Las marchas de mujeres llenan las calles de EEUU y de decenas de países

Se calcula que 4 millones de personas llenaron las calles de las principales ciudades norteamericanas. La Marcha de las Mujeres, fue convocada a través de las redes sociales para defender la igualdad y los derechos de las mujeres frente a un presidente misógino y una administración que pretende acabar con derechos como el aborto, la reproducción asistida o la planificación familiar, finalmente se convirtió en una movilización sin precedentes de oposición a Donald Trump y su reaccionaria administración.

Más de 500.000 en Washington DC; 750.000 en Los Ángeles; 250.000 en Nueva York; más de 100.000 en Denver; 130.000 en Seattle; 150.000 en Boston; 100.000 en Portland; 250.000 en Chicago; 75.000 en Madison, 100.000 en Oakland; 50.000 en San Francisco; 60.000 en Atlanta; 90.000 en Saint Paul (Minesotta); 50.000 en Austin (Texas), incluso en la Antártida el personal de la base estadounidense participó en la protesta. Han sido las protestas más grandes de la historia de EEUU, superando a los 600.000 que en 1969 protestaron contra la guerra de Vietnam, a los 250.000 que lo hicieron para escuchar a Martin Luther King, al millón que se reunió en Nueva York contra las armas nucleares o al millón que en 1993 exigía los derechos de la comunidad LGTBQ.

No solo hubo protestas en EEUU, en total se realizaron en 600 ciudades de los cinco continentes, convirtiéndose en la protesta mundial más importante desde 2003, año de las protestas contra la guerra de Iraq. La más numerosa fuera de EEUU fue la de Londres con 100.000 personas, pero también hubo en otras ciudades como Bristol, Manchester, Liverpool o Belfast. Hubo protestas en Bélgica, Francia, Checoslovaquia, Dinamarca, Alemania, Grecia, Italia, India, Israel, Sudáfrica, Kenia, Australia, Canadá, México, Japón o Corea del Sur.

En el Estado español el Sindicato de Estudiantes ha llevado a cabo una campaña de solidaridad con los estudiantes norteamericanos que el día 20 participaron en un paro estudiantil contra Trump convocado por los compañeros de Socialist Students, la organización estudiantil de Socialist Alternative, sección estadounidense del CIT. En las jornadas de solidaridad organizadas por el Sindicato de Estudiantes, celebradas el 19 20 y 21 de enero, participaron cientos de institutos de todo el Estado y hubo concentraciones en las principales ciudades. En Madrid, por ejemplo, el sábado 21, más de cien personas se concentraron frente a la embajada de EEUU, a la concentración se sumó Izquierda Revolucionaria y asistieron representantes de colectivos como los trabajadores de CocaColaen Lucha o de La Comuna, demostrando una vez más que la solidaridad no conoce fronteras.

Hace unas semanas Donald Trump prometió que su investidura batiría todos los récords y lo ha conseguido, aunque quizá no de la forma que le gustaría. Acaba de llegar a la presidencia y ya es el más impopular de la historia con una tasa de aprobación inferior al 40%. La reacción de Trump a las protestas ha sido esperpéntica, su portavoz en una rueda de prensa la misma tarde del 21 acusó a la prensa de “minimizar el enorme apoyo que congregó” Trump el día anterior. La respuesta en las redes sociales y medios de comunicación fue inmediata, un aluvión de fotografías que demostraban la escasa asistencia al acto de juramento y las gradas vacías durante el desfile posterior a la investidura. La respuesta de la Casa Blanca fue aún más ridícula ya que para demostrar que Trump congregó a más gente ¡colocaron fotografías de la investidura multitudinaria de Obama en 2009!

Trump en su primer discurso como presidente calificó ese día como histórico porque el poder estaba “devolviéndoselo a ustedes, el pueblo”, pero la primeras medidas aprobadas por su administración dejaron muy claro su carácter reaccionario y quiénes serían los verdaderos beneficiarios de su política, aparte de amenazar a la prensa avisando que tuvieran cuidado con lo publicaban porque lo pagarían, eliminó la financiación pública al programa sanitario Obamacare y subió los gastos de las hipotecas que afectarán a los que tengan ingresos más bajos. Se ha anunciado que en los próximos días se conocerán los recortes que sufrirán cada uno de los departamentos o qué programas serán directamente eliminados, el objetivo es recortar 10,5 billones de dólares en los próximos diez años.

Después del triunfo de Donald Trump se habló mucho del giro a la derecha en EEUU y del final de la movilización de masas que caracterizó el año 2016 con la campaña de Bernie Sanders. Las protestas masivas de estos tres últimos días son sólo una muestra de la amplia oposición popular hacia Trump y su gobierno. Son el preámbulo de lo que veremos en el próximo período. Cuando Trump intente aplicar su política ultra reaccionaria se encontrará con movimiento de masas dispuesto a luchar con uñas y dientes contra cualquier ataque a sus condiciones de vida y para defender sus derechos democráticos y sociales.

Ver galería de fotos en The New York Times


logo octubre17

REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Vídeos

Libres y Combativas en el 8 de Marzo


Teoria Marxista

enlaceClasicos