Una de las ideas más destacadas de la presentación ha sido la de que es necesario dar una expresión política a la mayoría social que se opone a los recortes, que sufre las consecuencias de la crisis, que se moviliza en la calle. Efectivamente, una candidatura comprometida y vinculada con la lucha social tiene bastantes posibilidades de desalojar a la derecha, tanto a CiU como al PP, de los ayuntamientos, comunidades y del propio gobierno central. La clave de que la derecha esté al frente de estas instituciones no ha sido su apoyo, que realmente es minoritario y cada vez más minoritario, sino la falta de credibilidad y de alternativa de la socialdemocracia, de ahí la profunda crisis del PSOE a escala estatal y del PSC en Catalunya.
Otro de los temas importantes de la presentación ha sido el referido a la consulta y al derecho a decidir, planteándose numerosas preguntas a este respecto por parte de los periodistas en la rueda de prensa previa. Como indicó Jaume Asens, uno de los promotores, y el primero que habló, Guanyem Barcelona defiende el derecho a decidir pero “no sólo en la cuestión territorial, sino el derecho a decidir en todo, porque no queremos cambios cosméticos”, y no queremos, continuó, que se utilice el derecho a decidir por la “oligarquía catalana”. Citando a Andreu Nin, y reivindicando la Barcelona revolucionaria señaló que “sabemos que la cuestión nacional y social van juntas”. Es natural que CiU haya reaccionado con histeria a la iniciativa de Guanyem.
También se destacó mucho el papel de la participación desde abajo en todo este proceso. Como explicó Ada Colau es necesario que la candidatura que surja nazca de la organización de la movilización en las calles. Como indicó, aunque se ganen las elecciones aún no se habrá ganado, y solo sobre la base de la movilización masiva de la juventud y los trabajadores podrá hacerse frente a las presiones de los lobbies económicos, de los capitalistas, que tratarán con todas sus fuerzas de impedir cualquier tipo de cambio.  
Muy importante también fue la idea de que el problema de la pobreza, de la desigualdad, del paro, de la degradación de la sanidad y la educación públicas no se debe a la “falta de recursos”. Los recursos existen, lo que pasa es que están mal distribuidos. Lógicamente, para distribuirlos de forma justa, es necesario quitarle a la oligarquía el control que ejerce mediante la posesión de las principales palancas de la economía. En nuestra opinión, la única manera de hacerlo es mediante la nacionalización de la banca y de las grandes empresas bajo control obrero.

Unidad para luchar

Los promotores de este proyecto han propuesto a ICV-EUiA, CUP, Podemos, Procés Constituent, y a diferentes movimientos sociales, asociaciones vecinales o mareas ciudadanas que apoyen esta iniciativa. Tal como indicó Ada Colau, no se pide a nadie que renuncie a la crítica, a una crítica constructiva. Lo que sí tiene que haber es un acuerdo y un compromiso sobre puntos básicos para emprender una política que cambie realmente la situación de la mayoría de la sociedad.
El Sindicat d’Estudiants ha dado el apoyo a esta iniciativa desde el primer momento, participando en la presentación y repartiendo centenares de hoja con nuestras aportaciones (goo.gl/OiR0Al). Creemos que esta iniciativa representa un gran paso adelante de cara a constituir lo que, en la práctica, sería un Frente de Izquierdas. Además, estamos absolutamente de acuerdo en que este Frente de Izquierdas no puede ser una unión de aparatos al margen del control que se ejerza desde abajo. Estamos totalmente en contra de un acuerdo que se fragüe en despachos a espaldas de los trabajadores, de los jóvenes y de los militantes; un Frente de Izquierdas no puede convertirse en un instrumento para que aparatos esclerotizados, anquilosados y con prácticas burocráticas, repartan puestos, privilegios y designen candidatos sin credibilidad en las bases y en el movimiento.
Este Frente de Izquierdas tiene que estar ligado a la lucha. Tiene que promover asambleas y reuniones abiertas a toda la población, a todos los activistas sociales y de la izquierda, en los barrios, en los centros de estudio y universidades, en las plazas públicas. Guanyem Barcelona ha planteado que va a comenzar, a partir de julio, a realizar diversas charlas y actos de cara a constituirse por los distintos barrios de Barcelona. Es una iniciativa en la que vamos a participar con nuestras propuestas.
¡Sí se puede acabar con los recortes y los retrocesos!
¡Tenemos la fuerza, tenemos la mayoría!
¡Por un Frente de Izquierdas en todo el Estado!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas