El 21 de diciembre se aprobó en el Ayuntamiento de Avilés (Asturias) el Plan Urbanístico de La Lleda, por el cual se pretenden construir 640 nuevas viviendas. Para hacerlo, se va a proceder a la expropiación de ocho familias que actualmente residen en el único bloque de viviendas de la zona. Esta expropiación supondrá en la práctica el desahucio de los vecinos, que no tenemos otra opción que aceptar una irrisoria indemnización a cambio de perder nuestra casa. Indemnización que en algún caso tendría que ser destinada a terminar de pagar la hipoteca de unos pisos que podrían demoler en pocos meses. Desde el Ayuntamiento se escudan en que la obra que se ejecutará es “de interés general” y nos ofrecen la “opción” de entrar a formar parte de la Junta de Compensación, algo que, por el enorme desembolso económico que conlleva es inalcanzable para una familia trabajadora*.
Es intolerable que se nos pretenda convencer de que este plan urbanístico es de “interés general”, mientras miles de pisos permanecen vacíos cuando podrían ser utilizados para satisfacer las necesidades de vivienda. Pero en lugar de expropiar esos pisos propiedad de las constructoras, expropian a los trabajadores para satisfacer el afán de beneficios de los empresarios.
¿Qué beneficio general se otorga a la sociedad con la construcción de más pisos? El único beneficio será el que consigan los constructores involucrados en el proyecto.
Por otro lado, la actitud del Ayuntamiento del PSOE, desentendiéndose totalmente de una situación de la que son responsables, por cuanto fueron ellos los que cedieron los terrenos donde se ubica nuestro edificio, les convierte en cómplices de este atropello que dejará a varias familias en la calle. Es lamentable que un partido que se dice de izquierdas vele más por los intereses de los constructores que por los de las familias obreras.
Los vecinos afectados de La Lleda exigimos una solución real a este conflicto, que pasa por un realojo digno para los afectados o una indemnización suficiente para poder adquirir otra vivienda. Además, frente al grave problema de la vivienda que deja en la calle a cientos de miles de familias obreras, reclamamos la expropiación de los pisos vacíos propiedad de las constructoras que han amasado fortunas durante la pasada década.

* El sistema de urbanización por Junta de Compensación es el más injusto para pequeños propietarios y el más beneficioso para grandes constructoras, que pueden hacerse con los terrenos y las viviendas de los vecinos por irrisorias cantidades y construir a sus anchas o esperar mejores tiempos, para seguir enriqueciéndose con la especulación urbanística.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas