En 2007, un grupo de trabajadores de Maderas del Noroeste decidimos presentar una candidatura de clase a las elecciones sindicales. La reacción de la empresa fue tratar de impedirlo por todos los medios (legales e ilegales), amenazando y despidiendo a algunos trabajadores e impulsando una candidatura amarilla. Empatamos en votos, y los amarillos se hicieron con la mayoría por antigüedad. A partir de este momento, la patronal inició una política antisindical contra CCOO, primero contra los miembros del comité (uno fue agredido y el otro, despedido) y más tarde, cuando comprobaron que con nosotros no podían (en ambos casos la justicia nos dio la razón), contra los trabajadores que nos apoyan, mediante despidos selectivos.
En los dos primeros meses de este año, Maderas del Noroeste despidió a ocho trabajadores. Según la patronal, por causas objetivas (descenso de ventas dos trimestres consecutivos), pero en realidad están aprovechando la reforma laboral para deshacerse de los trabajadores que apoyan a CCOO. De hecho, entre los despedidos están dos exdelegados sindicales que ya no tienen garantías sindicales; a uno es la segunda vez que lo despiden. También despidieron a una trabajadora tan sólo cinco horas después de solicitar una reducción de jornada por cuidado de su hijo menor de 8 años que tiene una minusvalía del 57%. Además, cinco de los despedidos iban a hacer un curso en CCOO.
Ante estos actos de terrorismo patronal, desde CCOO de Maderas del Noroeste impulsamos una campaña de protesta; ante la imposibilidad de movilizar a la plantilla, fruto del miedo y la crisis, nos dirigimos a todo el movimiento obrero de la comarca de Ferrol, que una vez más demostró que está dispuesto a luchar. Así, CCOO convocó varias concentraciones (una dentro de la empresa, otra en el SMAC y otra en los juzgados) que, además del apoyo de los delegados de la Unión Comarcal de CCOO, contaron con el apoyo de IU y del PSOE. Representantes de ambos partidos, encabezados por el concejal ferrolano Suso Basterrechea, en el caso de IU, y por la diputada en el Congreso Paloma Rodríguez y la parlamentaria gallega Beatriz Sestayo, en el caso del PSOE, se reunieron con los trabajadores y nos apoyaron de diversas maneras (notas de prensa, participación en las concentraciones, etc.). Pero hay que resaltar la participación en las movilizaciones de los dos portavoces comarcales de la CIG, lo cual es relevante porque los amarillos se presentaron como CIG, manipulando así las siglas de este sindicato de clase. Esperemos que la dirección de la CIG tome medidas porque estamos seguros de que muchos de sus afiliados y delegados se indignarían si supieran que sus delegados en Maderas del Noroeste son los amarillos al servicio de la empresa.
CCOO de Maderas del Noroeste va a seguir combatiendo todos los abusos. Estamos en un período de crisis capitalista y no hay cabida para el diálogo social. ¡La lucha sirve, la lucha sigue!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas