Mientras, grandes cantidades de dinero público son desviadas, legal e ilegalmente, a manos de las grandes empresas de siempre (FCC, Ferrovial, ACS, OHL…) que llevan años enriqueciéndose gracias a la política aplicada por el Partido Popular de privatización de los servicios municipales; los desahucios se extienden como una lepra por los barrios más castigados por la crisis, y la criminalización de la protesta social se hace carne y hueso todos los días. (…)
Hay un sentimiento de hastío e indignación profundo no sólo contra las políticas de recortes del PP, y la destrucción de los derechos sociales que con tanto esfuerzo conquistamos después de duras luchas; también, y esto es de una gran trascendencia, contra la actitud de organizaciones que cuando llegan las elecciones escenifican un discurso social y de izquierdas y después, en los hechos, hacen totalmente lo contrario y practican una política, que en lo fundamental, no tiene diferencias sustanciales con la del PP. Este hartazgo explica la caída en picado de las expectativas de voto del PSOE en Madrid, recorrido por escándalos y corruptelas y, hasta cierto punto, el desplome de IU en la ciudad y en la región, por el papel que su dirección ha jugado en estos años.
La rebelión social que vivimos está removiendo los cimientos del orden político dominante durante las últimas décadas y ha mostrado de forma clara a millones de trabajadores, de jóvenes, de desempleados… que éste sólo existe para defender a los privilegiados de siempre, los grandes banqueros y empresarios. Por otro lado, hay una búsqueda incesante por construir un instrumento político que unifique y concrete en programa y acción, las aspiraciones que hemos expresado reiteradamente en las intensas luchas que se han venido sucediendo. Esto explica la irrupción de Podemos, la creación de Guanyem Barcelona, liderada por Ada Colau, y la extensión de iniciativas municipales con el nombre de Ganemos en numerosas ciudades y localidades.
Es en estas condiciones en las que ha surgido Ganemos Madrid, que aspira a convertirse en el elemento aglutinador de la izquierda que lucha y los movimientos sociales madrileños para expulsar al PP del Ayuntamiento. Desde la corriente marxista El Militante participamos y damos todo nuestro apoyo a esta iniciativa, y trabajaremos por su éxito.

Un programa al servicio de la mayoría trabajadora

(…) Ganemos Madrid debe defender, sin la menor reserva, la remunicipalización de los servicios privatizados (limpieza viaria, recogida de basuras, jardinería, asistencia a la tercera edad, instalaciones deportivas, y un largo etc.), aumentando drásticamente las partidas presupuestarias para que estos servicios sean realizados con la calidad necesaria, garantizando que los trabajadores que los presten tengan un salario decente, recuperando los derechos laborales perdidos o cercenados por el PP y a los trabajadores que han sido despedidos en estos años. El derecho a una vivienda digna es un aspecto central que debe encontrarse entre los objetivos prioritarios de Ganemos Madrid, prohibiendo por ley la ejecución de ningún desahucio en nuestro municipio, e iniciando una campaña por la expropiación de todas las viviendas vacías en manos de los bancos. Ganemos Madrid debe establecer un parque de vivienda municipal en Madrid con alquileres sociales.
(…) Estas medidas deben ser puestas en práctica a través de la participación democrática de toda la población, en asambleas en los barrios, referéndums, donde los vecinos puedan debatir y decidir dónde y cómo se emplean los recursos públicos. (…)
Una política semejante se enfrentaría con la oposición feroz de esa minoría de privilegiados que han monopolizado la vida municipal en su exclusivo beneficio y para sostener sus privilegios, pero la lucha decidida y organizada de la mayoría de la población trabajadora madrileña sería una fuerza irresistible que barrería todos los obstáculos.


Teoria Marxista

enlaceClasicos