Digamos otra vez, alto y claro, ¡NO a un convenio de miseria!

De nuevo CCOO y UGT nos sorprenden con un comunicado nocturno convocando asambleas urgentes para votar una propuesta de mediación elaborada por el SASEC.

Por más que leamos y releamos, no hay nada nuevo en esta propuesta mediadora. Se trata de la propuesta inicial de la patronal, con un mínimo añadido respecto al kilometraje para dar la apariencia de que se ha buscado un punto intermedio entra la oferta empresarial y las demandas de las trabajadoras del SAD. ¡Nada más lejos de la realidad! El SASEC, un organismo oficial que depende del gobierno del Principado da por buena y definitiva la miserable propuesta patronal, cierra filas con los empresarios y, encima, se permite el lujo de emitir un ultimátum para que le demos respuesta en el plazo de 48 h.

Tras 36 días de huelga indefinida, sujetas a servicios mínimos abusivos, y con siete compañeras de Senior Servicios Integrales sancionadas con un mes sin sueldo por su participación en la huelga, las trabajadoras del SAD no estamos dispuestas a aceptar que nos escupan en la cara. Las manifestaciones de Oviedo y Gijón demostraron el amplio apoyo social a nuestra lucha. Las expresiones de simpatía y solidaridad son constantes. Por eso es incomprensible y rechazable que los dirigentes de CCOO y UGT, que se han mantenido al margen de las últimas movilizaciones, en lugar de expresar su indignación por esta propuesta insultante del SASEC, emitan un comunicado en el que se nos intenta, otra vez, vender las supuestas bondades de la oferta patronal.

Como ya hemos explicado en anteriores comunicados, la tabla A recoge las subidas salariales que realmente se van a aplicar. Frente a una subida del IPC del 6,5% en 2021 se nos ofrece un 0%; en 2022, con una inflación que en agosto ya alcanzaba el 10,5%, nos ofrecen un miserable 1,5%. Solo en estos dos años, la propuesta patronal nos condena a una reducción de nuestros salarios reales de más del 15,5%, que unida a las minúsculas subidas previstas para los años 2023, 2024 y 2025, nos asegura el hundimiento en la más completa pobreza.

Como señuelo para que se acepte este convenio la patronal, CCOO y UGT agitan los porcentajes de subida, algo más altos, previstos en la tabla B. Las subidas de esta tabla empezarían a aplicarse a medida que las actuales concesiones de los servicios de Asistencia a Domicilio vuelvan de nuevo a salir a licitación pública, y si esta licitación no se produjese, su aplicación se haría a partir de abril de 2025.

Al margen de la incertidumbre sobre la fecha real de aplicación de la tabla B, las subidas previstas en esa tabla para 2021 y 2022 implican una pérdida de poder adquisitivo hasta el día de hoy del 12%. Y como el convenio es para cinco años y estamos atravesando una ola internacional de subida de precios, el riesgo de que la pérdida de poder adquisitivo en 2025 nos aboque a la pobreza es enorme.

Hay que resaltar, además, que las subidas de la tabla B no generan atrasos. ¡El poder adquisitivo perdido entre 2021 y 2025 no lo recuperaremos jamás!

Por eso, compañeras, os llamamos a votar NO a esta propuesta y a seguir luchando, con el apoyo de toda la sociedad asturiana por un convenio con una vigencia de dos años y unas condiciones laborales justas y dignas.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas