El 21 de mayo la actividad quedó totalmente paralizada en Airbus Puerto Real y en las empresas auxiliares que trabajan para la multinacional aeronáutica. Los dirigentes de CCOO y UGT suspendieron la huelga convocada a pesar de que la compañía manifestó de forma inequívoca su intención de seguir adelante con el cierre de la planta. El sindicato CGT, con representación en el comité interempresas, mantuvo la convocatoria y los trabajadores secundaron la huelga unánimemente, en una enorme demostración de fuerza.

Con este paro masivo los trabajadores han mostrado su rechazo a la política nefasta de colaboración con Airbus practicada por las burocracias sindicales en connivencia con el Gobierno central, y desautorizándolas por completo.

Las consecuencias de esta “estrategia” sindical son bien conocidas. Los sindicatos frenan o descarrilan las movilizaciones para “negociar” y seguidamente avalar, con su firma, un acuerdo con el que aceptan despidos, cierres de factorías a cambio de indemnizaciones y promesas de planes de inversión que nunca se cumplen.

Esta es la línea en la que los dirigentes de CCOO y UGT siguen insistiendo en la Bahía de Cádiz, la misma que adoptaron en Nissan con resultados desastrosos, o que mantienen frente a los despidos masivos en la banca y otros sectores.

¡Basta de sindicalismo de despacho! Es necesario organizarse y recuperar el sindicalismo combativo, democrático, de clase y asambleario para derrotar la ofensiva patronal contra el empleo y los derechos laborales que sufrimos.

CGT y los delegados sindicales de distintos sindicatos que se plantaron y siguieron adelante con la huelga tienen una gran responsabilidad.

La resistencia no puede ser un fin en sí mismo. Para que la fuerza demostrada se mantenga y se incremente, es necesario un plan de lucha que sume cada vez más sectores y que extienda el conflicto a toda la Bahía y la provincia.

Reproducimos la hoja con la que desde Izquierda Revolucionaria y Sindicalistas de Izquierda estamos trasladando nuestras propuestas para seguir avanzando, superar el obstáculo que suponen los dirigentes de CCOO y UGT y poder frenar los planes de Airbus.

Pincha aquí para descargar el panfleto en pdf

¡Airbus Puerto Real no se cierra!

¡Los trabajadores organizados podemos derrotar los planes de la multinacional! ¡Por una huelga general en la provincia de Cádiz!

El Gobierno central y los sindicatos CCOO y UGT han enviado a Airbus lo que califican como una “alternativa viable” para el futuro de Airbus en la Bahía. Una propuesta elaborada a espaldas de los trabajadores, que deja abierta la puerta al cierre de Airbus Puerto Real y da toda la iniciativa a la empresa. Y que además deja completamente fuera a todos los trabajadores y trabajadoras de la industria auxiliar.

La respuesta de Airbus ha sido clara: sigue adelante con el cierre de la factoría de Puerto Real y cínicamente ha propuesto que esta factoría se convierta en un centro aeronáutico 4.0, gestionado por el Gobierno. ¡Sí, como el que acordó con la Junta de Andalucía en 2016 y que todavía no se ha inaugurado!

A pesar de que la respuesta de Airbus es arrogante y un insulto para los trabajadores, CCOO y UGT han suspendido el calendario de movilizaciones para, según dicen, dar máxima prioridad a la negociación.

Es lo mismo que alegaron el pasado 21 de abril cuando Airbus comunicó su decisión de "tomar un tiempo muerto" para analizar con más detalle el futuro de la factoría de Airbus Puerto Real. ¡Ya ha pasado ese tiempo y la multinacional mantiene el cierre de la planta! Los dirigentes de CCOO y UGT vuelven a insistir en una “estrategia” sindical fallida y nefasta que solo sirve para que las empresas impongan sus planes y que lo único que ha traído ha sido paro y cierre de empresas.

La experiencia que llevamos viviendo muchos años en la Bahía nos ha enseñado que la política sindical basada en acuerdos que contienen despidos a cambio de indemnizaciones, prejubilaciones o traslados y aceptando la falsa promesa de futuros planes de reindustrialización, ha demostrado ser un auténtico fiasco.

Y no solo en la Bahía. CCOO y UGT avalaron con su firma el cierre de Nissan en Barcelona a cambio de promesas que la empresa, como siempre , ha incumplido. ¡Basta ya de avalar despidos y cierres de empresas! ¡Queremos un futuro digno para nosotros y nuestros hijos!

Desde hace décadas en la Bahía de Cádiz sufrimos una reconversión industrial permanente y no podemos consentir más pérdida de empleo.

¡No, no necesitamos más centros aeronáuticos de cartón piedra! Desde Sindicalistas de Izquierda e Izquierda Revolucionaria defendemos que si Airbus es incapaz de mantener la actividad industrial de todas sus plantas en la Bahía y todos los puestos de trabajo, es necesario exigir su nacionalización y ponerlas a funcionar, bajo el control de los trabajadores, en beneficio de toda la sociedad.

Debemos organizarnos para planificar la lucha. Por una huelga general en la provincia de Cádiz

Lamentablemente la política de los dirigentes de CCOO y UGT es un obstáculo para frenar los planes de Airbus. Pero los trabajadores tenemos fuerza para superar esta traba.

El pasado 10 de abril, más de 6.000 personas nos manifestamos en Cádiz contra el cierre de Airbus Puerto Real y para exigir la urgente reindustrialización. Aquí radica nuestra fuerza. Este es el camino.

Los trabajadores tenemos capacidad para organizarnos y planificar la lucha. El objetivo debe ser movilizar a todos los trabajadores de todos los sectores, de la Bahía y de toda la provincia, así como a la población en general. Si se sigue destruyendo empleo, se cierra el futuro para todos. ¡Hay que poner en pie de guerra a toda la provincia de Cádiz!

Es necesario preparar y organizar ya asambleas en cada centro de trabajo donde se debata y se aprueben las acciones y movilizaciones que permitan extender e involucrar en la lucha al conjunto de la población de la Bahía.   Elegir en ellas representantes para formar una coordinadora en la que todas las empresas estén representadas y de esta forma se puedan planificar las acciones y llevarlas a cabo de forma conjunta. Estos representantes deben tener la obligación de informar puntualmente a los trabajadores en las asambleas.

En estas asambleas hay que constituir comisiones de trabajadores con la tarea de contactar rápidamente con las asociaciones de vecinos y las organizaciones sociales para organizar acciones en las que participen los trabajadores de todas las empresas y sectores, los comerciantes, etc.

Las asambleas deberían discutir y aprobar la fecha para llevar a cabo una huelga general en toda la provincia de Cádiz. La cobertura legal de esta acción la podrían aportar los compañeros de CGT que se han plantado contra lo que CCOO y UGT están haciendo. CGT ha seguido adelante con la convocatoria de huelga del día 21, huelga que ha sido apoyada mayoritariamente por los trabajadores de Airbus Puerto Real y de las empresas auxiliares en las asambleas.

Solo demostrando a la empresa que los trabajadores de Airbus, junto a todos los trabajadores y trabajadoras de las subcontratas y de toda la provincia, están dispuestos a llegar hasta donde haga falta para evitar el cierre, se pueden derrotar los planes de reconversión industrial y convertir la maltratada Bahía de Cádiz en una referencia de lucha para otras factorías y para el conjunto de la clase obrera en todo el Estado.

¡La lucha es el único camino!


Teoria Marxista

enlaceClasicos