Pero lo que ya es el colmo es la última propuesta del Ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo. La última del ministro es culpabilizar a nuestros profesores y profesoras de los problemas de la educación pública. Parece ser que el problema no son los recortes, ni los despidos de 30.000 profesores que este mismo gobierno ha llevado a cabo, tampoco el problema es que haya 40 alumnos por clase para un solo docente, ni que se hayan precarizado al extremo las condiciones de nuestros profesores y profesoras. Para el gobierno es problema parece ser que es que no están a la altura y por eso proponen incluir en el Pacto Educativo la instauración de un “MIR” de dos años para docentes para garantizar así una “formación sólida” “fundamentada en los principios de mérito y capacidad y que esté sujeta a evaluación”. 

Esto quiere decir que tras estudiar el grado y el máster para ser profesor (con el correspondiente desembolso económico) habrá que hacer una especie de período de prácticas de 2 años en los que ejercerán de profesores cualificados en la práctica y después de esto aprobar una oposición. Pero el PP no ha dicho ni una palabra sobre la remuneración de estas “prácticas”, por lo que previsiblemente no tendrán o si la tienen será en condiciones de precariedad, como a ellos les gusta. Y es que el PP no da puntada sin hilo, será además una buena coartada para sustituir los puestos de trabajo de nuestros profesores con el trabajo barato o gratuito de lo que serán los nuevos “becarios” del profesorado.

Si algo merece el trabajo de nuestros profesores y profesoras en un enorme reconocimiento, ya que pesar de los recortes y la tremenda precarización que han sufrido en sus condiciones, siguen peleando por ofrecer una educación pública y de calidad. Actualmente uno de cada cuatro maestros y profesores no universitarios son interinos (el 26’01%, un total de 130.030) y la reducción de plantilla en estos años ha sido salvaje, tras años de reponer tan sólo 1 de cada 10 docentes que se jubilaban y el despido, en la práctica de más de 30.000 docentes en estos últimos años. Si este gobierno quisiera de verdad “prestigiar” la labor docente devolverían las docenas de miles de millones robados a la educación pública.

Esta nueva idea del PP no es más que otro ataque encubierto en palabras amables. Pero la precarización de las condiciones de nuestros docentes no es la solución a los problemas de la educación pública. El problema es este gobierno que quiere destrozarla, que nos roba recursos públicos de nuestras aulas para salvar bancos, para incrementar el presupuesto militar, para enriquecer a los empresarios de la educación privada concertada mientras nuestros institutos se caen a pedazos.

Desde el Sindicato de Estudiantes le decimos al gobierno que si dan un solo paso en esta dirección los estudiantes estaremos al lado de nuestros profesores y profesoras, levantando la bandera de la Marea Verde y defendiendo la educación que nos merecemos: una educación pública y de calidad.


REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos