El sábado 23 de enero a las 12 de la mañana todas las organizaciones de la izquierda, plataformas contra la represión y movimientos sociales nos unimos en Málaga para clamar por la libertad del compañero Molero. Como explicábamos en artículos anteriores, Fran Molero ha sido víctima de un juicio-farsa más.

Los cuatro años del Gobierno del Partido Popular han sido una guerra sin cuartel contra la inmensa mayoría de la población, pero también de resistencia y rebelión social contra los recortes sociales, las leyes represivas, la LOMCE, las contrarreformas laborales y la privatización de los servicios públicos. Esta gran lucha ha tenido efectos muy positivos, empezando por la derrota que hemos infringido a la derecha el pasado 20D, y han demostrado cual es el camino para frenar al PP. Pero también ha significado una vuelta de tuerca de la represión contra la protesta social. Así, para hacernos pagar caro que les hayamos marcado los límites con la movilización, aprobaron la Ley Mordaza para imponer castigos ejemplares a los que luchan. En la actualidad hay 300 sindicalistas sometidos a juicio y con penas de cárcel, el SAT acumula multas impagables y los casos de presos políticos se multiplican, como el del compañero Alfon o la sentencia dictada contra el compañero Fran Molero.

En la manifestación del sábado, 2.000 personas clamamos por la libertad del compañero Molero. Durante todo el recorrido no pararon las consignas por la libertad de los encarcelados, por la absolución de los activistas y sindicalistas que están pendientes de juicios y por la retirada de multas: ¡No es un terrorista, es un activista! ¡Frente a su represión nuestra solidaridad! ¡Libertad, libertad a Molero por luchar! y ¡Que viva la lucha de la clase obrera! Frente a esta oleada represiva sólo cabe unificar y extender la respuesta unitaria.

Al final de la manifestación representantes de los distintos movimientos, plataformas y organizaciones tomamos la palabra. Desde el Militante utilizamos nuestra intervención para enfatizar en estas ideas: la denuncia de la represión de la derecha y su aparato del Estado, la exigencia de libertad para Fran Molero y la reivindicación de la unidad y la lucha como únicas herramientas para enfrentarnos a las leyes injustas y las contrarreformas regresivas que quieren imponernos. Gobierne quien gobierne, la lucha social y obrera es el único camino contra la represión y para conseguir nuestras aspiraciones: pan, trabajo, techo y dignidad.

¡Libertad para todos los activistas, sindicalistas y jóvenes encausados por luchar!

¡Basta ya de montaje policial!

 


Teoria Marxista

enlaceClasicos