“Hay un clamor por recuperar la esencia de las CCOO, que construimos en condiciones muy duras en los años 60 y 70, y que hoy cuesta trabajo reconocer”

Durante los días 6 y 7 de diciembre se celebró el I Encuentro de GanemosCCOO en Madrid. Una reunión en la que hemos participado más de doscientos delegados y afiliados de CCOO de la gran mayoría de los territorios. Con el mismo entusiasmo estuvimos tanto compañeros veteranos como la nueva hornada de afiliados y delegados de numerosas empresas y sectores: del metal, de astilleros, de la construcción, de sanidad, de enseñanza, de administración pública, de justicia, de administración local, del campo, de la hostelería, del comercio, de las nuevas tecnologías, comunicaciones, atención a la dependencia, cultura, química, y muchas más. Todos con un propósito firme: organizar y extender la iniciativa GanemosCCOO, a la que en el momento de dar comienzo el encuentro ya se habían sumado más de 1.001 compañeros. Un Encuentro Estatal que merece ser contado…

Con una sala repleta y una pancarta con los lemas ¡Fuera arribistas y corruptos de CCOO! ¡Basta de paz social y desmovilización! ¡Por un sindicalismo combativo, de clase y democrático! junto a una imagen de Marcelino Camacho megáfono en mano, Antonio García Sinde, veterano sindicalista y miembro de la Federación de Servicios de CCOO sector TIC (Madrid), fue el encargado de hacer la apertura de la reunión en un ambiente de mucha alegría y entusiasmo. “Hoy es un día importante”, señaló, “hemos dado un paso decisivo: dar una expresión organizada al descontento y la crítica de miles de sindicalistas a la deriva de la actual dirección confederal y del conjunto de las federaciones que siguen su modelo de pacto social y sumisión al gobierno y la patronal”. Y lo más importante, “esta reunión representa también un clamor por recuperar la esencia de las Comisiones Obreras, los principios de nuestro sindicato, construido en condiciones muy duras en los años 60 y 70, y que hoy cuesta trabajo reconocer”. En ese sentido, Antonio recordó una de las enseñanzas clave para el modelo de sindicato combativo que necesitamos los trabajadores, y que Marcelino Camacho no se cansaba de repetir: “no se gana nada en la mesa de negociación que no se haya conseguido previamente en la calle” y esto contrasta duramente con las fotos en La Moncloa de los actuales dirigentes sindicales. A continuación reivindicó las luchas de los trabajadores de Coca-Cola, de Panrico y de muchos otros que frente a la política oficial de los pactos y consensos han hecho suyo el lema “el puesto de trabajo no se vende, se defiende”.

Pleno encuentro GanemosCCOO
"Con una sala repleta y una pancarta con los lemas ¡Fuera arribistas y corruptos de CCOO! ¡Basta de paz social y desmovilización! ¡Por un sindicalismo combativo, de clase y democrático! "

Dirigentes desaparecidos sin combate

La introducción del debate corrió a cargo de Xaquín García Sinde, miembro de la ejecutiva de la sección sindical de CCOO en los astilleros en Navantia (Ferrol), recientemente vetado por el CNI en su fábrica para desempeñar determinadas tareas, en una clara represalia por sus ideas políticas. En su exposición explicó el contexto en el que surge GanemosCCOO, un momento en el que los dirigentes sindicales “están desaparecidos, pero no precisamente en combate”, hacen dejación de sus funciones “bien por pasiva, no convocando una huelga general para que caiga este gobierno, bien por activa, avalando recortes gravísimos como fue la reforma de las pensiones y dándole balones de oxígeno al Gobierno del PP” (…) “El último ejemplo lo hemos tenido en la negociación de la ayuda a los parados de larga duración (…) con más de 5,5 millones de parados en el tercer trimestre de 2014, según la EPA, el 62% de ellos de larga duración, 1.800.000 hogares con todos sus miembros en paro, 729.000 familias que no reciben ningún ingreso, etc., la reivindicación consiste en conseguir ¡¡27 euros más sobre lo que propone el gobierno!! Esto es un insulto a la dignidad de los parados”, denunció Xaquín, y “cosas como ésta están en el origen del descontento generalizado en el sindicato”. Por eso, concluyó, es necesario una oposición en el sindicato, pero “una oposición de clase, para fortalecer el sindicato para la defensa de nuestros intereses como trabajadores” y poder hacer frente a la “brutal ofensiva de la derecha y los empresarios” que busca el “empobrecimiento de toda la clase obrera, nadie se salva, y dejarnos únicamente el derecho a callar”.

Lucha de clases frente a la política de pacto social

García Sinde incidió en un aspecto central: todos esos ataques están teniendo efectos en la lucha de clase y en la conciencia de los trabajadores, dando paso a un creciente ambiente de indignación y lucha que se ha expresado a través del 15M, las mareas, las huelgas generales impuestas por la base, y toda una serie de conflictos obreros, que en muchos casos han sobrepasado a la dirección de los sindicatos. “La victoria de la huelga de la limpieza viaria en Madrid fue un punto de inflexión, una demostración de firmeza y determinación, retomando las mejores tradiciones del movimiento, la extensión de la lucha, la caja de resistencia,… demostró que hay más empuje por abajo que el que existe en la dirección. Puso de manifiesto que ‘sí se puede’”.

Documento del encuentro
"La iniciativa de GanemosCCOO nace para convertir a CCOO en una herramienta útil para los trabajadores"

El estallido del escándalo de las tarjetas black ha sido la gota que ha colmado el vaso y que ha llevado a toda una serie de sindicalistas a dar un paso al frente y dar la batalla por recuperar CCOO para los trabajadores. Xaquín, explicó contundentemente que “de las tarjetas, lo más grave es que con ellas se compra el silencio de quién las usa”. “No se trata de una cuestión moral, sino política. Los privilegios te acaban haciendo cómplice de sus políticas (…)”, y continuó: “estos casos de corrupción en la cúpula de CCOO son el fruto inevitable de la política de pactos y consensos, que no sirve más que para retroceder en nuestros derechos y envalentonar a la patronal”. Por eso, “hay que cambiar este modelo sindical que está en crisis, es el único camino para evitar la destrucción del sindicato”.

GanemosCCOO: Vamos a construir una corriente combativa y de clase, no un lobby de presión

La iniciativa de GanemosCCOO nace para convertir a CCOO en una herramienta útil para los trabajadores: “no queremos ser ningún lobby de presión para negociar más o menos representantes en los órganos de dirección. NO”, señaló en referencia a experiencias pasadas y fracasadas, como fue la formación de los críticos en los años 90. “Queremos impulsar una corriente desde abajo, desde los afiliados y delegados a pie de obra, que dé impulso a cada lucha, que desarrolle la conciencia de clase”. Así, presentó las diez propuestas a debate para recuperar CCOO para un sindicalismo combativo, de clase y democrático, destacando la necesidad de “volver a un sindicalismo socio-político, de izquierdas, que se plantee la transformación de la sociedad” y el plan de acción de cinco puntos de cara a organizar, coordinar y extender GanemosCCOO en todos los territorios. Para terminar, Xaquín señaló que GanemosCCOO tendrá que hacer frente a dificultades, a ataques, “pero no más que bajo la dictadura (...) Y si entonces se pudo, hoy, con ideas claras y voluntad de lucha, también lo haremos”.

Hablan las delegadas y delegados de CCOO: la gran escuela de la lucha obrera

Tras una fuerte ovación por parte de los presentes se inició el turno de intervenciones en el que a lo largo de la tarde del sábado y el domingo por la mañana pudieron tomar la palabra una treintena de delegadas/os y afiliados del sindicato, y otros que no pudieron hacerlo por falta de tiempo. Fue una radiografía tremenda de la lucha de clases, y de la gran escuela que supone el sindicalismo combativo. Raúl Rivas, un joven delegado de CCOO en McDonalds en Madrid, fue el primero en dirigirse al encuentro con una intervención en la que resumió las condiciones de explotación y pérdida de derechos que se vive en el sector de la hostelería, “sólo en Madrid hay 22.000 empresas hosteleras sin sindicatos”, señaló. A continuación explicó la lucha que están llevando frente a la propuesta regresiva de convenio colectivo que ha hecho la multinacional y como se manifestaron el 2 de diciembre en el centro de la capital 400 trabajadores con el apoyo de los trabajadores de Coca-Cola, así como sus planes de seguir incrementando la lucha hasta frenar los ataques. Se despidió al grito de ¡Vivan las Comisiones Obreras! y puño en alto entre sonados aplausos.

Alejandro Fernández, cartero rural y miembro del Consejo de Servicios a la Ciudadanía de Asturias, desarrolló el ataque brutal que supone el nuevo convenio colectivo que quiere imponer la SEPI y que ha provocado una primera exitosa huelga a finales del pasado noviembre. Este ataque se suma al “20% de eventualidad y a los más de 14.400 empleos perdidos en los últimos 6 años, sin que hubiera una respuesta sindical a la altura”, por eso reivindicó la necesidad de “convertir la lucha de Correos en un conflicto emblemático contra el gobierno del PP”.

