Tras nueve meses sin derivarnos carga de trabajo suficiente para desviarla a otras factorías de forma que las cuentas cuadren a su favor, la dirección de la empresa quiere asestarnos otro golpe mandando 74 familias al paro y contra eso nos rebelamos. Desde el comité de empresa nos oponemos a más paro en la Bahía y rechazamos que los beneficios empresariales se costeen con nuestros despidos sin importar el sufrimiento que causan.
Consideramos que el gobierno PSOE-IU de la Junta de Andalucía, aupado por el voto de la clase trabajadora, tiene mucho que decir en este caso. No sólo porque sus políticas deberían ir activamente en contra del cierre de empresas, sino porque además la Junta es dueña del 22% del accionariado de nuestra empresa matriz (SDS surgió del plan de “industrialización” de la Bahía de Cádiz tras el cierre de la factoría de Delphi). Cuando la Junta vendió Sadiel al Grupo Ayesa en 2011, eran accionistas mayoritarios y ni siquiera tuvieron la decencia de responder a las inquietudes de los trabajadores reuniéndose con los miembros del comité de empresa que estábamos exigiendo un programa de garantías laborales frente a la venta. Los trabajadores manifestamos nuestra preocupación en aquel momento, dado que entendíamos que la compra significaría recortes en las condiciones, despidos y deslocalización del trabajo.
Hoy, tres años después de la venta, cientos de empleos se han perdido entre Ayesa AT (la antigua Sadiel) y SDS, confirmando nuestros temores sobre lo que ocurriría cuando cayésemos en manos de los nuevos dueños, quienes han concentrado todos sus esfuerzos en internacionalizar la empresa, es decir, en llevarse el trabajo a otros sitios donde los costes laborales son más baratos.

Nacionalización de las empresas en crisis

Desde el comité de empresa entendemos que la Junta debe poner encima de la mesa la nacionalización de las empresas viables en proceso de cierre. Es hora de poner coto a la avaricia empresarial que tanto paro está causando y dejar de regalar dinero público a empresarios que después llevan al paro a cientos de familias. ¡Es hora de que la Junta actúe! ¡Y si los responsables del PSOE no lo hacen entonces lo debe hacer la dirección de Izquierda Unida! No basta con decir que hay que oponerse a los recortes, que hay que defender los puestos de trabajo. ¡Hay que pasar de los discursos a los hechos! ¡Izquierda Unida en la Junta tiene una obligación con los trabajadores de SDS y no debe permanecer indiferente ante la pasividad de los responsables del PSOE!
Desde el primer día en que se presentó el ERE, los trabajadores de SDS nos hemos sentido muy arropados por el conjunto del movimiento obrero de la Bahía de Cádiz, los compañeros de Podemos, muchos militantes de Izquierda Unida, del Sindicato de Estudiantes, de Colectivos de Parados, y delegados de CCOO, UGT y otros sindicatos de distintas empresas con las que hemos compartido luchas y que también nos apoyaron en las movilizaciones contra los traslados, nos han llamado para ponerse a nuestra disposición. En la primera asamblea que organizamos para trasladar a la plantilla la situación en la que nos encontramos pudimos contar con la presencia y el apoyo de todos ellos defendiendo, al igual que la sección sindical de CCOO en SDS y el conjunto del comité de empresa, la necesidad de dar la batalla por el empleo en la Bahía de Cádiz.
Aunque en estos momentos la noticia del ERE extintivo ha sido un duro mazazo para la plantilla, los compañeros de la sección sindical de CCOO y del conjunto del comité haremos todo lo que esté en nuestra mano para dar la batalla, como hicimos en el pasado, y parar esta agresión salvaje llevando adelante la lucha por nuestros puestos de trabajo.


Teoria Marxista

enlaceClasicos