El PP sigue con sus planes de privatizar la Feria

El Ayuntamiento de Málaga, gobernado por el PP, lleva varios años planeando privatizarla y convertirla en el negocio que permita lucrarse a los grandes empresarios de la hostelería a costa de terminar con su carácter popular y combativo. El año pasado dieron un paso muy importante en ese camino, permitiendo “legalmente” la creación de una nueva zona en el recinto ferial donde ya no era un requisito el ser una asociación o similar para poder ser adjudicatario de una caseta: se creó la llamada “zona comercial” que casualmente estaba situada en la mejor zona, mejor iluminada, mejor decorada, etc. y que gracias a esta medida ya no pertenece a peñas o asociaciones si no a los empresarios.
Este año el ayuntamiento ha dado un paso más en este sentido: ha aprobado una ordenanza municipal para regular la legislación referente a la feria. En ella, a parte del reconocimiento de la “zona comercial” se han aprobado toda una serie de privilegios para las casetas de esta zona, además de los que ya tenían. Es decir, que una parte muy importante de lo que para organizaciones, asociaciones o peñas son reglas indispensables que hay que cumplir, para las casetas comerciales directamente no existen. El objetivo que persigue esta ordenanza municipal queda muy claro: poner dificultades a las asociaciones con requisitos imposibles de cumplir, inversiones inasumibles que buscan asfixiar económicamente a nuestros colectivos y, en definitiva, ir expulsándonos a todos de la feria, pero además ahora con la ley en la mano. Este es el mecanismo que han adoptado para poder repartirse todo el pastel entre los grandes empresarios de la hostelería malagueña.
Desde El Militante siempre hemos denunciado las intenciones del ayuntamiento con diferentes campañas en los últimos años, pero también hemos luchado activamente por mantener en nuestra caseta el modelo de feria popular que el PP trata de erradicar. Nosotros luchamos contra la degradación de la feria y también contra el ocio alienante basado en el alcohol y las drogas. Por eso nuestra caseta se distingue por tener un enorme contenido político y reivindicativo, donde llamamos a jóvenes y trabajadores a participar en la lucha, a reivindicar las ideas de la izquierda, a organizarse políticamente y a defender las ideas del marxismo en su fábrica, empresa, instituto o facultad.

Ambiente de debate político y participación

Este año ha sido muy especial en este sentido. Toda la simpatía despertada por el movimiento 15-M, en el que hemos participado muy activamente en todo el Estado, y cómo no en Málaga, se ha dejado sentir de una forma muy fuerte entre los trabajadores y jóvenes. Nuestra caseta ha sido el punto de encuentro tanto para veteranos militantes de la izquierda como para jóvenes que acaban de despertar a la vida política en las asambleas y luchas más recientes. Precisamente durante los días de preparación de las casetas y en el transcurso de la feria, el movimiento 15-M en Málaga protagonizaba una lucha muy destacada para evitar la deportación de un inmigrante argelino detenido en un CIE por no tener papeles y cuya vida peligraba en el caso de que fuese repatriado a su país (ver artículo en la página 13).
Por otro lado, en momentos como estos, en que tantos jóvenes y trabajadores estamos tomando la iniciativa de organizarnos y participar en la vida política para luchar por cambiar el sistema decrépito en el que vivimos, los sectores más reaccionarios de la sociedad también actúan ante acontecimientos de esta magnitud. Así, durante la feria también tuvimos que defendernos de las amenazas de grupos fascistas que, como han hecho históricamente, trataban de amedrentar a los trabajadores de izquierdas que se organizan políticamente y luchan. Gracias a la campaña que hicimos junto con todas las organizaciones de izquierdas de la ciudad (CCOO, UGT, CGT, PCA, JCA, IU, Sindicato de Estudiantes, Coordinadora de Inmigrantes de Málaga) denunciando este ataque y la necesidad de combatir desde la izquierda a estos grupos neonazis, conseguimos poder desarrollar la actividad de la caseta sin ningún problema todos los días, y continuar con la actividad política.
Todo el esfuerzo que durante esos días de agosto hemos llevado a la práctica los compañeros que formamos parte de la corriente marxista El Militante, además de muchos simpatizantes que también han colaborado con nosotros, ha logrado cumplir con los objetivos que nos planteábamos a todos los niveles: por un lado, seguir difundiendo nuestras ideas, contactar con más trabajadores y estudiantes que, como nosotros, quieren luchar por cambiar el sistema, participar en todo el movimiento del 15-M, fortalecer nuestros vínculos con los sindicalistas más luchadores para próximas batallas, etc.; y por otro lado conseguir los recursos materiales necesarios para financiar nuestra actividad. Sin duda este curso que empezamos será un período de importantes luchas y gracias a esta intervención podremos estar en los conflictos más destacados explicando la postura de los marxistas y ganándonos los oídos de más jóvenes y trabajadores.


Teoria Marxista

enlaceClasicos