A la atención de Fernando Grande-Marlaska, Ministro del Interior 

A la atención de José Manuel Franco, delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid

A la atención de Irene Montero, Ministra de Igualdad

Las y los abajo firmantes queremos manifestar nuestra consternación tras conocer la multa de 700€ impuesta a la portavoz de la organización feminista Libres y Combativas, Ana García, por parte del ministerio del Interior. La causa de la multa es haber llevado megafonía a la manifestación feminista del 8 de marzo de 2019 en Madrid.

Libres y Combativas es una de las organizaciones más representativas del movimiento feminista entre la juventud. En los últimos años ha mostrado su determinación incansable en la lucha contra la violencia machista y contra cualquier forma de opresión de género y discriminación al colectivo LGTBI.

Libres y Combativas, junto al Sindicato de Estudiantes, ha impulsado las huelgas generales feministas que han vaciado las aulas de institutos y universidades en las jornadas del 8 de marzo de los últimos años. Ha promovido las manifestaciones masivas contra la sentencia a los violadores de La Manada, y ha llevado a cabo una amplia lucha para la puesta en marcha de una asignatura de educación sexual inclusiva y en libertad que combata efectivamente el machismo y el LGTBIfobia.

Ana García ha recibido numerosos ataques públicos desde las filas del PP y de Vox —incluyendo insultos vejatorios— por su dedicación a la causa de la mujer y la justicia social, en la línea de la infame campaña que actualmente llevan a cabo contra el movimiento feminista y el Gobierno PSOE-UP culpando a la pasada manifestación del 8M por la pandemia del Covid19.

Por eso entendemos que esta multa es una acción completamente inexplicable, e inaceptable, viniendo de un Gobierno que públicamente está comprometido en la defensa de la igualdad y los derechos de las mujeres. Es una contradicción manifiesta declararse feminista y al mismo tiempo sancionar —utilizando la nefasta Ley Mordaza— a las que batallamos todos los días por conquistar nuestros derechos. Y Ana García es una de nosotras.

Por todo ello, las y los abajo firmantes exigimos al Ministro de Interior la retirada inmediata de la multa a la compañera Ana García y el respeto a la libertad de expresión y diversidad del movimiento feminista.

Firma aquí:

banneringles