Cuando toda la sociedad estaba conmocionada ante esta terrible noticia, asistimos  a las escandalosas declaraciones del alcalde de Málaga, del Partido Popular, tratando de quitarle hierro a lo sucedido al explicar que “hay más de mil violaciones al año en España”. Estas declaraciones reflejan perfectamente la concepción que tiene el Partido Popular sobre la violencia contra las mujeres, que tras 36 mujeres asesinadas en 2014 por la violencia machista se permite hablar con esa ligereza de un hecho tan grave. Con declaraciones como estas, que dejan ver cómo para la derecha la violencia contra las mujeres  es algo “normal” en la vida cotidiana, una anécdota sin importancia, se crea el clima que alimenta  precisamente que se sigan produciendo agresiones de este tipo.

A esta lamentable explicación se unían horas después  los  “consejos”  para evitar violaciones que el Ministerio del Interior publicó al calor de este terrible suceso. Según el Ministerio, las mujeres pueden evitar las violaciones si se compran un silbato, echan las cortinas o evitan hacer auto-stop. Resulta completamente bochornoso el mensaje que encierran estas recomendaciones, responsabilizar a las mujeres de sufrir agresiones. Para la derecha, si las mujeres estuvieran encerradas en casa se acabarían los problemas: el mismo tratamiento que hacía la dictadura franquista cuando se argumentaba que la culpa era de las mujeres por salir solas o ir provocando.

A pesar de que en estos últimos días se ha generado una gran confusión sobre este suceso, las organizaciones abajo firmantes queremos denunciar la violencia machista de la que las mujeres son víctimas de forma constante. Estamos seguros de que la joven no ha hecho la denuncia de una forma gratuita y que ha tenido que vivir una experiencia lamentable.

Desgraciadamente en las últimas horas hemos podido conocer otra terrible noticia sobre la denuncia del intento de violación de una joven en Gandía a manos de cuatro individuos. Este es el precio que se paga por tratar con la impunidad que hemos visto en estos días las agresiones y la violencia contra las mujeres. Es absolutamente escandaloso que en el año 2014 tengamos que escuchar argumentos más propios de la época franquista, cuando la mujer era tratada como un ser inferior con la que se podían cometer todo tipo de brutalidades y que estaba obligada a callar. A esa época es a la que nos quiere devolver la derecha, que también recorta los derechos de la mujer y les impone sus recortes y sus ataques que, como al resto de jóvenes y trabajadores, nos condena al paro, a los desahucios y la precariedad. La doble moral de la derecha no tiene límites: se oponen a que las mujeres puedan decidir su maternidad, pero si son violadas o agredidas lo tratan como una cuestión menor.

Las organizaciones firmantes queremos denunciar la situación a la que el Partido Popular ha llevado las fiestas de la Feria de Málaga. Todos hemos podido comprobar cómo el PP de la mano de los grandes empresarios de la hostelería se ha encargado en los últimos años  de imponer un modelo de feria que nada tiene que ver con el que estas fiestas populares tenían en su origen. El objetivo  de la feria  ya no es celebrar una fiestas populares en la que las familias puedan ir a divertirse y disfrutar de su tiempo libre. El objetivo es lucrarse económicamente y lo hacen a cualquier precio: a través de condiciones laborales de explotación salvaje, de salarios miserables, en una feria en la que el acohol y la droga se convierten en muchas ocasiones en protagonistas. Un ocio embrutecedor que provoca la degradación y la violencia en la feria de Málaga. Las consecuencias de esto se dejan notar en las calles del recinto ferial en las que la embriaguez extrema, las trifulcas, la inseguridad y las peleas son cada vez más habituales. Es en este caldo de cultivo en el que se preparan las condiciones para que sucedan todo tipo de agresiones.. Para el PP y los grandes empresarios hosteleros, todo esto da igual, los negocios son lo primero.

Desde las organizaciones firmantes nos solidarizamos con la joven trabajadora agredida en Málaga, con la joven agredida en Gandía y con todas las mujeres que sufren o han sufrido cualquier tipo de violencia.

¡Dimisión de Francisco de la Torre, alcalde de Málaga!
¡Juicio y castigo ejemplar para los que agreden a las mujeres!
¡No a la violencia contra las mujeres!
¡Basta ya de impunidad!


Organizaciones firmantes: CCOO – UGT –  Podemos Málaga – Sindicato de Estudiantes – CGT- Izquierda Anticapitalista –El Militante -  Coordinadora de Inmigrantes de Málaga – Izquierda Socialista


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01