Estamos cansados de escuchar la monserga de que los trabajadores vivimos por encima de nuestras posibilidades. Sin embargo, datos publicados recientemente (el Informe sobre la Riqueza en el Mundo 2014 y la Encuesta Anual de Estructural Salarial 2013 del INE) indican que son otros quienes viven muy por encima de lo que se merecen.

El número de grandes fortunas españolas aumentó en 2014 un 10%, por encima de la media mundial, que fue de un 7%, y de la europea, que fue “solamente” del 4%. Desde el inicio de la crisis en 2008, el número de ricos en España aumentó un 40%, 50.000 más. Con razón dice Rajoy que España es la economía europea que más crece: ¡desde su perspectiva de clase, es cierto!
¿De dónde sale toda esa riqueza que los capitalistas acumulan crecientemente? De los bolsillos de los trabajadores. El Instituto Nacional de Estadística ofrece datos muy reveladores:

En 2013, el salario medio bajó por primera vez en 64 años, situándose en 1.634 euros mensuales.

  • El salario medio anual de los trabajadores eventuales disminuyó en 460 euros.
  • El salario más habitual fue de 15.550 euros brutos anuales, que, dividido entre 14 pagas, nos da 1.107 euros brutos mensuales, de los que hay que descontar impuestos, cotizaciones sociales, etc.
  • El 46,2% de los trabajadores cobraban como mucho el doble del salario mínimo, tres puntos más que en 2008. Y el 40% cobraban menos de 1.000 euros.
  • El porcentaje de quienes cobran el SMI o menos siguió creciendo, alcanzando ya el 13,28% del total.

Estos datos corroboran el panorama de caída acusada de los salarios, hasta el punto de que, por primera vez en la historia, los jubilados cobran de media más que los trabajadores en activo, un dato aberrante que refleja muy a las claras la brutal degradación de las condiciones laborales.
Y precisamente por toda esta cruda realidad, los empresarios y sus lacayos se están forrando. Basten dos datos:

  • Las empresas del Ibex-35 ganaron en el primer trimestre de este año un 38,18% más que en el mismo período de 2014.
  • Los sueldos de los directivos aumentaron en 2013 un 6,96%, acumulando una subida del 16,9% desde que comenzó la crisis.

Pero el capital es insaciable y nada le es suficiente. Ya sea desde fuera (la UE o el FMI) o desde dentro (el PP, la CEOE o el Banco de España), siguen con su monserga para intentar convencernos de que los recortes son por nuestro bien. Hay que rechazar de plano todo su discurso ideológico, organizarnos para dotar a nuestros sindicatos de la dirección combativa que esta situación demanda, echar al gobierno del PP y sacarle las palancas de la economía al puñado de buitres que la controlan.


Teoria Marxista

enlaceClasicos