El PSOE de Villaverde ha repartido en los últimos días una octavilla contra IU titulado "Una huelga en Villaverde con coacciones y amenazas", calificando a sus dirigentes de "dictadorcitos". Tras la campaña de la huelga general en el pueblo, basada en la información, en el debate y en el llamamiento constante a la unidad de los trabajadores y sus organizaciones, el único argumento que encuentran los defensores de los planes de ataque contra los trabajadores es el de los "piquetes violentos". La octavilla es tan lamentable que bien la podría firmar el PP, La Razón, la Cope, el Abc o Intereconomía o cualquier cacique de tres al cuarto. La referencia a las próximas municipales va al tema de fondo. Están muy preocupados porque, aparte de todo el trabajo con los parados y las fábricas en lucha, la huelga fue total en el pueblo. De hecho, el ayuntamiento estuvo cerrado y la mayoría sindical la tiene UGT, a cuyos compañeros, desde CCOO e IU, hicimos reiterados llamamientos a la unidad, que han dado sus frutos. En los próximos responderemos detalladamente a esta lamentable y reaccionaria campaña de la dirección del PSOE de Villaverde. De momento ahí va un extracto del comunicado para que todos se hagan su propia opinión:
"Desde este Partido, estemos de acuerdo o no con los principios que han inspirado esta huelga, reconocemos el derecho a la huelga de los trabajadores, pero al mismo tiempo, queremos denunciar los actos de acoso y amenazas sufridos por parte de algunos dirigentes de IU en Villaverde del Río, por los cuales bares y tiendas de nuestro pueblo, se vieron obligadas a cerrar, sin poder ejercer su derecho a la libertad y al trabajo.
"Implantar el miedo y las amenazas (eso sí, cuando van arropados, porque solos no se atreven) no es democracia. Ya hemos sufrido duranteaños una dictadura como para que nos vengan dictadorcitos.
"¿Harán lo mismo en las próximas elecciones municipales para conseguir votos?
"¡Así no!".


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas