Casi todas las compañías auxiliares incumplen los llamados acuerdos de 2001 (que fijan unas condiciones salariales mínimas para los trabajadores subcontratados dentro del astillero), obligan a jornadas excesivas, se deteriora la prevención, etc. Incluso hay compañías en las que operarios de la misma categoría cobran diferentes salarios (los que no fueron despedidos mantuvieron sus condiciones anteriores y los que fueron al paro están perdiendo hasta 400 euros mensuales). En alguna están pagando 11 euros brutos por hora trabajada, incluido el prorrateo de las pagas extra y de las vacaciones.
En este contexto, la protesta era inevitable. Los trabajadores de compañías acordaron un calendario de movilizaciones para febrero, de paros de una hora y media los días 19, 24 y 26. Además, solicitaron al comité de empresa de Navantia-Ferrol que los trabajadores de la principal se sumasen el 26 al paro, para así verse arropados porque las presiones patronales para que no se secunden los paros son enormes. El comité de empresa de Navantia apoyó ese paro, aunque sin convocar una asamblea general de la principal para tomar una decisión, sino que se limitó a poner un comunicado en los tablones de anuncios haciendo un llamamiento a la plantilla de Navantia a secundar al paro. Varios cientos de trabajadores de la principal lo secundamos y participamos en una concentración-asamblea porque tenemos claro que la lucha para mejorar las condiciones laborales de la industria auxiliar es la misma que nuestra lucha para defender nuestras conquistas.
El 26 de febrero los trabajadores del astillero, principal y compañías, nos hemos movilizado juntos para reivindicar unas mejores condiciones laborales dentro de las murallas. Esa fecha debe marcar un punto de inflexión para acabar con años de divisiones artificiales entre trabajadores, divisiones que el comité de Navantia no sólo nunca combatió, sino que con frecuencia fomentó. Sólo con un enfoque de clase se puede hacer frente a la situación que estamos sufriendo. La unidad es más necesaria que nunca para hacer frente a los innumerables ataques de los empresarios y el gobierno del PP.


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos