Hoy 15 de marzo hemos vivido una jornada histórica en la defensa de la educación pública en Catalunya. Decenas de miles de profesores y profesoras han llenado las calles de Barcelona, ​​desde Jardinets de Gràcia hasta el Departament d’Ensenyament. Otros miles lo han hecho en Girona y en otras localidades.

Esta es la mayor movilización del profesorado de la última década, desde las históricas movilizaciones educativas contra la LOMCE, la ley promovida por el exministro del PP José Ignacio Wert.

La huelga ha sido un éxito rotundo. A pesar de los servicios mínimos, el seguimiento fue superior al 75%. El grito de la marea groga ha resonado por toda la Diagonal. Los intentos del conseller d’Ensenyament, Josep González-Cambray, de detener la huelga enviando una carta a los centros educativos hace dos días agradeciendo hipócritamente al profesorado su labor ha resultado totalmente impotente, y la rabia acumulada contra más de diez años de recortes ha estallado con fuerza.

Desde primera hora de la mañana, decenas de piquetes se han puesto en marcha en numerosas escuelas e institutos, realizando diversas acciones reivindicativas, montando columnas hasta Jardinets y organizando por todo el territorio la marcha hacia la ciudad condal. Los centros educativos han amanecido con pancartas en defensa de la educación pública y contra los recortes.

Docentes de todos los tramos educativos no universitarios se han movilizado hoy codo con codo con una fuerza espectacular. Cientos de manifestantes llevaban pancartas y carteles que rezaban “Cambray dimisión, basta de recortes”, “No es por más vacaciones, sino por las carencias”, “Escuela pública laica”, “Menos ratios, más recursos”, “En la escuela se habla en catalán” y “El profesorado luchando también está enseñando”.

El ambiente ha sido atronador durante las más de tres horas de movilización. Más de sesenta mil gargantas han gritado durante todo el recorrido “¡Cambray dimisión!”. A su llegada al Departament, decenas de antidisturbios han recibido a una manifestación masiva y pacífica. "Somos docentes, no delincuentes" respondían los profesores y profesoras al unísono.

Hoy decenas de miles de docentes han dado un golpe encima de la mesa formidable, han sido conscientes de su fuerza y ​​han hecho una demostración de lucha fabulosa. ¡Hoy el profesorado con su acción directa ha evidenciado que el Conseller Cambray está solo y que debe dimitir ya! ¡Ya basta de ataques a la escuela pública por parte del Govern ERC-Junts! ¡Sí que hay dinero para garantizar una educación pública y de calidad!

Mañana segundo día de huelga. ¡Todos a la manifestación a las 11:30h en la Plaça dels Països Catalans hasta el Saló de l’Ensenyament!

 

¡Cambray dimisión!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas