegaba a estar regulado, desregularlo completamente. Con ellas, incluso, las trabajadoras nos quedamos sin representación colectiva en los comités de empresa de los hoteles y la situación de explotación, indefensión, etc. se agrava.

P: ¿Cómo empezáis a organizaros las Kellys?

R: La chispa principal es el hartazgo. Llega un punto en el que toda esta precarización del empleo, las externalizaciones y demás, se empiezan a replicar entre los hoteles porque permite bajar el precio de las habitaciones. ¡Una vez que eso se hace legal a ver que hotel no se apunta al carro! Las trabajadoras empezamos a darnos cuenta: “Esto no es sólo un problema mío, ni en mi hotel, ni siquiera en mi ciudad”. Somos un montón y todas tenemos las mismas dolencias físicas a consecuencia de la sobrecarga de trabajo. Que si una hernia discal, que si me automedico, que si tengo un cuadro de depresión…A partir de aquí, de compartir unos primeros testimonios, muchas veces se hacía a través de Internet con la sensación de mayor seguridad que da el anonimato,.. Hay camareras de piso que queremos dar un paso más allá, empezar a quedar, empezar a reunirnos, también para conocernos. Poco a poco en esas reuniones ya no se hablaba tanto de “!qué mal estoy!” sino de “¿qué hacemos para cambiar esto?”. Hacer visible la situación la que estamos. Un poco así fue como empezó. Nosotras en Barcelona en concreto hace algo más de un año que nos venimos reuniendo de forma regular.

P: ¿Qué apoyo estáis teniendo?

R: Estamos en contacto con un montón de colectivos que nos apoyan en la ciudad. Plataformas por el derecho a la salud, colectivos feministas, empleadas del hogar, cuidadoras,…También con colectivos por la defensa de las personas migrantes. Hacemos redes de apoyo mutuo para ocasiones como esta, que era la primera vez que convocábamos. Ahí te das cuenta de que ese trabajo invisible que vas haciendo durante un año tiene resultados.

P: ¿Cuáles son vuestras reivindicaciones?

P: Acabar con la externalización, eso por supuesto. Y mejorar el convenio de hostelería, que se está negociando en este momento. Jubilación anticipada, reconocimiento de las enfermedades laborales, que se reconozca nuestro trabajo como profesión de riesgo.

P: ¿Tenéis participación en esa negociación?

R: El convenio lo negocian en este momento los dos sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT) con la patronal. Hemos llegado a tener alguna información por su parte. Creemos que es importante luchar por un convenio que recoja los derechos de todos los trabajadores y los blinde pero la situación en este momento de las camareras es tan difícil que tenemos urgencias de ya. Creemos que acciones directas como la de hoy (buscando visibilizar nuestra situación, denunciando las condiciones que estamos sufriendo y recogiendo el apoyo de distintos colectivos sociales) son una forma de introducir nuestras reivindicaciones en la mesa.


logo octubre17

REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos