210406 13
  • Para defender salarios y pensiones dignas, rescatar los servicios públicos y nacionalizar las eléctricas  ¡Hay que organizar ya la huelga general!

    Para defender salarios y pensiones dignas, rescatar los servicios públicos y nacionalizar las eléctricas ¡Hay que organizar ya la huelga general!

  • Un Bonaparte para conquistar el mundo. El capitalismo chino y la lucha por la hegemonía

    Un Bonaparte para conquistar el mundo. El capitalismo chino y la lucha por la hegemonía

  • La crisis que no cesa. La economía mundial ante el abismo

    La crisis que no cesa. La economía mundial ante el abismo

  • Nueve meses de guerra en Ucrania: Rusia se atrinchera y la “unidad” occidental hace aguas

    Nueve meses de guerra en Ucrania: Rusia se atrinchera y la “unidad” occidental hace aguas

  • La nueva izquierda reformista ante la guerra imperialista

    La nueva izquierda reformista ante la guerra imperialista

  • Lenin y la Revolución de Octubre

    Lenin y la Revolución de Octubre

  • Lenin y la cuestión nacional ucraniana. Guerra, revolución y contrarrevolución

    Lenin y la cuestión nacional ucraniana. Guerra, revolución y contrarrevolución

  • La lucha de clases en la época de decadencia imperialista

    La lucha de clases en la época de decadencia imperialista

  • ¿Por qué Izquierda Revolucionaria?

    ¿Por qué Izquierda Revolucionaria?

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9


c617x266_sindicatosmetro.jpgSolidaridad con la huelga de metro de Madrid

Hoy lunes 5 de julio compañeros del Sindicato de Estudiantes y de la corriente marxista El Militante, hemos acudido a las asambleas que los trabajadores de metro han realizado en las cocheras de Plaza de Castilla para mostrar nuestra solidaridad con su justa lucha.Hemos repartido un nuevo panfleto apoyando la huelga y el manifiesto de apoyo firmado por sindicalistas de todo el estado. A continuación publicamos el panfleto que hemos repartido. El manifiesto ya está colocado en esta misma web desde hace algunos días.

Solidaridad con la huelga de metro de Madrid

Hoy lunes 5 de julio compañeros del Sindicato de Estudiantes y de la corriente marxista El Militante, hemos acudido a las asambleas que los trabajadores de metro han realizado en las cocheras de Plaza de Castilla para mostrar nuestra solidaridad con su justa lucha.Hemos repartido un nuevo panfleto apoyando la huelga y el manifiesto de apoyo firmado por sindicalistas de todo el estado. A continuación publicamos el panfleto que hemos repartido. El manifiesto ya está colocado en esta misma web desde hace algunos días.


¡Continuar la lucha hasta vencer!

c617x266_sindicatosmetro.jpgLa huelga de metro de Madrid está causando un gran impacto y está siendo seguida con enorme interés por millones de trabajadores en la capital y en todo el estado: 7.600 trabajadores han respondido como un solo puño el ataque del gobierno del PP de la Comunidad de Madrid (CAM), que ha pretendido imponer un recorte salarial del 5% rompiendo el convenio firmado en 2009. Un ataque brutal que no es un hecho aislado sino parte de una ofensiva general contra la clase obrera: plan de ajuste, reforma laboral, ampliación de la edad de jubilación, por citar algunos de los ejemplos más destacados.

Un ejemplo de fuerza y combatividad

Lo primero que habría que destacar de este conflicto es la decidida e inquebrantable voluntad de lucha de los trabajadores: su decisión de no aceptar la imposición de unos servicios mínimos abusivos -ese gran piquete antihuelga legal que utiliza la patronal y la administración para reventar nuestras luchas-, es una muestra de ello. Una vez más son los hechos los que se encargan de desmentir las afirmaciones sobre la supuesta resignación de los trabajadores o su falta de conciencia de la clase obrera, repetidas hasta la saciedad por muchos dirigentes sindicales para justificar su falta de respuesta frente a los ataques del gobierno y la patronal. ¡Qué lección inapelable están dando los trabajadores del Metro al respecto!

Los trabajadores del Metro han señalado el único camino por el que se pueden derrotar estos ataques: el de la movilización obrera consciente, organizada, masiva y contundente. Después de dos años de crisis y de que los banqueros y grandes capitalistas, auténticos responsables de ella, hayan recibido decenas de miles de millones de euros del erario público para garantizar sus beneficios, la mayoría de trabajadores hemos sido golpeados con extrema dureza. Cerca de cuatro millones de compañeros han perdido su empleo y en muchos sectores se ha impuesto la rebaja de los salarios a cambio de una supuesta garantía en los empleos, pero nada de eso ha servido. Todas las concesiones, todas perdidas de derechos históricos del movimiento obrero sólo ha contribuido a envalentonar a la patronal y aumentar la audacia de sus exigencias; ahora, amparadas por el plan de ajuste y la reforma laboral aprobada, quieren poner un cuchillo en la garganta de la clase obrera y ponernos de rodillas para que aceptemos volver a unas condiciones de semiesclavitud en las empresas ¡No podemos consentirlo de ninguna manera!

El Gobierno de la CAM solo ofrece represión y mentiras

La lucha de los trabajadores del Metro de Madrid no es cualquier lucha. El gobierno de Esperanza Aguirre y el del PSOE, los capitalistas y los grandes medios de comunicación que escriben a su dictado, saben que su desenlace tendrá grandes consecuencias. Una victoria de los trabajadores de metro supondría un cambio en todo el panorama, asestaría un golpe devastador a toda la estrategia de la patronal y llenaría de confianza a los trabajadores del conjunto del Estado español en la lucha por defender sus derechos. Por eso quieren sabotear la huelga de Metro y dar un escarmiento recurriendo a todo tipo de mentiras, calumnias, maniobras y represión.

Para desacreditar la huelga de los trabajadores de Metro, Esperanza Aguirre no ha escamotado insultos, tratándolos de casi terroristas y tachándolos de insolidarios por no hacer "sacrificios" en favor de los parados. Los trabajadores en general, y los del Metro en particular, somos muy conscientes de que hay que defender a los parados, en primer lugar por que en nuestras familias tenemos hijos, hermanos y familiares que son víctimas de esta tragedia. Esperanza Aguirre por supuesto no tiene ese problema. Pero si la señora Presidenta del Gobierno de la CAM quiere ser equitativa y solidaria, lo tiene muy fácil. Nosotros le proponemos que cree un subsidio de desempleo indefinido para todos los parados de Madrid cuyos fondos salgan de un impuesto especial a las grandes fortunas, entre las que obviamente se incluye la propia Esperanza Aguirre que como todo el mundo sabe además de ser una política de derechas también es insultantemente  multimillonaria.

Los desesperados intentos por criminalizar la huelga ante la opinión pública no han cosechado los frutos esperados, de momento. Por ejemplo, el 29 de junio, primer día en el que no se cumplieron los servicios mínimos, la Delegación del Gobierno, institución dependiente del ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, protagonizó un infame intento de apertura de la línea 8 a punta de porra policial que se saldó con un estrepitoso y sonado fracaso. Pero la ofensiva no se va a parar, como lo demuestran las medidas represivas adoptadas por el gobierno de la CAM y los responsables del Metro, incluso cuando se ha decidido cumplir en dos jornadas con los servicios mínimos abusivos y desconvocar la huelga para el fin de semana.

La dirección de Metro ya ha comunicado 900 expedientes disciplinarios contra los trabajadores que defendieron el derecho de huelga. También la Consejería de sanidad ha dado instrucciones a los médicos de familia para que informen a las instancias superiores las bajas por incapacidad laboral que se den a los trabajadores durante los días que dure el conflicto. Otro aspecto repugnante de esta campaña patronal y de los medios de comunicación a su servicio, ha sido la criminalización de Vicente Rodríguez, hasta hace unos días portavoz del comité de huelga y miembro del Sindicato de Conductores. Metro de Madrid le ha denunciado ante la Fiscalía General del Estado (junto a otros miembros del comité de huelga) por "haber incitado y promovido de manera absolutamente pública el incumplimiento de los servicios mínimos además de proferir amenazas que han llevado al caos". No nos engañemos compañeros, ¡con estos ataques intentan descabezar la huelga, crear división en la plantilla y desmoralizar a los trabajadores! ¡No lo debemos permitir bajo ningún concepto!

Los trabajadores tenemos la fuerza para ganar esta huelga

Esta actitud beligerante, lejos de reflejar fortaleza revela el pánico que siente el gobierno de la CAM, pero también el central, al poder de la clase obrera y a que el ejemplo de la huelga del Metro de Madrid ayude a todos los trabajadores a ser consciente de él.

Desde el Sindicato de Estudiantes y El Militante creemos firmemente que esta lucha se puede ganar, que los trabajadores del Metro tienen la capacidad y la fuerza para lograr la victoria. Pero además de las propias fuerzas, hay que conquistar la simpatía y el apoyo activo del conjunto de la clase obrera de Madrid y de todo el Estado. Para ello, la asamblea de trabajadores debería decidir la continuidad, con contundencia y firmeza, de la huelga, y al mismo tiempo exigir a CCOO y UGT que pongan al servicio de los trabajadores de Metro todos sus recursos e infraestructuras para sacar decenas de miles de hojas que los piquetes pudieran distribuir en intercambiadores, paradas de autobús, estaciones de RENFE y Cercanías, etcétera, explicando las razones del conflicto y combatiendo todas las mentiras que estamos oyendo durante estos días.

CCOO y UGT han llamado correctamente a la huelga general el 29 de septiembre contra la reforma laboral y el plan de ajuste. Y preparar el éxito de la misma pasa por que pongan toda la carne en el asador para lograr que los trabajadores del Metro tengan una victoria sonada. Para empezar, los sindicatos de clase deberían organizar una amplia campaña de asambleas informativas en las principales empresas de la región, en las que el comité de huelga de Metro pudiese explicar las reivindicaciones planteadas y lograr el pronunciamiento de las plantillas. Este proceso debería tener un punto de apoyo especial entre los trabajadores de autobuses EMT, dónde el Comité de Empresa, que ya manifestado su solidaridad con la lucha de los trabajadores del Metro, debería debatir seriamente la posibilidad de unificar la lucha junto con los compañeros de Metro en una gran huelga de los transportes de Madrid. Por otro lado, son muchas las empresas y sectores, Telemadrid, Canal de Isabel II, etc., que están afectados por los recortes que intenta imponer el gobierno de la CAM: sería necesario que los sindicatos de clase concretaran un calendario unificado de movilizaciones que podría concluir con una gran manifestación en la que convocar a todos los trabajadores de la ciudad.

La victoria de los compañeros de metro es completamente posible. Y como muy bien han demostrado los cinco días de huelga de la semana pasada, las grandes batallas sólo se ganan con decisión, confianza y contundencia.

¡Viva la lucha de los trabajadores de Metro de Madrid!

¡Esta lucha la vamos a ganar!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas