En la madrugada del sábado 1 de noviembre, un miembro del Sindicato de Estudiantes en Madrid fue brutalmente agredido por siete fascistas que le tiraron al suelo y le golpearon causándole importantes lesiones, como queda recogido en el parte médico. Además de numerosos traumatismos nuestro compañero tiene una brecha en la cara, a escasos centímetros de un ojo, y una severa inflamación en una oreja fruto de los reiterados puñetazos. El único motivo que explica esta salvaje agresión es que fue identificado como un militante de izquierdas.
Este hecho se produce apenas un mes después de que el portavoz del SE en Málaga, Rubén Fernández, fuera agredido por un grupo de fascistas a la salida de una reunión de Podemos, y después de que el 11 de octubre un joven fuera brutalmente agredido en el metro de Madrid, simplemente por su vestimenta. Estos grupos actúan con total impunidad, cuando no con la complicidad del aparato del Estado.
¡Ningún ataque sin respuesta!
¡Disolución de las bandas fascistas!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas