El 9 de mayo el diario La Razón dedicaba su portada y páginas centrales a intentar desprestigiar al Sindicato de Estudiantes. Con una portada con el titular “Los malos estudiantes agitan la calle”, que recordaba los periódicos falangistas de los años de la dictadura, se vierten todo tipo de mentiras y calumnias contra nuestros compañeros Tohil Delgado y Beatriz García, entre otros representantes de colectivos de estudiantes.

Para acompañar la denuncia de que somos peligrosos “revolucionarios”, se nos insulta calificándonos de vagos y malos estudiantes, incluso se nos acusa de tener antecedentes penales por “agredir a la policía”. Una descripción que nos retrotrae a los expedientes que fabricaba la Brigada Político Social contra los jóvenes y trabajadores que se movilizaban en defensa de las libertades democráticas. Seguramente los responsables de La Razón añoran aquellos tiempos, en los que por demandar justicia social, educación pública, o derechos y libertades políticas, cualquiera podía dar con sus huesos en los calabozos de la Dirección General de Seguridad o ser enviado directamente a la cárcel.
Portadas como la de La Razón siguen la estela de una campaña contra nuestra organización desde los informativos de Telemadrid, Intereconomía, Cope o Abc (diario al que el SE ha ganado en los tribunales un juicio recientemente). Este tipo de campañas buscan criminalizarnos para crear un estado de opinión que justifique los ataques a la escuela pública y la represión al movimiento estudiantil. Pero están consiguiendo el efecto contrario. No en vano, el ministro de Educación, Wert, es el miembro del gobierno menos valorado.
En el reportaje publicado se vierten una larga serie de calumnias, especialmente contra el secretario general del SE, Tohil Delgado, al que se acusa falsamente de haber agredido a varios policías. Lo que no dice este medio de la derecha es que Tohil fue detenido el 3 de octubre de 2010, por denunciar la agresión que un agente de policía estaba llevando a cabo contra una joven inmigrante, que pedía auxilio tirada en el suelo mientras recibía constantes porrazos y patadas; una terrible agresión enmarcada en una de las habituales redadas racistas que se realizan en multitud de barrios obreros.
En el caso de Beatriz García, secretaria de organización del SE, una de las principales acusaciones es haber mostrado su solidaridad con las luchas de los trabajadores de los astilleros en Gijón, así como pedir la liberación de dos de los principales dirigentes sindicales de estos astilleros. Efectivamente, el SE participó y promovió movilizaciones estudiantiles en Gijón en defensa del empleo y contra el cierre de Naval Gijón e Izar, y también exigiendo la libertad de dirigentes históricos de los astilleros y el movimiento obrero asturiano, Cándido y Morala, algo de lo que nos sentimos muy orgullosos. Siempre nos hemos destacado por apoyar las luchas de la clase obrera.

Solidaridad de la comunidad educativa y los trabajadores

Desde aquí, queremos agradecer todas las muestras de solidaridad y apoyo recibidas en las últimas semanas de la comunidad educativa y de trabajadores. Entre ellas, la de la Plataforma Estatal en Defensa de la Educación Pública, integrada por CEAPA, CCOO, UGT, STEs, CGT, Movimientos de Renovación Pedagógica y SE, que  publicó un comunicado en el que se puede leer “La Razón (…) un medio de intoxicación, difamación y calumnia, al mejor estilo de los medios usados durante la etapa dictatorial, mediante los cuales se organizaban y ejecutaban, como ahora, campañas de desprestigio y criminalización de todo aquel que cuestione a quienes ejercen el poder, y anuncia que estudia poner en marcha actuaciones legales contra dicho periódico”.
También IU nos ha mostrado su solidaridad, y responsabilizan “política y jurídicamente al diario, a sus directivos, y a los periodistas responsables, de cualquier consecuencia que en el ámbito personal, de su seguridad o de sus derechos tuviera esta publicación”. Hemos recibimos el respaldo de numerosos periodistas, y en concreto, del sector de Medios de Comunicación, Artes, Cultura y Deporte de FSC-CCOO de Madrid. En su comunicado señalan que el objetivo de La Razón “parece ser criminalizarles sólo por tener determinadas opiniones que no coinciden con la línea editorial”. A este comunicado se han sumado los comités de empresa de Hearst Magazines y la delegada de Decorevistas.
La mejor manera de combatir las agresiones de la derecha a los derechos de la mayoría, es aumentar nuestra organización y fortalecer organizaciones como el Sindicato de Estudiantes; pero además, ya hemos iniciado acciones legales contra La Razón.
¡No nos van a parar!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas