EEUU

  • El 16 de septiembre cerca de 50.000 trabajadores de General Motors (GM), la mayor empresa de automoción en EEUU, salieron a la huelga paralizando la producción en 33 fábricas y 22 centros de distribución en nueve estados. Esta huelga, que ha entrado en su segunda semana, es la más larga desde hace 50 años. La empresa está sufriendo pérdidas millonarias y ha tenido que cerrar dos de sus fábricas en Canadá debido a la falta de componentes.

  • La prueba de la bomba norcoreana del pasado 3 de septiembre, la más poderosa hasta la fecha, y la belicosa reacción de EEUU, subrayan la situación volátil y peligrosa que existe en la península y en toda la región.

  • El huracán Harvey y la inundación es un desastre natural agravado terriblemente por el capitalismo. Dos embalses construidos hace ochenta años con un mantenimiento insuficiente crónico por parte de los distintos gobiernos no han podido soportar la tremenda cantidad de agua que ha caído, inundando muchas casas que de otra manera habrían soportado la lluvia.

  • La violencia supremacista blanca de este pasado fin de semana en Charlottesville y en todo el país ha actuado como despertador colectivo. Es necesario construir una izquierda poderosa que desafíe la violencia racista, la intimidación justiciera y las intolerantes políticas del gobierno Trump.

  • El despido del director del FBI James Comey ha llevado a una espiral de crisis política en Washington. Las profundas divisiones en el establishment político y del aparato del Estado se han agudizado aún más debido a las acciones autoritarias de Trump. Decenas de millones de personas que se oponen totalmente a la agenda racista, machista y contraria a la clase trabajadora de Trump —y que no tiene ningún mandato democrático—, ya han tenido suficiente y simplemente quieren que se vaya.

  • Incluso antes de ser investido presidente, el carácter xenófobo, racista y misógino de Donald Trump unido a su política reaccionaria ha provocado una impresionante movilización que continúa tres meses después de su llegada a la Casa Blanca. Además, el giro dado en la política exterior y sus formas autoritarias sigue profundizando las divisiones entre la clase dominante.

  • Aparte del caos y la confusión que han caracterizado las primeras semanas de presidencia de Donald Trump, lo que también ha quedado claro es cuál será su agenda política. Por un lado, masivas bajadas de impuestos a los ricos y eliminación de todo tipo de regulaciones laborales, financieras o medioambientales; a la vez que se anuncia el incremento de 54.000 millones de dólares (casi un 10%) en el gasto militar, el mayor de la última década. Por otro lado, recortes brutales en sanidad, educación o bienestar social que empeorarán las condiciones de vida de los trabajadores.

  • Izquierda Revolucionaria ha tenido la oportunidad de entrevistar a Kshama Sawant. En 2013 fue elegida concejala en el ayuntamiento de Seattle por Socialist Alternative, tras una campaña en la que se movilizó a cientos de voluntarios con un programa de defensa del salario mínimo de 15 dólares la hora.

  • La aprobación por parte de Donald Trump de un decreto presidencial para impedir la entrada de inmigrantes en EEUU ha desatado una oleada de movilizaciones masivas por todos los EEUU. Ocupaciones de aeropuertos y manifestaciones multitudinarias en las principales ciudades han respondido a la política reaccionaria y racista de Trump.

  • La clase dirigente se encuentra profundamente dividida mientras explota la resistencia de masas

    Una de las administraciones norteamericanas más reaccionaria, intolerante y depredadora de la historia moderna ha tomado oficialmente el poder...

  • Las marchas de mujeres llenan las calles de EEUU y de decenas de países

    Más de 500.000 en Washington DC; 750.000 en Los Ángeles; 250.000 en Nueva York; más de 100.000 en Denver; 130.000 en Seattle; 150.000 en Boston; 100.000 en Portland; 250.000 en Chicago; 75.000 en Madison, 100.000 en Oakland; 50.000 en San Francisco; 60.000 en Atlanta; 90.000 en Saint Paul (Minesotta); 50.000 en Austin (Texas)...

  • Kshama Sawant es concejala en el ayuntamiento de Seattle por Socialist Alternative(CIT· EEUU)

    Hoy y este fin de semana, están teniendo lugar en todo el país y alrededor del mundo protestas, marchas masivas y paros estudiantiles. Cientos de miles de personas, quizá millones, protestan para enviar un mensaje poderoso, que estamos preparados para luchar contra Trump y la clase millonaria.

  • La victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales provocó una profunda conmoción entre decenas de millones de trabajadores progresistas, jóvenes, inmigrantes, mujeres, personas de color, musulmanes y el colectivo LGTBQ en EEUU. La lista de objetivos de la administración Trump cada vez está más clara, agravada con el aumento desde las elecciones de los crímenes de odio, junto al miedo y la ira en muchas comunidades...

  • A solo dos años de las protestas históricas en Ferguson, Missouri, el movimiento Black Lives Matter ya ha tenido un amplio y profundo impacto en la política estadounidense. Ningún aspecto cultural se ha quedado indiferente, y en 2016 celebridades como Beyoncé y Colin Kaepernick han llevado el racismo a los medios de comunicación y la sociedad...

  • 20 y 21 de enero #ResistTrump

    A continuación publicamos un llamamiento conjunto de la campaña internacional de protesta contra la política de Donald Trump coincidiendo con su juramento como Presidente de EEUU.

  • Tras ocho meses de protestas contra la construcción de un oleoducto que representaba una gravísima amenaza para sus condiciones de vida y para el medioamebiente, las comunidades indígenas sioux de Standing Rock (Dakota del Norte) celebraban el pasado domingo 4 de diciembre su victoria. Standing Rock se ha convertido ya para millones de jóvenes y trabajadores estadounidenses en un símbolo del poder de la lucha. Para la burguesía representa un aviso de lo que les espera.

  • Decenas de miles de personas salen a las calles

    El triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales ha provocado una profunda conmoción dentro y fuera de EEUU. La misma noche de las elecciones, nada más conocerse el resultado, decenas de miles de personas en Oakland, Las Vegas, Chicago, Portland, Boston, Filadelfia, Seattle, Nueva York o Los Ángeles salieron a las calles para expresar su oposición a las ideas reaccionarias y racistas de Trump.

  • La población en EEUU y en el resto del mundo se despertó con una de las noticias políticas más impactantes que se recuerdan, la elección de Donald Trump como presidente. Era la culminación de un ciclo electoral donde los norteamericanos corrientes se levantaron contra el establishment político y los efectos destructivos de la globalización y el neoliberalismo.


  • La victoria final de Donald Trump en las elecciones presidenciales norteamericanas ha supuesto una sacudida sísmica del sistema político norteamericano, pero sus consecuencias afectan también a la economía mundial y las relaciones entre las grandes potencias.


  • Las elecciones presidenciales norteamericanas del próximo 8 de noviembre marcarán una nueva etapa en la profunda crisis que vive EEUU desde hace años. Vienen precedidas por las elecciones primarias más polarizadas de las últimas décadas: en el frente republicano con la candidatura ultraderechista de Donald Trump y en el demócrata con la de Bernie Sanders, impulsada por la movilización de decenas de miles de personas.