El mundo se enfrenta a una catástrofe sanitaria, social y económica sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial. Millones de personas están completamente indefensas frente al avance del coronavirus porque las políticas capitalistas de los Gobiernos han arrasado con los sistemas sanitarios y los servicios sociales. La dictadura de las grandes finanzas gobierna el mundo con mano de hierro, y los resultados no pueden ser más terribles.

El trabajo asalariado, combinado con la ciencia, ha producido los avances tecnológicos más asombrosos, medios de transporte desconocidos, la capacidad de interconectar países a la velocidad de la luz, y todo esa fuerza creadora no ha sido capaz de interponerse para salvar las vidas de la población por la única razón de que solo sirven a un fin: asegurar los beneficios del gran capital.

La sociedad en su conjunto paga un alto tributo a esta plutocracia, y ahora lo hace con cientos de miles de muertos y millones de desempleados.

Solo hay una manera de combatir esta barbarie que nos conduce al abismo: levantando con fuerza una alternativa que luche por la revolución socialista, por expropiar toda esa riqueza que concentran el poder financiero y los grandes monopolios, y socializarla bajo el control democrático de la clase obrera. Una economía planificada y socialista podría enfrentar la catástrofe sanitaria con medios suficientes, y resolver las necesidades de la humanidad garantizando unas condiciones de existencia decentes a todas y todos, a las generaciones venideras y también a nuestro ecosistema.

Los trabajadores y jóvenes que formamos IZQUIERDA REVOLUCIONARIA hemos construido el Sindicato de Estudiantes, la plataforma feminista Libres y Combativas y participamos de manera militante en el sindicalismo de clase y en los movimientos sociales defendiendo un programa anticapitalista y socialista.

De manera regular e ininterrumpida a lo largo de más de 40 años hemos publicado El Militante, una herramienta fundamental en la tarea de difundir las ideas del socialismo revolucionario, analizar la actualidad de la lucha de clases, dar voz a los trabajadores y la juventud desnudado las mentiras del sistema.

En estos momentos, y frente a todas las dificultades derivadas de la pandemia, mantenemos la versión digital de El Militante, publicamos nuevos artículos cada día en nuestra web y utilizamos las redes sociales para defender una posición de clase. Todos nuestros militantes intervienen activamente en los conflictos obreros más destacados luchando contra la capitulación de las burocracias sindicales y resistiendo la ofensiva de la patronal.

Construir un partido de combate como Izquierda Revolucionaria significa compromiso militante, sacrificio y esfuerzo. Sabemos muy bien que solo podremos garantizar nuestra independencia política si garantizamos nuestra independencia económica.

Por eso nos basamos en las mejores tradiciones de la clase obrera, en su entrega y abnegación insobornable, y recogemos euro a euro los recursos que podrán crear una poderosa organización de lucha. Solo la clase obrera puede salvar a la clase obrera. Con sus métodos, con su garra, con su voluntad y dignidad, con su conciencia y sí, con sus escasos pero valiosísimos recursos económicos.

No se puede transformar la sociedad asumiendo los métodos cínicos y corrompidos de la política burguesa, asimilando las formas podridas del parlamentarismo, sus cargos bien retribuidos y unas condiciones materiales ajenas a los trabajadores. Las organizaciones que se han adaptado actúan como el flanco izquierdo del sistema, blanqueado sus políticas y contribuyendo a someter la conciencia de los oprimidos.

Sabemos que la crisis está golpeando brutalmente a nuestra clase, pero una organización revolucionaria que merezca tal nombre solo puede y debe sostenerse con el apoyo consciente y militante de nuestra clase. En el contexto de lo que será la mayor crisis de la historia del capitalismo, de una salvaje ofensiva contra la clase obrera, ese apoyo es más necesario que nunca.

Por eso hacemos un llamamiento a todos y todas las que sentís y compartís la necesidad de poner fin a esta barbarie capitalista para que nos deis vuestro apoyo económico y os afiliéis a Izquierda Revolucionaria. Vuestra contribución será fundamental para construir el partido de la revolución socialista en el Estado español y en el mundo.

Es la hora de la organización y la lucha.

Haz tu aportación con un ingreso en nuestra cuenta: ES89 0049 4088 2425 1411 0315, o a través de bizum en el número 629 724 830 y afiliate a través de la web o llamando a nuestros teléfonos.

Pincha y nos pondremos en contacto contigo inmediatamente
A través de WHATSAPP 
A través de EMAIL


Teoria Marxista

enlaceClasicos