Inmediatamente después subió al estrado la compañera Miriam Aguado, presidenta del comité de empresa del Hotel Meliá Palacio Isora y miembro de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo (FECOHT) de Canarias, para denunciar las prácticas burocráticas utilizadas por la dirección Confederal, que ha llevado entre otras muchas cosas a la suspensión de militancia de cinco compañeros de FECOHT. Agradeció el apoyo de GanemosCCOO a la lucha por la defensa de la democracia interna en el sindicato y anunció las movilizaciones previstas para el 10 y 11 diciembre ante la sede de CCOO en Madrid coincidiendo con el Consejo Confederal del sindicato.

Carteles del encuentro
"Volver a un sindicalismo socio-político, de izquierdas, que se plantee la transformación de la sociedad"

A lo largo del debate pudimos escuchar también las intervenciones de dos veteranos de CCOO, Miguel Medina, abogado laboralista y afiliado desde 1969, quien destacó que “a pesar de las terribles condiciones de falta de libertades bajo el franquismo (…) de que la dirección de CCOO estaba en la cárcel de Carabanchel (…) pudimos levantar el movimiento obrero”, por eso “al leer las diez propuestas a debate de GanemosCCOO he sentido una enorme alegría” pues “me han recordado esas comisiones obreras que yo viví bajo la dictadura”. También destacó una idea fundamental y es que “los movimientos sociales son muy importantes, pero la clase obrera es decisiva”. Ignacio Ramos, con 81 años a sus espaldas y fundador de CCOO de Hostelería en Madrid, fue el otro veterano al que tuvimos el gusto de escuchar. Defendió con energía la necesidad de terminar con los arribistas en el sindicato, “un proceso que viene de lejos” y que “ha permitido tener en la máxima dirección del sindicato a elementos como Antonio Gutiérrez o José Mª Fidalgo” y a personajes como “Rodolfo Benito, hoy implicados en el caso de las tarjetas black, que actuaban como verdaderos dictadorzuelos en el sindicato en Madrid”. De aquellos polvos estos lodos. Por eso animó a todos a desarrollar GanemosCCOO.

También pudimos contar con la presencia de trabajadores de dos de las luchas más emblemáticas, Alberto Pérez de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada, y Jose García Molina de Panrico en Santa Perpetua, Barcelona, tomaron la palabra entre aplausos de todos los asistentes y al grito de “Panrico y CocaCola, la lucha es una sola”. Ambos explicaron a fondo el desarrollo de sus conflictos, la extensión y la solidaridad que han recibido del conjunto de la clase obrera, pero también, de la otra cara, las batallas que han tenido que dar no sólo contra la empresa sino también contra las maniobras burocráticas de la Federación Estatal de Agroalimentaria y en el caso de Panrico también del comité, que en todo momento han estado en connivencia con la empresa. El ejemplo de estas dos grandes luchas, emblemáticas para la clase obrera, muestran el camino para la recuperación de un sindicalismo combativo, y que se resume en el lema de los compañeros de Fuenlabrada: “El puesto de trabajo no se vende, se defiende”.

Tras ellos intervino Juan Ignacio Ramos, miembro de la Federación de enseñanza en Madrid, quien insistió en la fuerza de la clase obrera cuando se pone en marcha y la necesidad de “abandonar un sindicalismo de sumisión”, de justificar retrocesos. “En los años 70”, señaló, “se consiguieron convenios colectivos del 30%, en un contexto de crisis económica tremenda (…) ¿Por qué? La clase dominante prefería hacer concesiones a perderlo todo”. Ese es el espíritu que debe regir nuestras CCOO. Hizo referencia también al surgimiento de sector crítico de CCOO que adoptó, según Ramos, una postura completamente errónea y “sin un programa político ni sindical alternativo (…) han terminado diluyéndose o fusionándose con el aparato (…) No se conquista nada que no se haya trabajado por abajo”. Para terminar mencionó el ambiente de rebelión social que se está viviendo en la sociedad, “el movimiento obrero está empezando a retomar sus tradiciones”, para reivindicar que “hay que volver a las viejas ideas, a los métodos tradicionales de la lucha obrera, que hoy son más necesarios que nunca” para poder acabar con un sistema económico completamente enfermo, el capitalismo.

Pudimos escuchar también, entre otros, a trabajadores de Mercedes Benz en Madrid; de FECOMA como Ángel Novoa de Asturias trabajador de la construcción y ahora parado de larga duración, quien explicó la necesidad “de que el sindicato organice y defienda a este sector de los trabajadores” y luche decididamente, entre otras muchas cosas, “por el reparto de trabajo, la jornada de 35 horas sin reducción salarial”. También tomó la palabra el secretario general del sector de las nuevas tecnologías (TIC) de Madrid, que explicó en primera persona cuál es la batalla por defender un modelo de sindicalismo combativo, democrático y de clase frente a las prácticas burocráticas cotidianas que se viven en el sector. Escuchamos a Santiago Jiménez, de la Federación Agroalimentaria de Sevilla y alcalde de Villaverde del Río, de IU, quien defendió que “los recortes no se gestionan, se rechazan y no se aplican”. Antes de terminar la sesión del sábado, Ana García, secretaria general del Sindicato de Estudiantes, trasladó un saludo en nombre de su organización al encuentro. Destacó la lucha de la Marea Verde y la batalla sin cuartel contra la reforma franquista de la educación de Wert y del PP, pero sobre todo explicó que las señas de identidad del Sindicato de Estudiantes, una organización de los hijos de los trabajadores, son las mismas que se estaban discutiendo en la sesión. Terminó recordando a Marcelino Camacho, quien siempre estuvo a nuestro lado desde las luchas estudiantiles de 1986/87, y leyó el último saludo que Marcelino envió a un Congreso del SE en 2006.

Comprometidos con nuestra clase

En la sesión del domingo, igualmente con una enorme participación, tomaron la palabra compañeros de la Federación de Construcción y Servicios de Madrid; de la Federación de Servicios de Barcelona, que denunciaron el despido de varios abogados del gabinete jurídico de CCOO Catalunya y como “ni siquiera se les dejó entrar al acto de celebración del 50 aniversario de CCOO Cataluña, mientras vergonzosamente se permitía la entrada de Artur Mas y Trías”, y que es fundamental que el sindicato defienda el derecho a decidir pero con una posición de independencia de clase “no podemos consentir el seguidismo con CiU, hay que luchar intransigentemente contra su política de recortes”.

Pleno encuentro GanemosCCOO
"El camino para la recuperación de un sindicalismo combativo: El puesto de trabajo no se vende, se defiende"

Gloria Carneiro, de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Galicia, tras explicar la situación de los funcionarios reivindicó con mucha fuerza la necesidad de recuperar el 1º de Mayo “porque hoy como ayer tenemos que seguir luchando por 8 horas de trabajo, 8 horas para dormir y 8 horas de ocio” y “para organizar a los trabajadores en la construcción de una nueva sociedad”. Por su parte, un compañero de la Tesorería General de la Seguridad Social nos trasladó en detalle la lucha contra los recortes que los trabajadores públicos llevaron a cabo desde mayo de 2012, “un movimiento de protesta generalizado, espontáneo, con la formación de organismos en cada centro de trabajo para coordinarse, con cortes de tráfico, concentraciones y una enorme manifestación en julio de 2012”, todo ello sin que el sindicato convocara una sola huelga general, como señaló el compañero “todo esto demuestra el potencial tremendo de lucha que existe en la función pública”.

También tuvimos oportunidad de escuchar al presidente del comité de empresa de Aceites Sovena España (Sevilla), Antonio Martos, quien explicó en primera persona cómo sí se puede luchar contra los recortes y cómo gracias a los métodos asamblearios y el sindicalismo combativo “hemos conseguido en el convenio un aumento del 1%, y queremos más, frente a un retroceso salarial medio del 18% en el sector”. De la Federación de Agroalimentaria de Catalunya, Ivonne García explicó su lucha contra la represión sindical en Europastry.

Josep Sanosa, delegado en el Hospital Sant Joan de Deu (Barcelona) comentó en su intervención que representa a un sector crítico en la Federación de Sanidad que aglutina al 35% de la afiliación, y denunció la represión del sindicato contra dos compañeros y mostró su apoyo a GanemosCCOO “porque hay que recuperar el sindicato”.

Javi Losada, de la ejecutiva de la sección sindical de CCOO en Navantia (Ferrol), explicó el gran apoyo a GanemosCCOO en el astillero, con más de cien firmantes del manifiesto en ese momento y dio algunas pinceladas del trabajo sindical que hacen y que, entre otras cosas, consiguió evitar la firma de la propuesta de convenio colectivo existente tras el rechazo del mismo en una asamblea de trabajadores que el comité no quería convocar. “Estar permanentemente con los trabajadores, discutiendo con nuestros compañeros y teniendo siempre una posición ante cualquier medida o ataque que nos afecte, es nuestra forma de hacer las cosas”.

Por su parte, Mónica Iglesias, de FECOMA Asturias, en una emocionante intervención insistió “en la necesidad de tener una voz propia en el sindicato, no podemos ser los mamporreros de la empresa”, e hizo un llamamiento a tener confianza y “coger el timón del barco”, porque tenemos la “capacidad de dirigirlo que nos da nuestra clase”. Jose Mª Gil, expresidente de Progalsa y hoy miembro del comité de parados de Guadalajara, explicó la dura lucha que llevaron adelante contra el cierre de la empresa y por la defensa de todos los puestos de trabajo “que son patrimonio de toda la clase obrera”, enfoque que en ningún momento tuvo el sindicato. También intervinieron Salvador Lou de Hostelería de Barcelona que nos planteó la situación de la juventud precaria y la necesidad de construir GanemosCCOO ligado a las luchas obreras, y Antonio Liz, de la Federación de Servicios de CCOO.

Daniel Reyes y Esteban Barreto, de la Federación de Enseñanza de Madrid, denunciaron la situación de privatización y precarización de los servicios sociales, la situación de los centros de menores, de la atención a la discapacidad para concluir la necesidad de “municipalizar todos estos servicios para cortar ya el trasvase de fondos públicos a la empresa privada y dar un servicio de calidad a la sociedad y puestos de trabajo dignos”. Finalmente, José Miguel López, de FECOMA en Cortes de la Frontera (Málaga), nos trajo también la voz de los parados de larga duración, de las dificultades cotidianas que tienen que afrontar para alimentar a la familia y por eso reclamó la necesidad de la lucha para conseguir “un trabajo digno para todos”.

Y cantamos La Internacional…¡GanemosCCOO!

A lo largo de las sesiones se leyeron saludos de compañeros que no pudieron asistir al encuentro, pero que igual que muchos otros están comprometidos con la extensión de GanemosCCOO, como es el caso de los trabajadores de Mecalux de Barcelona y de Esmena-Mecalux de Avilés. En el Encuentro aprobamos por unanimidad, y tras sumar algunas de las aportaciones que se hicieron a lo largo del debate, las Diez medidas para recuperar el sindicalismo combativo, de clase y democrático, además de un Plan de Acción para extendernos a todas las empresas y estructuras de CCOO. También por unanimidadse aprobaron diez resoluciones de solidaridad con luchas de McDonalds, Coca-Cola, Panrico, TIC, Ditecsa, de solidaridad con el compañero Xaquín García Sinde vetado por el CNI, o por la readmisión de los trabajadores de Gabinete Jurídico de CCOO Cataluña, en defensa de la democracia interna en CCOO de Canarias, contra los expedientes a varios compañeros de Sanidad de Catalunya, y contra la criminalización y represión de las luchas.

Votando en el encuentro de GanemosCCOO
"En el Encuentro aprobamos por unanimidad las Diez medidas para recuperar el sindicalismo combativo, de clase y democrático, además de un Plan de Acción para extendernos a todas las empresas y estructuras de CCOO"

Pero sobre todo, estos dos días, hemos reforzado la ilusión y la motivación para dar el combate por un sindicalismo al servicio de los trabajadores. Todo ello se plasmó en una magnífica colecta para hacer frente a los gastos que ha supuesto la organización de este I Encuentro estatal de GanemosCCOO y la primera propaganda editada, retomando las tradiciones del sindicato.

Para poner un gran broche final al Encuentro, tuvimos la suerte de contar con el compañero José María Alfaya, otro veterano cantautor y luchador del sindicato, que acompañado de su guitarra dio un toque de humor crítico con sus canciones, antes de cerrar el Encuentro cantando junto a todos los asistentes el himno de los trabajadores, la Internacional. ¡¡Vivan las CCOO!!

Listado de firmas que apoyan el Manifiesto GanemosCCOO actualizado a 20 de diciembre

Pincha aquí para ver VÍDEO del Encuentro

Pincha aquí para ver la galería de fotos del encuentro


logo octubre17

REVISTA MARXISMO HOY

cabecera MH 01

Teoria Marxista

enlaceClasicos