La huelga general estudiantil convocada por el Sindicato de Estudiantes y Libres y Combativas ha sido un éxito sin paliativos. Al huelgón, con más de un millón y medio de estudiantes vaciando las aulas y un seguimiento del 90% en secundaria, se han sumado las más de 60 manifestaciones que hemos celebrado en todos los territorios. ¡Más de 100.000 jóvenes hemos llenado las calles con nuestra fuerza! La determinación que hemos demostrado contra el machismo en las aulas, contra la violencia sexista, contra la justicia patriarcal, es también una clara advertencia al Gobierno de Pedro Sánchez. No nos conformamos con gestos ni con promesas. Basta de que este Gobierno mire a otro lado, de que no haga nada para acabar con el poder de la Iglesia Católica en la educación, de consentir su propaganda homófoba y sexista, de aceptar las sentencias escandalosas de una justicia franquista que permite que nos maten y que nos violen, y de mantener los recortes educativos, el abuso de las matrículas y la privatización de la enseñanza pública.

El paro ha sido multitudinario en los institutos: En torno al 90% en Galiza, en Asturias, en Euskal Herria, en Aragón, en Catalunya, en el País Valencià, en Andalucía, en Madrid, en Balears…, superando el 80% en Extremadura, en Canarias, en Cantabria, Murcia, Castilla y León y Castilla-La Mancha, Rioja…, y con un seguimiento muy fuerte en decenas de facultades de todo el Estado. Junto a esta respuesta, las manifestaciones han congregado a decenas de miles: 15.000 en Madrid, 15.000 en Barcelona, 5.000 en Bilbo y miles más en Euskal Herria, más de 15.000 en las capitales andaluzas y de 5.000 en las principales ciudades gallegas, de 7.000 en Valencia capital y de 2.000 entre Oviedo y Gijón, y decenas de miles en el resto de las manifestaciones.

En todas las manifestaciones el ambiente ha sido muy combativo y lleno de entusiasmo. Nos hemos quedado roncas y roncos de gritar, coreando consignas como “Mi falda más larga no provoca nada”, “con o sin ropa mi cuerpo no se toca”, “no es no, lo demás es violación”, “educación sexual sí, religión no”, “gobierne quien gobierne los derechos se defienden”, “la lucha será feminista o no será” y muchas más. También nos hemos emocionado con la presencia de cientos de jubilados, de veteranas luchadoras y luchadores que se han manifestado a nuestro lado convocados por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones. Sus intervenciones en las manifestaciones nos han llegado al corazón, su lucha por la defensa de las pensiones dignas es una inspiración y su lema “gobierne quien gobierne las pensiones se defienden” es también el nuestro.

También hemos contado con el apoyo de decenas de colectivos feministas, LGTBI, y de mujeres en lucha acompañándonos en esta jornada, como Las Kellys Barcelona, la Plataforma Libres De Essure España, Feminicidio.net, la Asamblea Feminista Unitaria Sevilla… o activistas como Amelia Tiganus, superviviente de trata y la prostitución, que hizo una intervención vibrante en la manifestación de Madrid.

Queremos destacar la presencia de miles de nuestros compañeros, que se han movilizado con nosotras en una huelga unitaria y están en primera línea frente a las agresiones a los derechos de las y los jóvenes LGTBI, dando juntos la batalla contra el machismo en las aulas y los prejuicios sexistas.

Desde el Sindicato de Estudiantes y Libres y Combativas no vamos a parar hasta obligar a este Gobierno que ponga en marcha una asignatura de educación sexual inclusiva, evaluable y obligatoria en todos los centros de estudio, tanto públicos como privados, para educar contra el machismo y el sexismo, el maltrato y la cultura de la violación, contra la homofobia y las transfobia; hasta que se eliminen de todas las normativas internas de los centros de estudio cualquier referencia sexista y represiva a nuestra forma de vestir, recogiendo explícitamente el respeto a la libertad sexual de todas las personas, de los derechos del colectivo LGTBI; para que se adopten medidas disciplinarias contundentes contra aquellos profesores que en institutos y universidades, aunque son minoría, mantienen actitudes machistas y sexistas; y para que se dejen de medidas cosméticas y deroguen de una vez por todas la LOMCE, se ponga fin a los recortes educativos y se consiga la gratuidad de la enseñanza pública desde la enseñanza infantil hasta la universidad.

La lucha contra el sexismo, el machismo y el sistema capitalista, que lleva estas lacras grabadas en su ADN, va a continuar y desde el Sindicato de Estudiantes y Libres y Combativas la vamos a impulsar defendiendo la única bandera que puede llevar adelante esta lucha: ¡la del feminismo revolucionario y anticapitalista!


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01