Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en abril del año 2016 había declarado a México como uno de los países más peligrosos para las mujeres. Al año se denuncian 15,000 violaciones. Al día cuarenta mujeres denuncian haber sido atacadas sexualmente y solamente uno de cada 5 casos es resuelto, esta es una realidad que no se queda ahí pues al día se reportan alrededor de 6 mujeres asesinadas por cuestiones de género. Desde el año 1985 hasta el año 2014 se han reportado 50,000 mujeres asesinadas en donde el principal y único motor del delito fue su condición de mujeres.

Los feminicidios en México se han convertido en noticia de cada día, hace algunos años se hablaba de Ciudad Juárez como el peor lugar del país para que una mujer se estableciera, pues día con día madres de familia, hijas y esposas habían sido asesinadas o desaparecidas sin más, la mayoría de estos casos quedaron impunes, hoy en día casi todas las familias en esa entidad cuentan con una tragedia de esta índole.

Sin embargo, Ciudad Juárez ha perdido el lugar número uno en feminicidios, hoy es el Estado de México, bastión priísta por tradición, quien ha pasado a arrebatar este lugar, de 125 municipios en el EdoMex son 10 los que día con día dan la nota roja, el número uno es Ecatepec donde reconocer el feminicidio como delito requiere de muchas pruebas, pues en principio se cree que son asesinatos con causas ajenas a la condición de género.

En el Estado de México desde el año 2006 casi mil quinientas mujeres habían sido asesinadas con exceso de violencia, situación que se ignoró por completo, argumentando que primero se tenía que solucionar la violencia que se vivía en ese lugar en general, además las autoridades negaron la existencia de un problema de violencia de género en la entidad por lo tanto se concluyó rechazar la alerta de género. El sistema nacional de seguridad pública considera a la mayoría de casos como homicidios, por lo que es difícil tener una estadística exacta del número de feminicidios en esa entidad, sin embargo ha ido aumentando, se sabe que en un lapso de 5 años, entre 2005 y 2010 ocurrieron 922 feminicidios, posteriormente en un año, de 2011 a 2012 se reportaron 563 feminicidios, es un hecho alarmante.

Al no reconocer este problema, evidentemente para las autoridades no existe, por tanto no se investiga, no se evita, no se castiga a los agresores y la situación tiende a aumentar.

Ahora se han sumado más estados a la lista de alerta de género, entre ellos está Guerrero, Michoacán, Chihuahua, Jalisco y Oaxaca. Se ha sumado también Querétaro.

México ocupa el lugar número 25 de los países donde la situación de la mujer es sumamente vulnerable, los más peligrosos son Honduras, Guatemala, Venezuela, Colombia y Puerto Rico, el peor a nivel mundial es El Salvador.

Los feminicidios son un problema de género, pero sobre todo son un problema social al que no todas las mujeres estamos expuestas de igual manera, somos las mujeres que tenemos que salir a trabajar y estudiar día con día para ganarnos el pan, quienes nos arriesgamos en mayor medida, este sistema capitalista se ha encargado de perpetuar este tipo de agresiones, ha mantenido vigentes los problemas de género haciendo de la mujer un producto al servicio del género masculino y que por tanto tiene el derecho de ejercer el poder de la violencia sobre nosotras, cada día se cosifica más el cuerpo de las mujeres, no es casualidad que situaciones como la trata de blancas se de en mayor medida contra el género femenino, el único camino para que las mujeres podamos salir a las calles sin miedo es luchar por nuestra libertad.

¡Nos queremos vivas, libres y combativas!

 

 


logo octubre17

REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01