Puedes adquirir tu ejemplar de este número de Marxismo Hoy en la LIBRERÍA ONLINE de la Fundación Federico Engels pinchando aquí. También puedes leer los artículos en los enlaces del siguiente listado:

⋅ Revolución proletaria y guerra campesina en China (1925-1949)

La Revolución china

 La larga marcha hacia el capitalismo en China

Esta nueva edición de Marxismo Hoy está dedicada a analizar en profundidad los tremendos acontecimientos que están sacudiendo China. Desde hace tiempo, China se ha convertido en una fuente inagotable de discusión para el movimiento marxista. No en vano, la revolución de 1949 asestó un duro golpe al imperialismo occidental que observó, impotente, como se procedía a la supresión de las relaciones de propiedad capitalista a través de la expropiación de la burguesía nacional, los terratenientes y los intereses de las diferentes potencias extranjeras.

Desde entonces, China se desarrolló como un Estado obrero deformado, construido a imagen y semejanza del que existía en la URSS, un régimen de bonapartismo proletario. No obstante, China no ha estado al margen de los hechos históricos que han recorrido el mundo en las tres últimas décadas. Tras la muerte de Mao, las reformas de corte capitalista que fueron introducidas como una respuesta a la caída de la productividad de la economía china, adquirieron en años posteriores un ritmo cada vez más acelerado. A su vez, la contrarrevolución capitalista en la URSS y en el resto de los países de Europa del Este, como consecuencia del colapso del régimen burocrático, alimentaron este proceso, hasta llegar a la situación actual. Durante años, la élite del aparato del Partido Comunista Chino ha dirigido con mano de hierro esta transición hacia el capitalismo, hasta el punto de que hoy en día las bases de la economía nacionalizada y planificada, la colectivización de la tierra y el monopolio estatal del comercio exterior, es decir, la estructura económica creada tras el triunfo revolucionario de 1949, ha sido socavada. China se ha adentrado, de la mano de la burocracia estalinista, en un periodo de restauración capitalista con consecuencias dramáticas: nacimiento de una nueva clase burguesa, aumento de las desigualdades sociales y económicas en la población y entre las diferentes regiones, y la irrupción del gigante asiático como una potencia económica y militar.

Los acontecimientos en China marcaran el futuro de la historia mundial a una escala absolutamente inédita.

Ante estos hechos singulares y novedosos ¿Cuál es la posición que deben adoptar los marxistas revolucionarios? ¿Qué programa necesitamos levantar frente a la contrarrevolución capitalista en China?

Para responder desde un punto de vista clasista a estos interrogantes necesitamos, en primer lugar, comprender la naturaleza de la revolución china y el papel jugado por la burocracia estalinista que se ha mantenido al frente del PCCh por casi seis décadas. Ahora, cuando la revolución socialista vuelve de nuevo a cobrar viabilidad en el continente Latinoamericano, cuando en Cuba el debate sobre las perspectivas para la revolución plantean preguntas sobre el camino a tomar, China aparece para algunos supuestos teóricos de la izquierda como una alternativa entre el capitalismo y la experiencia fracasada de la URSS. Desde un punto de vista marxista presentar el modelo de acumulación capitalista chino como una solución para los problemas de los oprimidos, es una trampa mortal para la causa del socialismo internacional.

La Fundación Federico Engels quiere aportar a este debate fundamental una alternativa basada en el  método de análisis marxista. Para ello hemos incluido en esta ocasión tres artículos que pueden ayudar a este objetivo. En primer lugar publicamos un extenso trabajo realizado por Bárbara Areal y que lleva por título Revolución proletaria y guerra campesina en China. 1925-1949. En el mismo se traza una panorámica del movimiento obrero y campesino en las diferentes revoluciones chinas, especialmente la revolución derrotada de 1925-27 y la guerra campesina victoriosa de 1949. En castellano existen pocos trabajos que aborden desde una óptica marxista la historia de la revolución china. Estamos seguros que este texto llenará muchas lagunas sobre la historia de la revolución y el papel jugado no solo por el PCCh sino también por la Internacional Comunista estalinizada.

El segundo texto es un trabajo de León Trotsky que fue publicado como introducción al libro de Harold Isaacs La tragedia de la revolución china. El texto de Trotsky, La revolución China, es una exposición del programa defendido por la Oposición de Izquierdas en la revolución china de 1925-1927 y una crítica demoledora de los errores de la Internacional Comunista y su política de pactos con el Kuomintang, el partido nacionalista burgués que masacró la insurrección de Shangai y Cantón.

Por último, presentamos el documento programático de la Corriente Marxista Internacional, La larga marcha hacia el capitalismo en China. En este documento se analiza pormenorizadamente las claves fundamentales del proceso de restauración capitalista, el papel de la burocracia del PCCh en el mismo, y las perspectivas futuras.

Confiamos que esta nueva edición de Marxismo Hoy contribuya a arrojar luz sobre los acontecimientos en China y situar el punto de vista marxista en esta nueva coyuntura.


banner

banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas