huelga-comida-rapidaEl pasado 29 de agosto cerca de 13 millones de trabajadores del sector de la comida rápida estadounidense fueron llamados a paralizar sus respectivos restaurantes en una histórica huelga que pone el broche de oro a casi un año de movilizaciones que comenzaron en el mes de noviembre.

La reivindicación fundamental de estas movilizaciones es una subida salarial para pasar de los míseros 8,94 dólares por hora que se cobra de media en este sector (en algunas zonas es de 7,35 dólares) a 15 dólares por hora. Hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría de los trabajadores del sector no supera las 25 horas de trabajo semanal lo que supone que un empleado con este salario lleva a casa unos 10.000 dólares anuales con los que debe pagar vivienda, seguro médico y mantenerse, esto sin contar que no tenga terceras personas a su cargo. Muchos tienen que hacer jornadas de 50 o más horas semanales en distintos empleos para poder subsistir. Mientras, los directivos de estas empresas ganan sueldos millonarios, por ejemplo, David Novak (Pizza Hut y Taco Bell) el año pasado recibió una compensación salarial de 29,4 millones de dólares, 14.134 dólares la hora, ¡dos mil veces más que el salario mínimo!
La patronal plantea que estas reivindicaciones están alejadas de la realidad, que operan con “estrechos márgenes” de beneficio y que salarios más elevados supondría una subida de los precios de los productos, menos oportunidades para los que buscan empleo e incluso despidos en algunos restaurantes.
Es realmente sorprendente este argumento teniendo en cuenta que en algunos productos el margen de beneficio oscila entre un 80% y un 90%. Por poner un ejemplo, la mundialmente conocida hamburguesa Big Mac cuesta en EEUU unos 4,20 dólares. Un trabajador tarda en elaborarla cerca de minuto y medio (en realidad no hace una sola sino entre dos y cuatro), el trabajador que la vende tarda aproximadamente otro minuto y medio en atender a un cliente y en servirle su hamburguesa. Por tanto, el salario por hora de estos dos trabajadores estaría cubierto en aproximadamente ocho minutos de su trabajo. Según la revista Time, desde 2009 los márgenes de beneficio de este sector se han más que doblado.

Por una organización sindical combativa

Los trabajadores en huelga de las distintas empresas han anunciado que ya se están organizando para formar sindicatos que les permitan estar en mejores condiciones a la hora de hacer frente a las exigencias de la patronal en la negociación de mejoras laborales y salariales sin soportar represalias tanto de franquicias como de las empresas matrices. Esta huelga se suma a la también histórica de los trabajadores de Wal-Mart, el minorista más grande del mundo que agrupa a decenas de miles de trabajadores y paradigma de la explotación laboral.
Esto supone un paso adelante extremadamente importante en la toma de conciencia de uno de los sectores más explotados que hasta ahora contaba con escasa tradición sindical. Además, esta huelga ofensiva representa claramente el potencial de lucha que existe entre la clase obrera estadounidense y la situación tan explosiva que se está cociendo de fondo en el país.


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos