“Sería un triunfo unir a todas las Mareas en una huelga general que contribuya a derribar al gobierno del PP”

La Coordinadora por la Defensa del Sistema Público de Pensiones se ha situado a la vanguardia de la lucha contra el gobierno del PP y sus recortes. Las grandes movilizaciones que han emprendido han lanzado un obús a la línea de flotación del gobierno Rajoy, y han sido un aldabonazo contra las cúpulas de CCOO y UGT cuyos pactos a la baja han lesionado gravemente los derechos de los pensionistas y envalentonado a la derecha.

Para conocer más este movimiento ejemplar, entrevistamos a los compañeros Lázaro Sola Macías y Fernando de la Prida Pérez, portavoces de la Coordinadora de Madrid.

El Militante.- ¿Cuál es vuestro balance de la lucha emprendida en estos meses y de lo que habéis conseguido?

Lázaro.- El balance no puede ser más positivo. Hemos demostrado que los mayores no estamos dormidos, que se nos han hinchado las narices con Rajoy y sus recortes, y hemos dado un paso al frente.

Gracias a las acciones que hemos realizado, nuestras demandas y reivindicaciones son muy conocidas por miles de pensionistas: restablecer la jubilación ordinaria a los 65 años; una pensión asegurada del 100% computada sin penalizar, cuando se tienen 40, 30 o más años cotizados; pensión mínima de 1.080 euros al mes; revalorización automática en relación al IPC real; no a los planes privados de pensiones; recuperación de la capacidad adquisitiva perdida desde 2011; pleno e inmediato funcionamiento de la Ley de Dependencia; eliminar todo tipo de copago y restablecer la calidad de los derechos sanitarios, ¡¡las listas de espera matan!!... Estas reivindicaciones son el eje de nuestro movimiento y no nos vamos a ir de las calles hasta lograrlas.

Fernando.- Es en estos momentos cuando me doy cuenta de todo lo que hemos logrado. Nuestra lucha no sólo es por mejorar las pensiones, sino por defender a los más débiles, a los que han sufrido los recortes en sanidad, en educación, en dependencia, la pobreza energética, los desahucios… Estamos en una situación de emergencia, y estamos cargados de ilusión y de razones.

Es importante destacar que, al tener ese carácter estatal, nuestra movilización es ampliamente transversal. Generacional: mayores y jóvenes. Territorial: estamos unificando al mundo urbano y el mundo rural, este último con grandes carencias y necesidades. Laboral y social: hemos logrado incorporar a nuestra lucha a la juventud, que está siendo muy castigada y ahora sensibilizada por el papel que están jugando sus abuelos en estos años de crisis. Eliminar la brecha de género: las mujeres todas, pensionistas o no, son las más oprimidas y peor tratadas por el gobierno y el sistema.

En todos estos frentes, la Coordinadora actúa con esos objetivos: coordinar, unir, unificar a todos los sectores que sufren las consecuencias de una política desastrosa, justificada por una crisis de la que no somos culpables.

EM.- Los aparatos de Comisiones Obreras y UGT os han intentado echar un pulso convocando manifestaciones en diferentes días y a diferentes horas a las que la Coordinadora ha organizado. ¿Qué opináis de esta actitud?

Lázaro.- Están demostrando con su comportamiento que les hemos ganado por la mano. Nosotros estamos a favor de la unión de todos los pensionistas, pero no vamos a aceptar que unas cúpulas sindicales que han firmado acuerdos que nos han perjudicado mucho, nos vengan con imposiciones.

Cuando les hemos propuesto que se sumen a nuestras reivindicaciones, y pidan la anulación de las contrarreformas que han firmado, incluida la que acordaron con Zapatero, se han negado en redondo. Yo tengo a las bases de CCOO y UGT el máximo respeto, de hecho he militado en UGT durante muchos años, pero no vamos a rebajar nuestras demandas para que ellos estén contentos.

Fernando.- Las cúpulas sindicales se han aburguesado y se han burocratizado y lo han demostrado firmando convenios donde no se tienen en cuenta la lucha contra la precariedad, y la necesaria incorporación de la juventud a las empresas.

Los sindicatos han estado hibernando en estas dos últimas décadas. No han salido a defender derechos sociales que se estaban recortando, ni han sabido ocuparse de las nuevas generaciones que llegan al mercado laboral, y siguen sin hacerlo. Y eso es una vergüenza porque tenemos la juventud mejor preparada de la historia y se encuentran con muchas más dificultades que en nuestra época para encontrar empleo fijo y estable y con salarios dignos.

EM.- ¿Cómo veis la posibilidad de unificar todas estas luchas y caminar hacia una huelga general?

Lázaro.- Sería un triunfo tremendo unir todos los movimientos y organizar una huelga general. Ya hemos hablado con los jóvenes del Sindicato de Estudiantes para organizar en el otoño una movilización conjunta de pensionistas y jóvenes, de abuelos y nietos. Todo se andará.

La izquierda tiene que mandar a tomar por… a toda esta gentuza, estos corruptos y este gobierno que tenemos. Además, yo no me quiero morir sin que me pongan la tricolor encima de la cabeza. Es lo que tenemos que tratar de lograr todas las mareas juntas, ponernos de acuerdo y derribar a este gobierno, a este sistema, consiguiendo una vida digna para todos.

Fernando.- Por supuesto que sí, que es posible una huelga general. Hay que unir a todos los sectores porque tenemos la razón y la fuerza, y así lograr un cambio de país. Porque sí que hay dinero y capacidad para generar la riqueza necesaria y que todo el mundo pueda tener al menos una renta básica, unas condiciones de vida, de trabajo y de vejez decentes. Esta es una lucha entre el capitalismo ultraliberal, que quiere hacer negocio con los derechos sociales, contra todos aquellos que queremos avanzar, contra la gente del pueblo que quiere paz, progreso y menos desigualdad. Y esa lucha la vamos a ganar.


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos