El genocidio sionista en Gaza y la cuestión nacional palestina
¿Reconocimiento del Estado palestino? Un nuevo brindis al sol del Gobierno PSOE-Sumar
Elecciones Europeas. Las políticas capitalistas, racistas y militaristas de la UE dan alas a la extrema derecha
Guerras imperialistas, genocidio y totalitarismo. ¡Es el momento de unirte a los comunistas revolucionarios!
V. I. Lenin (1924-2024). Retrato de un revolucionario
Centenario de Lenin. Los artículos, tesis, manifiestos y trabajos teóricos del líder bolchevique en 1917
Más de 300 personas en la inauguración del Espacio Rosa Luxemburgo
Documento de perspectivas mundiales aprobado en el III congreso de Izquierda Revolucionaria Internacional
Lucha con los comunistas revolucionarios ¡Organízate en Izquierda Revolucionaria!

banner

banner

210406 13
210406 13


A la atención de Rubén Guijarro Palma, alcalde de Badalona.

Le escribo esta carta abierta después de reflexionar mucho sobre lo que está ocurriendo en nuestra ciudad. Como sabe, soy la madre de una menor víctima de una violación grupal en el Centro Comercial Màgic. Se puede imaginar por lo que estamos pasando, el dolor, la rabia y el golpe tan demoledor que esto ha significado para mi hija y nuestra familia. Es imposible de describir en palabras. Pero todo sería más llevadero si hubiéramos contado con el apoyo de aquellos que, en teoría, tendrían que habernos acompañado en esta situación crítica.

La única y última vez que hablamos fue el pasado 28 de marzo a la tarde. Usted me llamó porque había llegado a su conocimiento la rueda de prensa que íbamos a realizar justo a la mañana después, para denunciar el abandono y la indiferencia que hemos sufrido por parte de los mossos y del centro comercial. En esa llamada usted me dijo que nos apoyaba y que contábamos con todo el respaldo de la corporación que encabeza. Pero cuando le pregunté en qué se concretaba ese respaldo no supo decirme nada, hubo silencio. Han pasado más de 22 días y ese silencio se ha convertido en estruendo, añadiendo aún más pesar a una herida que sigue abierta.

Como sabe muy bien, estamos organizando una manifestación para el sábado 29 de abril. Esa manifestación, abierta a todos los vecinos y vecinas de Badalona, exige cosas muy sencillas, entre otras que el Centro Comercial Màgic asuma su responsabilidad, porque en su interior se han producido delitos gravísimos, violaciones grupales de menores, y todavía no hemos recibido ninguna disculpa, ninguna llamada, nada de nada. Es más, cuando este pasado sábado 15 de abril estábamos repartiendo hojas a las puertas de este espacio, ejerciendo nuestra libertad de expresión, un guardia de seguridad del centro comercial me insultó y me amenazó con una actitud machista y chulesca para que dejara de entregar la propaganda a los vecinos, y se rio del sufrimiento que estamos padeciendo negando que se hubieran producido violaciones.

¿Le parece razonable? ¿Cree que así se defiende y se arropa a las víctimas de agresiones sexuales y a sus familiares? Lo digo además porque en la prensa de esa misma jornada se pudo leer: “Fuentes cercanas al consistorio lamentan que se difame de esta manera la imagen del Màgic: ‘El guardia de seguridad actuó, seguramente, porque no tenían permisos para repartir nada’ explican, a la vez que dudan del testimonio de Prados”.

Es decir, a usted le preocupa mucho que se “difame” la imagen del Màgic, cuya dirección no se ha dirigido en ningún momento ni a las víctimas ni a sus familiares para manifestar una brizna de empatía. Pero además justifican una actuación violenta contra mí, y afirman, sin inmutarse, que igual no teníamos permiso para “repartir nada”. ¿Desde cuándo hay que pedir permiso para repartir una hoja llamado a una manifestación en solidaridad con las menores que han sido violadas? Y eso lo dice el portavoz de un ayuntamiento gobernado por el PSC.

De verdad, señor Guijarro, ¿a qué viene todo esto? ¿A qué viene este desprecio con las víctimas? Cuando nos hemos dirigido a su ayuntamiento para solicitar un centro municipal de cara a celebrar una asamblea de madres de víctimas junto a los jóvenes del Sindicato de Estudiantes nos lo han negado. ¿Por qué actúa así? ¿Por qué dice que va a apoyarnos y está haciendo todo lo contrario? ¿No le parece suficiente el sufrimiento por el que estamos pasando para añadir aún más?

Cualquiera tendría la impresión de que le molesta mucho que hayamos alzado nuestra voz, que pidamos justicia, solidaridad y acompañamiento. Sí, parece que les irrita sobremanera.

Hace unos días realizó una rueda de prensa exigiendo mano dura contra los menores que han protagonizado estas violaciones, y un cambio drástico de la ley del menor que impide que sean internados en cárceles y juzgados como adultos. Repite lo mismo que le hemos oído decir a los representantes del PP y de Vox en Badalona. Pero en cambio, y se lo dice una mujer, madre de una menor violada, no le hemos escuchado nada sobre más inversiones en nuestros barrios, cada vez más degradados, más recursos para nuestras escuelas, para nuestra sanidad, para equipamientos culturales, para la educación sexual de nuestros jóvenes, para combatir el desempleo y la precariedad, para acceder a una vivienda pública. Esas medidas, que nunca le escuchamos defender, crearían condiciones muy serias para cortar de raíz la cultura de la violación, pero parece que no son importantes para usted y para sus asesores.

Acabo. Si no nos va a apoyar, por favor le pedimos que no entorpezca nuestra lucha, no la sabotee. Entendemos que a las empresas multinacionales del Centro Comercial Màgic, que ganan tanto dinero, no les guste nada nuestra batalla contra la impunidad y por la justicia. Su soberbia y arrogancia es paralela a su falta de sentimientos. Pero usted no está a sueldo del centro comercial, sino que se debe a sus ciudadanos. ¿O acaso nos equivocamos?

Un saludo cordial y nos vemos en las calles el próximo 29 de abril.

Teresa Prados, Comitè de Mares Contra la Violencia Sexual a Badalona


banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas