Otro punto es que en los años 2014 y 2015 los salarios no se actualizarán en función de la subida de la vida, sino del PIB del país. Este acuerdo ha sido presentado como un gran logro, pero en nuestra opinión no es tan positivo, ya que asume que los trabajadores perdamos poder adquisitivo y no garantiza en la práctica nada (ya que según el acuerdo estatal de convenios cualquiera de las partes puede levantarse en cualquier momento, dejar sin efecto el convenio e instar al arbitraje), ni siquiera el pago de las tablas salariales.
De hecho, tal y como recogía el Diari de Girona el pasado 2 de abril, los empresarios del Metal en el Gironés llevaban —hasta la fecha— dos años sin aplicar los incrementos salariales del convenio. Por tanto, este acuerdo no es ninguna concesión a los trabajadores. Todo lo contrario. Como  decía  la Plataforma de Trabajadores del Metal de la Petroquímica de Tarragona (formada por militantes de CCOO, CGT, UGT y trabajadores sin afiliación sindical) en un momento como el actual, de recorte tras recorte, en el que están quitándonos todos nuestros derechos, la patronal y el PP no iban a ceder nada sin una lucha fuerte como lo demuestra la aprobación de la reforma laboral o todos los retrocesos del día a día. Asimismo la firma de los acuerdos en las dos provincias ha restado fuerza a la lucha conjunta de todo el sector del Metal de Catalunya y del conjunto de trabajadores, ante unos ataques que son comunes.
Los acuerdos firmados en Tarragona y Girona no se han trasladado a las provincias de Barcelona y Lleida, donde la patronal sigue mareando la perdiz y se niega a recoger sobre el papel la más mínima actualización salarial y plantea incluso una bajada salarial los próximos dos años. Ante esta situación CCOO y UGT han realizado algunas concentraciones y anuncian la convocatoria de huelga en el Metal de Barcelona el 22 de enero. Es fundamental que esta huelga tenga el máximo apoyo, continúe hacia adelante y se extienda a toda Catalunya y a todo el estado. Ante unos ataques tan contundentes a nuestros derechos, pensamos que la única manera de defenderlos consecuentemente es con un plan de movilización igual de contundente, con huelgas generales ascendentes y extensión de la lucha a otros sectores. Para ello llamamos a las direcciones de CCOO y UGT a rectificar su política de pactos, a impulsar la movilización con todas sus fuerzas y a convocar asambleas en los tajos para organizar la lucha en condiciones y decidir sobre la misma.
· Por un convenio digno y su cumplimiento en todas las  empresas.
· Aumento salarial según el aumento real de la vida.
· Reducción de jornada y aumento de la contratación para reducir los brutales ritmos de trabajo y la inseguridad laboral.
· Ningún despido.


banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas