El 24 de mayo José María Gil se convirtió en uno de los cuatro concejales que consiguió la candidatura de unidad popular Ahora Guadalajara. Es miembro de la corriente marxista El Militante, promotor de GanemosCCOO y afiliado a Izquierda Unida.

El Militante.— ¿Cómo valoras los resultados de la candidatura Ahora Guadalajara?

José Mª Gil.— Los resultados han superado todas las expectativas. Hemos conseguido 6.913 votos, un 16,81% y cuatro concejales, a 45 votos del quinto. Nos hemos quedado a nada de echar al PP, que ha sufrido un importante golpe. Ha perdido un tercio de sus votos y cinco concejales, quedándose con 11, la entrada de Ciudadanos, con 2 concejales, es lo único que le permite mantenerse en el gobierno. El PSOE mantiene 8 concejales, y Ahora Guadalajara entramos con 4, tres más de los que antes tenía IU.
Además, hemos tenido la extraordinaria alegría de que Cospedal haya perdido 150.000 votos, quedándose sin mayoría absoluta en Castilla-La Mancha y abriendo la posibilidad de un gobierno de la izquierda. Se ha dado la vuelta al pucherazo que intentó la derecha en nuestra región con el cambio de la ley electoral.
EM.— ¿Cómo ha sido la campaña de Ahora Guadalajara? ¿Cómo se ha financiado?
JMG.— Hemos hecho un trabajo militante. Hemos participado más de medio centenar de compañeros y compañeras entre la organización en los grupos de trabajo y, en lo más importante, el trabajo de reparto de dípticos y pegada de carteles. Organizamos varios grupos de trabajo, uno de comunicación, otro de organización para controlar las finanzas y organizar los actos y otro para debatir sobre el programa colectivo con el que nos presentamos a las elecciones. La clave ha sido la participación de la gente, ya fuera en un reparto de dípticos en el mercado a media mañana, o en la estación de tren a primerísima hora, siempre teníamos manos de sobra. Pero, lo mejor de la campaña fue que recibimos el apoyo, el entusiasmo y el ánimo de la gente que durante estos últimos años de pesadilla ha estado en la calle luchando contra el intento del PP de destruir los servicios públicos.
Lejos de las campañas financiadas por los grandes empresarios que hacen otros partidos, la nuestra se ha basado en el apoyo de los explotados. Toda esa gente que mostraba un gran entusiasmo para echar a la derecha del gobierno ha sido la que ha financiado nuestra campaña. Además de los 2.000 euros que ha aportado IU, hemos conseguido otros 2.000 euros entre bonos retornables de 50 euros y bonos de ayuda. Gracias a esto hemos podido sacar 10.000 dípticos, hojas y carteles. Así, hemos acabado la campaña sin deber un solo euro a ningún banco. Nuestra deuda es con la gente que lucha por el cambio, con los casi 7.000 ciudadanos que nos han votado.
EM.— ¿Qué dificultades os habéis encontrado?
JMG.— Sobre todo hemos tenido el boicot de los poderosos, especialmente de los medios de comunicación. Los medios privados representan los intereses de las empresas y encima la mayoría están subvencionados por el gobierno de Castilla-La Mancha y del PP, para que les rindan pleitesía. Y, por supuesto, están los medios de comunicación públicos que también controla la derecha, y ahí ni nos mencionan. De hecho, el 26 de abril los trabajadores de RTVCM fueron a la huelga para denunciar la contratación a dedo de los trabajadores que siguen fielmente las órdenes de Mª Dolores de Cospedal. Sólo hemos tenido algo de repercusión en algún medio independiente en Internet.
Otra dificultad fue la confusión que creó la candidatura de Ganemos Guadalajara, que se presentaba usurpando el nombre que utilizamos nosotros durante ocho meses. A ellos sí les han dado cancha (una entrevista de media hora) para intentar restar votos a la candidatura de unidad. Esta maniobra les ha permitido sacar votos, lo que puede permitir que el PP siga gobernando con el apoyo de Ciudadanos.
EM.— ¿Qué política vais a defender?
JMG.— Pensamos que el ayuntamiento tiene que ser un altavoz que amplifique la voz de los sin voz, de los de abajo, es decir, de los trabajadores en activo, los precarios, los explotados, los subcontratados, los parados, los desahuciados, los que no tienen ingresos… Y para eso es necesario estar en la calle, con los movimientos sociales, con los trabajadores en las luchas. Denunciaremos lo que representa la derecha y los intereses que defiende. Por otro lado, exigiremos a través de la lucha en la calle que se cumplan las propuestas de nuestro programa electoral. Por ejemplo, exigiremos en la calle planes de empleo, que no haya un solo desahucio en la ciudad, garantizar el suministro de agua y luz a las familias que no lo pueden pagar, etc.


Teoria Marxista

enlaceClasicos