Las trabajadoras de la limpieza de 85 institutos públicos y otros edificios públicos de la administración valenciana, decidieron empezar una huelga indefinida el día 18 de febrero porque la empresa subcontratada por la Generalitat no ha pagado sus salarios de diciembre, enero, febrero y la paga extra de Navidad. Además, la empresa debe aún a algunas trabajadoras las liquidaciones del pasado verano por el contrato fijo discontinuo.

Esta práctica de no pagar los salarios es habitual, la Generalitat la conoce perfectamente. Ya con el Partido Popular esta empresa estaba subcontratada y practicaba el no pago. En el año 2016, la Generalitat ya estaba en manos del gobierno del Botánico (PSOE, Compromís y Podemos) y en vez de municipalizar el servicio, lo volvió a sacar a concurso y esa misma empresa lo ganó de nuevo.

Desde que las trabajadoras empezaron la huelga, la Generalitat ha intentado manipularlas con acuerdos verbales con los dirigentes sindicales. Ninguno de estos acuerdos se ha llevado a cabo al largo de estas semanas de negociación. En la práctica, la Generalitat está encubriendo y protegiendo el derecho de explotación de este servicio por parte de una empresa privada y para nada defiende los derechos de estas trabajadoras a tener unas condiciones de trabajo dignas. No es ninguna casualidad que este sea un sector donde las mujeres representan el 90% de la plantilla y tienen salarios de 700€ y mucha precariedad, muchas de ellas son despedidas cuando acaba el curso escolar y contratadas de nuevo a su inicio. La Generalitat se autodenomina feminista pero nada más lejos de la realidad: muchas palabras y cero prácticas.

Desde el Sindicat d’Estudiants, Lliures i Combatives y Esquerra Revolucionària nos solidarizamos con la huelga indefinida y la lucha de estas trabajadoras, su determinación y fuerza es todo un ejemplo de cómo se defienden los derechos de la clase trabajadora gobierne quien gobierne. Llamamos a que los sindicatos del profesorado y la federación de AMPAS se solidaricen y se unan a esta lucha.

Exigimos a la Generalitat Valenciana que rompa inmediatamente el contrato con esta empresa, que pague los salarios que debe y contrate a las trabajadoras como personal laboral público. También exigimos que pague los días de huelga a estas trabajadoras, la responsabilidad de esta situación no es suya y por tanto no deben perder sus salarios mientras defienden sus derechos. ¡Ya basta de que las empresas privadas se beneficien del dinero y servicios públicos mientras extiende la precariedad y la explotación!

También queremos denunciar que en algunos institutos, mediante amenazas a los estudiantes, se obliga a los alumnos y alumnas a limpiar el centro de estudio a raíz de la huelga. Es vergonzoso que la Generalitat mediante los equipos directivos, obligue que los estudiantes boicoteen la lucha de las trabajadoras.

El 8 de marzo, las y los estudiantes de todo el País Valencià junto a los del resto del Estado español, participaremos en la huelga general feminista y haremos manifestaciones estudiantiles a las 12h en las tres capitales. Las trabajadoras de la limpieza y sus justas reivindicaciones tendrán un papel protagonista en estas manifestaciones donde nos manifestaremos unidas para exigir a la Generalitat nuestras demandas.

¡Por el pago inmediato de los salarios de las trabajadoras de la limpieza!

¡Municipalización inmediata del servicio! ¡Basta ya de regalar dinero público a empresas privadas!


Teoria Marxista

enlaceClasicos