¡No a la esclavitud capitalista! ¡Por una huelga general europea!

El día 2 de Julio la Fundación Federico Engels organizó un acto en la sala Luis de Ajuria en Vitoria-Gasteiz con el apoyo de la Corriente Marxista Internacional El Militante en contra de la directiva de la Unión Europea de ampliar la jornada laboral hasta las 65 horas semanales. Al mismo asistieron más de 50 trabajadores y jóvenes de la ciudad.

Para la convocatoria de dicho acto se repartieron hojas en las principales fábricas de la ciudad  como Mercedes Benz y Michelín y se pegaron cientos de carteles de El MILITANTE. El ambiente era de una gran receptividad ya que en estas grandes fábricas, y no digamos en las pequeñas, hay una fuerte presión de la patronal para prolongar la jornada laboral y flexibilizar los calendarios de trabajo como en Maxam cuyos trabajadores estaban en ese momento en huelga y fueron invitados al acto.

Durante el acto, el compañero Juan Ignacio Ramos, dirigente  de la Corriente Marxista El Militante, hizo un repaso de la situación de crisis internacional del capitalismo que pretende hacernos pagar a la clase trabajadora, y apeló a la necesidad de defender un sindicalismo de clase y combativo, preparando las fuerzas para una huelga general de 24 horas en defensa de los puestos de trabajo y de los salarios.

La patronal ha obtenido beneficios extraordinarios durante los últimos catorce años de vacas gordas a costa de la sobreexplotación de la clase obrera: Aumentaron los ritmos productivos, han abaratado  el despido y  la precariedad, y utilizado a los emigrantes como mano de obra semi-esclava. Ya estábamos bastante vapuleados, cuando se produce el  encarecimento brusco de las hipotecas, la gasolina y los productos básicos y una nueva ofensiva contra nuestros derechos adquiridos como es la directiva europea a favor del incremento de la jornada laboral a 65 horas semanales.

 

Nuestro poder adquisitivo se ha derrumbado literalmente.  Entre los jóvenes 9 de cada 10 cobran menos de 1000 euros al mes. En el caso de las mujeres, ocho de cada diez tienen un contrato a tiempo parcial y los emigrantes, ahora que llega la crisis, son perseguidos con saña. Es un escándalo que diputados europeos del PSOE hayan votado junto con la derecha la llamada "Directiva del Retorno" que entre otras medidas incluye el internamiento de los inmigrantes ilegales por un máximo de seis meses antes de su expulsión, período que puede extenderse por otros doce en casos excepcionales.  Los ataques se extienden al conjunto del movimiento obrero. Quieren aumentar la jornada laboral a 65 horas semanales cuando hace 91 años se logró la jornada de 48 horas semanales. Esta es la expresión de la crisis de un sistema económico, el capitalismo incapaz de ofrecernos un futuro que no sea el de la esclavitud asalariada.

 

Frente a esta situación se hace más necesario que nunca organizarse y dar una respuesta colectiva a estos ataques. La clase obrera somos fuertes unidos y organizados. Uno a uno somos carne de explotación. La directiva Europea además de aumentar la jornada laboral introduce la negociación individual en detrimento de la negociación colectiva. Quieren individualizar las relaciones laborales y destruir el movimiento obrero organizado. En esta situación es increíble la parálisis y esclerosis de las direcciones sindicales que deberían haber declarado ya la guerra a esta directiva y estar informando al movimiento obrero y organizando una respuesta de movilización y lucha.

Desde la Corriente Marxista Internacional El MILITANTE estamos llevando a cabo una campaña de sensibilización y apoyo a la convocatoria de una huelga general de 24 horas a nivel europeo y después del verano organizaremos Conferencias Sindicales de EL MILITANTE donde habrá invitados compañeros de distintas organizaciones sindicales para promover la unidad de acción en respuesta a esta nueva y salvaje agresión.

 


Teoria Marxista

enlaceClasicos