¡Basta de mentiras! ¡Basta de campañas publicitarias de los que se enriquecen empobreciéndonos!

El Corte Inglés, como muchas otras grandes empresas, se dedica estos días a publicitar su marca haciendo públicas sus donaciones en ropa de cama para los hospitales o en dinero para adquirir material hospitalario. Mientras anuncian a bombo y platillo estas suculentas donaciones a la sanidad pública, los técnicos de hacienda han revelado que pagan menos impuestos ahora que antes de la crisis. Unos impuestos que podrían ir precisamente destinados a revertir los brutales recortes que ha sufrido la sanidad pública.

Pero la desfachatez llega más lejos. Las y los trabajadores obligados a trabajar en departamentos autorizados por el Real decreto, se han encontrado con que se planteaba esta trágica situación como una “campaña”, es decir como una oportunidad más de hacer negocio, como si se tratara de las “rebajas” o de la campaña de “navidad”. ¿Cómo se puede hablar en estos términos ante la trágica situación que estamos viviendo?

Por otro lado, a aquellos que han trabajado toda la "campaña" se les dará un cheque regalo de 300€, y a los que han ido a apoyar en la “campaña” de 150€. Cheques regalos obviamente para consumir en los propios productos de ECI, sin que puedan gastarlos en otras necesidades que puedan tener, y que además permiten desgravaciones fiscales a la empresa. Si querían premiar a las y los trabajadores que suban los salarios y mejoren las condiciones laborales. ¡Qué vergüenza y qué demagogia!.

Toda esta filantropía benefactora busca esconder los abusos de ECI aprovechando la crisis del COVID-19, de cara a mantener e incluso incrementar sus beneficios. De esta manera han ampliado el número de afectados por el ERTE, a pesar de que siguen haciendo negocio, y están imponiendo arbitraria e ilegalmente modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo como:

1) Cambio de jornada, estableciendo el trabajo nocturno entre las ocho de la tarde y la dos de la madrugada, donde se confinan las compañeras y los compañeros para desembalar sin mantener las distancias mínimas de seguridad.

2) Aperturas en domingo y festivos en centros de trabajo donde no tienen la obligación de abrir esos días, excediéndose lo establecido en el convenio colectivo.

3) Movilidad funcional de departamento de venta a departamento sin comisiones por venta, etc.

4) Mandar de vacaciones forzadas a las y los trabajadores que se reicorporan del ERTE, para que las pasen confinados en sus casas. En la práctica robar y suprimir las vacaciones de las y los trabajadores.

Y todo esto con el silencio de los sindicatos presentes en el Comité (Fetico, Fasga, CCOO y UGT), que en esta situación de especial indefensión de las y los trabajadores, confinados y sin poder reunirnos, deberían velar escrupulosamente por que no se produzca la vulneración de ningún derecho.

Desde Sindicalistas de Base, como hemos venido señalando, estamos por el mantenimiento del empleo, los salarios y de todas las condiciones laborales. Por eso hemos denunciado públicamente la aplicación y la firma del ERTE por parte de los sindicatos presentes en el Comité, en una gran empresa que ha tenido beneficios multimillonarios durante todos estos años, que deberían destinarse a garantizar que las y los trabajadores no sufrimos retroceso alguno. ¿Es que acaso una empresa como ECI, que además sigue haciendo negocio y vendiendo, no tiene capacidad financiera para enfrentar esta situación durante 1, 2, 4 o 7 meses? ¡Basta de intentar engañarnos!

Por otro lado, la firma de este ERTE supone asfaltar el terreno para que dentro de seis meses la empresa comience a hablar de EREs, ya que la crisis económica continuará profundizándose. ¡Por eso es una completa irresponsabilidad la actuación de los sindicatos presentes en el Comité! ¡Han facilitado futuros ataques dejando abandonada a la plantilla!

Por todo esto, creemos que es el momento de prepararnos para defendernos, de organizarnos, de cara a poder responder cuando se levante el confinamiento y volvamos a nuestros puestos de trabajo. Muchas y muchos esperáis obviamente que las cosas vuelvan a la normalidad, pero desgraciadamente no va a ser así, y tenemos la obligación de decirlo. Las grandes empresas como ECI se preparan para una fuerte crisis económica, e intentarán, como ya hicieron en 2007-2008, que la paguemos las y los trabajadores.

Es el momento de levantar por tanto un sindicalismo combativo y comprometido, ya que será la única manera de enfrentar la sangría de despidos y recortes que enfrentaremos y que llevará a muchos a la miseria. Por eso os animamos a que contactéis y os afiliéis a Sindicalistas de Base

Su filantropía es nuestra explotación. Sus beneficios nuestra salud

¡Organízate en Sindicalistas de Base! ¡Defiende tus derechos!


Teoria Marxista

enlaceClasicos