Los trabajadores del Centro de Internamiento de Menores Infractores (CIMI) San Francisco de Asís desde hace años, hemos trabajado en el centro todos los años con contratos de distinta duración. Esta periodicidad hace que legalmente tengamos que ser reconocidos como personal laboral indefinido no fijo de la Junta de Andalucía. Sin embargo, al no ser contratados este año para cubrir la campaña de sustituciones de vacaciones estivales, en la práctica hemos sido despedidos.

Hemos acudido a los tribunales para exigir que se reconozcan legalmente nuestros derechos: ser personal laboral indefinido no fijo de la Junta y ser readmitidos en nuestros puestos de trabajo del CIMI San Francisco de Asís. El primer juicio se celebrará el 9 de noviembre y, aunque cada trabajador afectado ha tenido que denunciar por separado, participaremos todos en cada una de las citas judiciales.

El problema, los recortes y privatizaciones de la Junta de Andalucía

Nuestra situación no es un hecho aislado sino que responde a las políticas de recortes y privatizaciones, a los EREs y destrucción de derechos laborales que está llevando a cabo la Junta de Andalucía en todo el sector público. En los presupuestos de 2012 se recortaron 2.500 millones de euros en gasto público. Al año siguiente el tijeretazo fue de 1.000 millones en sanidad y 600 en educación, con un extra de 4.502 profesores interinos despedidos. En los presupuestos de 2014 Andalucía fue de las comunidades que más recortó porcentualmente en sanidad y en educación. Y en 2015 no se ha recuperado ni un solo céntimo del dinero perdido en gastos sociales. A esto se suman los más de 10.000 empleos destruidos en la administración andaluza en 2014 y los derechos laborales suprimidos a los empleados públicos.
Hay más de un ejemplo de denuncias del sector público ganadas en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, como los 787 agentes locales de promoción de empleo y otros 413 trabajadores del plan de Medidas Extraordinarias para la Mejora de la Empleabilidad que, sin embargo, siguen sin recuperar sus empleos por la negativa de la Junta a ejecutar las sentencias.
La única forma de revocar nuestros despidos encubiertos es acompañar nuestras demandas judiciales con la movilización hasta que recuperemos nuestros empleos.
Hemos hecho un llamamiento a todos los colectivos afectados por los recortes y privatizaciones de la Junta, sobre todo a aquellos en lucha, a unirnos en defensa de un empleo estable y unos servicios públicos de calidad, creando la Plataforma de Colectivos en Lucha. Ya han tenido lugar las primeras movilizaciones como la manifestación celebrada el 29 de septiembre en Málaga con presencia de los trabajadores despedidos del CIMI San Francisco de Asís, monitoras escolares, intérpretes de lengua de signos, integradores sociales y profesores técnicos de FP despedidos este año. Además, en los próximos días nos reuniremos para discutir y votar el manifiesto de la Plataforma.
Nuestra determinación es unificar todos los conflictos del sector público y dar la mano a los de la empresa privada para luchar por un trabajo digno y estable.


Teoria Marxista

enlaceClasicos