Becas: el ministerio libera los cientos de millones retenidos. ¡La lucha sirve!

Ante esta situación, el Sindicato de Estudiantes y la Plataforma de Afectados por las Becas lanzamos una campaña de protesta y denuncia de las consecuencias dramáticas que esto está teniendo para cientos de miles de familias: jóvenes que tienen que abandonar sus estudios por el único delito de no tener dinero o de tener a sus padres en paro, incluso familias endeudadas por tratar de garantizar un futuro mejor para sus hijos.
Tras haber repartido decenas de miles de hojas en institutos y universidades rebatiendo las mentiras del PP y haber llenado las universidades públicas con pancartas reivindicando nuestro derecho a estudiar, logramos evitar lo que Wert y Gomendio querían a toda costa: que este nuevo ataque pasase completamente desapercibido.
Anunciar los recortes en la cuantía de las becas en plena Semana Santa o la campaña en defensa de su sistema de becas elitista en plenos exámenes no les sirvió de nada. La enorme presión social generada en torno a una conquista tan importante como las becas hizo que hasta los rectores —que hasta hace poco defendían el “apadrinamiento de estudiantes sin recursos”— salieron públicamente reclamando al ministro que se eliminaran las medidas más dañinas del decreto de Becas, como la nota mínima exigida. Toda esta presión logró que cientos de millones de euros pendientes de pago fueran ingresados a los estudiantes en tan sólo 24 horas, tras 15 días de denuncia constante por parte del movimiento estudiantil.
Aunque esta medida es completamente insuficiente, lo cierto es que ha sido una muestra más de la debilidad del Gobierno del PP y de la fortaleza del movimiento de la Marea Verde. Una vez más ha corroborado que luchar sí que sirve, y que si hemos logrado el pago de las becas también podemos lograr tumbar este decreto de becas clasista, la LOMCE y la devastación de la educación pública a la que estamos asistiendo.

Nueva provocación de Wert: el copago en Infantil y Bachillerato

De hecho, Wert no ha abandonado su guerra contra la educación pública. En una reciente comparecencia en el Congreso señaló que no descarta el copago en la educación no obligatoria para proporcionar “equidad y justicia” al sistema. Es decir, imponer tasas también en la educación infantil y en el Bachillerato. El derroche de cinismo de este elitista arrogante, que parece salido de un curso acelerado de neoliberalismo, no tiene ninguna medida. El objetivo del PP, como ya hemos visto con el tasazo universitario, el decreto de Becas y la LOMCE, es que sólo los hijos de los ricos tengan acceso a una educación de calidad, igual que ocurría en los años cincuenta bajo el franquismo.
Mientras la educación pública se sigue desmantelando, asistimos a escandalosos casos como el de las localidades madrileñas de Rivas-Vaciamadrid y Parla, en las que el PP pretende abrir dos colegios concertados de sectas ultracatólicas. Para la privada sí hay dinero, y sacado directamente de nuestros bolsillos. Esta es la justicia del PP, dar el dinero a manos llenas a los empresarios de la enseñanza privada-concertada a la vez que se expulsa del sistema a los estudiantes con más dificultades.
Esta nueva propuesta del Ministerio de Educación es un ejemplo más de que el único lenguaje que entiende el PP es la movilización y la lucha. La juventud estudiantil, que ha dado una gran lección de movilización, necesita el apoyo de los profesores y de las AMPAS. Por eso desde el SE instamos a los dirigentes de CCOO, UGT, STEs y la CEAPA a que no miren a otro lado. A que se hagan eco del sentir mayoritario de la comunidad educativa, de los profesores y los padres y madres, para golpear con contundencia a este Gobierno y este Ministerio que quieren acabar con nuestro sistema educativo público. Necesitamos unidad, pero unidad para luchar seriamente, no para permanecer cruzados de brazos, o para convocar “huelgas” retóricas, fantasmagóricas, sin preparar, sin organizar, sin asambleas, sin perspectiva, y que buscan lavar la cara precisamente a aquellos que no quieren movilizaciones masivas y contundentes de toda la comunidad educativa.
Lo hemos dicho alto y claro: el próximo curso la lucha continúa, con más fuerza, con más intensidad, todos juntos, desde el primer día. Llamamos a las direcciones de CCOO, UGT, STEs y la CEAPA a que no hagan oídos sordos al movimiento estudiantil: ¡Hay que convocar ya una huelga general de toda la comunidad educativa de 72 horas! ¡Sí se puede!


banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas