La Jornada de Lucha estatal del 10 de mayo organizada por el Sindicato de Estudiantes tuvo un carácter muy especial en Valencia, pues trabajadores del sector público y estudiantes dimos un paso adelante en la unificación de todas las luchas de este sector. Ese día salimos en manifestación conjuntamente los estudiantes de secundaria, unos 60 trabajadores y el comité de empresa de la EMT con pancartas, decenas de profesores de universidad con la pancarta de la Plataforma en Defensa de la Universitat Pública, decenas de trabajadores del Hospital Clínic, el Comité de Empresa de Ràdio-Televisió Valenciana (en lucha contra el despido de dos tercios de la plantilla), un delegado por CCOO del Comité de Ferrocarriles de la Generalitat, y el delegado de la sección de CCOO en Navegación Aérea del Aeroport de Manises, además de compañeros de CGT y la Coordinadora Obrera Sindical. Gracias a esta movilización, estos trabajadores se han puesto en contacto y han formado un grupo por la extensión de la lucha en todo el sector público. Las movilizaciones continuarían con el calendario de huelgas en educación primaria y secundaria los días 16, 17, 23, 24 (que se pasó al 22 para coincidir con la huelga convocada en todo el Estado), 30 y 31, convocadas por todos los sindicatos docentes, y a las que el Sindicat d’Estudiants se sumó. Esto era el producto de una fuerte presión del profesorado hacia los dirigentes sindicales. El 16 de mayo la huelga tuvo un fuerte seguimiento entre los profesores, y mucho mayor (del 90%) entre los estudiantes. 15.000 profesores de las tres provincias tomaron las calles de Valencia. Al día siguiente, hubo asambleas de profesores masivas en todo el País Valenciano, de nuevo la idea de la extensión al resto del sector público salía a relucir y el SE propuso hacer un llamamiento al resto del sector público a la huelga. La huelga del 22 de mayo fue masiva. Las manifestaciones también fueron muy fuertes: 60.000 personas en Valencia, 25.000 en Alicante y 15.000 en Castellón. Participamos masivamente profesores, estudiantes, padres y madres y, muy importante, trabajadores pertenecientes al sector público. Ante la presión de muchos profesores, las huelgas del 23, 30 y 31 finalmente se reconvirtieron en diferentes acciones: encierros, concentraciones y organización de piquetes informativos. El 31 de mayo habrá una manifestación de todo el sector público del País Valenciano, esta tiene que servir de palanca para la convocatoria de una huelga general en todo el sector público del País Valenciano.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas