Solidaridad con la lucha jornalera

¡Basta de represión contra los trabajadores del campo!

Retirada de todos los cargos contra los activistas del SOC-SAT

La realidad de las explotaciones agrícolas, particularmente en Andalucía, sigue marcada por la gran propiedad terrateniente. La concentración de la tierra en las manos de unos pocos condena a los trabajadores del campo a la eventualidad y a la realización de jornadas interminables a cambio de un jornal miserable. El azote del desempleo golpea también con especial virulencia a este sector, superando el 40% en las comarcas jornaleras.

Estas condiciones de vida han gestado un movimiento jornalero con una larga y combativa tradición de lucha que ha sido perseguido con saña por el aparato del Estado y el gobierno, tanto a nivel central como autonómico. El pasado verano, la organización mayoritaria de los trabajadores del campo, el Sindicato de Obreros del Campo-SAT, realizó un acto simbólico de “expropiación” de unos carros de comida en un centro de Mercadona con el objetivo de denunciar el hambre que acecha a miles de familias en los pueblos de Andalucía. Como era previsible, el gobierno del Partido Popular desató una brutal campaña represiva y de criminalización contra los activistas del SOC-SAT.

Pero los jornaleros y sus familias no se arredraron y la Marcha Obrera “Andalucía En Pie” convocada por el SOC-SAT encontró una respuesta masiva. A lo largo de dos semanas decenas de miles de personas acompañaron a los jornaleros en las principales zonas de la geografía andaluza y decenas de comités de empresa y secciones sindicales de todos los sindicatos de clase a lo largo del Estado transmitieron su solidaridad a la lucha jornalera y al SOC-SAT. Es importante subrayar que este incontestable éxito se produjo a pesar de las constantes provocaciones y la brutalidad practicadas por la policía que se saldó con decenas de detenidos.

Mientras miles de familias son condenadas a una vida de escasez, los terratenientes andaluces, una casta compuesta por la más rancia nobleza como la Casa de Alba, siguen monopolizando la propiedad de la tierra. A pesar del tiempo transcurrido y las concesiones parciales arrancadas a través de la movilización como es el caso del PER, la experiencia prueba que es imposible mejorar sustancialmente las condiciones de vida de los jornaleros mientras las grandes producciones agrícolas sigan es manos privadas.

Desde la Vª Conferencia Sindical de El Militante hacemos llegar toda nuestra solidaridad a los compañeros del SOC-SAT, al tiempo que exigimos la retirada de todos los cargos que pesan contra sus activistas. Al mismo tiempo, esta Vª Conferencia también considera que la única forma de poner en práctica una Reforma Agraria que solucione el problema del campo en Andalucía es cuestionando abiertamente la propiedad de la tierra, defendiendo la necesidad de expropiar, sin indemnización, los grandes latifundios, empezando por aquellas tierras que permanecen sin cultivar y percibiendo cuantiosas subvenciones por ello, y ponerlas a producir bajo el control de los propios trabajadores del campo.


Teoria Marxista

enlaceClasicos