I believe her!

Tras la reciente absolución de los jugadores de rugby que abusaron sexualmente de una joven de 19 años en 2016, las calles de Irlanda se han llenado de contundentes y multitudinarias protestas en defensa de la víctima y denunciando la justicia machista que protege a sus agresores hasta el punto de dejarles totalmente impunes.

La justicia machista ampara a los maltratadores y culpa a las victimas

En 2016, Paddy Jackson (de 26 años) y Stuart Olding (de 25) abusaron sexualmente de esta joven cuando regresaban a la casa de uno de ellos después de una noche en Belfast. La victima afirmó que se la siguieron a un dormitorio, la empujaron a la cama y abusaron sexualmente de ella.

Sin embargo hace unos días ambos fueron absueltos tras nueve semanas de juicio. Igual que los otros dos hombres relacionados con esta agresión acusados de exposición indecente y en el caso de uno de ellos de ocultar información.

Como parte de la defensa, sus abogados recurrieron a presentar la vestimenta de la víctima como ‘‘prueba de consentimiento’’. Y además denunciaron que las carreras deportivas de Jackson y Olding se habían visto “afectadas por falsas acusaciones de violación’’,  presentándolos así como víctimas y abriendo paso al debate público acerca del derecho al anonimato de los agresores, argumentando que si la víctima lo tenía ellos también. ¡Esta es la justicia del capitalismo! La de situar a la víctima como verdugo y al verdugo como víctima, culpándola a ella de ir vestida de una manera determinada mientras a los agresores se les protege una y otra vez concediéndoles el anonimato y situándolos como víctimas de las acusaciones de una chica que pone en peligro sus carreras.

Precisamente por esa impunidad hacia los agresores es por la que uno de ellos, Olding, al acabar el juicio tuvo el descaro de publicar una declaración dónde  agradecía al juez y al jurado por darle un juicio ‘‘justo’’. Pero no se quedó ahí, sino que siguió arremetiendo contra la víctima: “Quiero reconocer que la autora acudió a los tribunales y dio pruebas de su percepción de esos hechos. Lamento el daño que le causaron a la demandante. Nunca fue mi intención causarle ningún disgusto a nadie esa noche. No estoy de acuerdo con su percepción de los acontecimientos y sostengo que todo lo que sucedió esa noche fue consensuado’’. Estas son las consecuencias de la protección que esta justicia machista les ofrece, que se sienten con la fuerza de poder escribir estas barbaridades y dar una vuelta más de tuerca a la humillación de la joven, a la que pintan de mentirosa y exagerada por su “percepción” de la agresión.

No dejemos agresión sin respuesta

Este caso ha vuelto a dejar al descubierto el carácter machista de la justicia bajo el sistema capitalista. Una justicia que lejos de proteger a las víctimas de la violencia machista y condenar a los agresores, deja libres de todo delito a los culpables y humilla, señala y abandona a las víctimas. Por eso la respuesta social fue inmediata. En cuestión de horas la clase trabajadora y la juventud salió en masa a la movilización contra esta sentencia injusta señalando no sólo a los agresores, sino al sistema judicial que los ampara bajo sus faldas. Hubo movilizaciones de miles de personas en Dublín, Galway, Belfast, etc bajo el lema ‘‘I Believe Her’’ (la creo a ella) señalando este caso de injusticia y posicionándose rotundamente de parte de la víctima, dejando bien clara la postura del movimiento feminista ante agresiones como esta y su capacidad de respuesta, que no hace más que aumentar.

El papel que están jugando en este movimiento nuestras compañeras de ROSA (nuestra organización hermana en Irlanda) defendiendo un feminismo anticapitalista y luchando activamente por la despenalización del aborto ha sido decisivo para dar forma a esta movilización e impulsar las manifestaciones. Este caso no es una excepción. Casos como este suceden todos los días contra mujeres jóvenes y trabajadores de todo el mundo. Son la consecuencia de este sistema capitalista y patriarcal que permite y alienta la opresión y la violencia contra nosotras.

Por eso desde Libres y Combativas defendemos un feminismo revolucionario, anticapitalista e internacionalista que una a las luchadoras de todo el mundo contra este sistema que nos oprime y nos agrede. En Irlanda y en el Estado español gritamos I belive her!

Fuentes:

https://www.theguardian.com/uk-news/2018/mar/28/irish-rugby-stars-paddy-jackson-and-stuart-olding-cleared-rape

https://nl.campagnerosa.be/artikels/925-massaal-protest-ierland-victim-blaming-verkrachtingszaak-rugbyspelers

http://metro.co.uk/2018/03/28/ibelieveher-trends-twitter-two-rugby-players-cleared-rape-7424661/?ito=cbshare

https://www.independent.co.uk/news/uk/crime/paddy-jackson-stuart-olding-ireland-rugby-internationals-march-protest-demonstration-cleared-rape-a8283861.html


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos