El acto del 4 de mayo se celebró en el Casal Marxista, el local que comparten las tres organizaciones en Barcelona, en el popular barrio del Raval. Asistió una treintena de personas, estudiantes, trabajadores y jubilados. El ponente que acompañaba a Juan Ignacio Ramos en la presentación del acto, el historiador Pelai Pagès, disculpó en el último momento su asistencia por problemas personales. No obstante el acto fue tremendamente positivo: La exposición de Ramos de los acontecimientos que llevaron a la proclamación de la República, así como el desarrollo posterior de los acontecimientos hasta la derrota de la Revolución, se intercalaron con las experiencias vividas por el movimiento obrero durante la Transición y los acontecimientos actuales en el mundo árabe y en el Estado español, Europa y EEUU. Se presentó como alternativa a lo sucedido aquí en la guerra civil la experiencia de la Revolución Rusa y el papel del Partido Bolchevique. Sólo vinculando la lucha contra la reacción y el fascismo a la transformación revolucionaria de la sociedad, a la revolución socialista podía la clase obrera vencer.

El acto del 5 de mayo en la Facultat de Lletras de la Universidad Autónoma de Barcelona fue también muy exitoso. En esta ocasión participaron cerca de cuarenta estudiantes y algunos profesores. En este acto un punto que se desarrolló fue el papel del anarcosindicalismo en la Revolución española. Aunque la CNT agrupaba a los sectores más combativos de la clase obrera, desgraciadamente su dirección tampoco estuvo a la altura de las circunstancias. La prueba más clara fueron las jornadas de Mayo del 37 en Barcelona, que se cumplía precisamente durante la celebración del acto el 74 aniversario. Una vez más se puso encima de la mesa la necesidad de construir una organización revolucionaria, inspirada en la experiencia histórica del movimiento obrero. En ambos debates hubo preguntas, intervenciones y un buen debate político.

mh_barcelona1Estos actos vuelven a confirmar que una capa de jóvenes y trabajadores no se quedan de brazos cruzados ante los acontecimientos que están sacudiendo todo el planeta: Todo lo contrario, buscan ideas, buscan argumentos que expliquen lo que está sucediendo. Muchos miran a los años treinta buscando precisamente una fuente de inspiración revolucionaria. Precisamente tenemos que basarnos en todas las buenas tradiciones de aquellos años para comprender los desafíos que tenemos por delante. La crisis mundial del capitalismo conduce inevitablemente a un auge de la lucha de clases. Como señaló Juan Ignacio Ramos: “A capitalismo salvaje, corresponden luchas salvajes”, ese es el escenario para el que los revolucionarios tenemos que prepararnos.


Teoria Marxista

enlaceClasicos