Ana García elegida nueva secretaria general del Sindicato de Estudiantes y Tohil Delgado, presidente

El pasado 29 de junio el PP iniciaba una campaña pública para intentar lavarle la cara a su contrarreforma educativa, la LOMCE. Ese mismo día, la Conferencia Estatal del Sindicato de Estudiantes reunida en Madrid respondía al Gobierno aprobando por unanimidad la convocatoria de tres días de huelga estudiantil estatal en octubre para tumbar la ley y al odiado ministro Wert.

Ciento cincuenta jóvenes venidos de todo el estado —Galicia, Asturias, Euskadi, Castilla León, Aragón, Catalunya, Madrid, Castilla - La Mancha, Andalucía, País Valenciano y Canarias— nos dimos cita en Rivas Vaciamadrid (Madrid) para hacer balance de un curso de movilizaciones históricas en defensa de la escuela pública, así como para aprobar un nuevo calendario de lucha que permita a la comunidad educativa hacer frente al mayor ataque a la juventud desde la caída de la dictadura franquista.

Participación de las organizaciones de padres, madres y profesores

Inauguró la conferencia la compañera Ana García señalando, entre otras cosas, que este “Gobierno de reaccionarios y corruptos quiere destruir la educación pública y convertirla en un negocio para seguir lucrándose a costa de los derechos de la mayoría de la sociedad”. A lo largo de la Conferencia dieron un saludo los representantes de varias organizaciones invitadas. Por la mañana Paco García, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, recalcó la intención de su organización de inaugurar el nuevo curso académico con la movilización contundente del profesorado en confluencia con el resto de la comunidad educativa. En la sesión de la tarde Enrique Díez, responsable del Área de Educación de Izquierda Unida, dio un saludo en nombre de Cayo Lara, expresó el apoyo rotundo de su organización a la lucha en defensa de la educación pública y reconoció el importante papel jugado por el Sindicato de Estudiantes a la hora de impulsarla. De hecho, el Sindicato de Estudiantes acudirá como ponente al Parlamento, dentro del proceso de discusión de la LOMCE, gracias a la iniciativa de Izquierda Unida. También estuvo presente Eduardo Sabina, secretario general de FETE-UGT Madrid y José Luis Pazos, en representación de la CEAPA, que insistió en el papel fundamental de familias y estudiantes como motores de la movilización.

Un curso histórico

Tras la inauguración de la Conferencia, la compañera Ana García introdujo el primer punto del orden del día señalando la trascendencia de este curso de lucha. La compañera hizo un repaso de las distintas convocatorias de huelga lanzadas este curso por el Sindicato, que comenzó con 72 horas de huelga en octubre y nuestra completa implicación en la huelga general del 14 de noviembre convocada por CCOO y UGT, (donde los cortejos del SE en todas las ciudades destacaron notablemente). Tras el 14-N el SE inundó de propaganda los centros de estudio exigiendo a los dirigentes de CCOO y UGT la convocatoria de una huelga conjunta de toda la comunidad educativa. Finalmente, aunque los dirigentes sindicales no dieron este paso, el SE sí dio continuidad a la movilización con una nueva semana de lucha en febrero: tres días de huelga que volvieron a ser un éxito rotundo. La idea de una movilización de toda la comunidad educativa ganó un enorme apoyo entre el profesorado y las familias, logrando que se concretara la histórica huelga educativa del 9 de mayo en la que, por primera vez en la historia, profesores, estudiantes, madres y padres de todas las etapas educativas, desde infantil hasta la universidad, fuimos llamados a la huelga.
El impacto de esta acción conjunta fue tan duro para el PP que, a pesar de las bravuconerías y amenazas del ministro Wert, el Consejo de Ministros del 10 de mayo no pudo aprobar su contrarreforma franquista, como habían asegurado que sucedería en los días previos a la huelga. De hecho, la lucha de la juventud, respaldada por familias y profesores, ha logrado un retraso permanente de la aprobación de la ley, que en los planes originales del PP debería haber entrado en vigor en septiembre de este año, algo que el PP ha reconocido públicamente que ya no podrá ser así.

Lucha contra los recortes,
vengan de donde vengan

Más de veinte compañeros y compañeras tomaron la palabra para participar en el debate, haciendo una radiografía en profundidad de la situación educativa en sus respectivas zonas, así como del desarrollo y construcción del Sindicato de Estudiantes en todo el Estado. Los compañeros del País Valenciano, por ejemplo, informaron acerca de la dramática situación que viven con la existencia de cientos de barracones en los que se hacinan los estudiantes de enseñanzas medias. Condiciones que dieron lugar al estallido de la Primavera Valenciana, hace algo más de un año, y en donde el Sindicat d’Estudiants jugó un papel muy destacado.
Otro aspecto presente en el debate fue el de las consecuencias que ya están teniendo los recortes en educación y que tienen su expresión más dramática en el despido de 62.000 docentes en todo el Estado desde 2009. Despidos que han provocado ya la desaparición de clases de refuerzo, desdobles, atención a la diversidad, que no se cubran bajas, etc. Esta política de recortes, más acentuada allí donde gobierna la derecha, está ocurriendo también en Andalucía, tal y como explicaron los compañeros de Sevilla, donde el Gobierno del PSOE e IU ha despedido a multitud de profesores interinos, en cuyos encierros está participando activamente el Sindicato de Estudiantes. Los compañeros de Euskadi y Catalunya desenmascararon también la política de PNV y CiU, quienes afirman oponerse a la LOMCE y sin embargo están llevando a cabo una política de demolición de la educación pública con la misma intensidad que el PP. En relación a la cuestión nacional, los compañeros de Galiza explicaron la amplitud de la movilización allí y el énfasis que pusieron para lograr la unidad de acción de todas las organizaciones estudiantiles gallegas.

Hoy estudiamos para mañana tener un puesto de trabajo digno

Un aspecto común en las intervenciones de muchos de los compañeros que intervinieron en el plenario fue la mención a nuestra participación en diferentes conflictos en fábricas y empresas a lo largo y ancho de todo el Estado. Al fin y al cabo el SE es una organización de hijos de trabajadores, los que dependemos de la escuela pública más que nadie para aspirar a un futuro mínimamente digno.
La lista de empresas donde hemos intervenido es larga: Vitrasa en Vigo, EMT y Aceros Galmed en Valencia, Petroquímica en Tarragona, Minería en Asturias, trabajadoras de la dependencia en Morón de la Frontera (Sevilla), Plataforma por los servicios públicos en Talavera, EMT en Madrid, Sanidad en Sevilla, Progalsa en Guadalajara…, por citar sólo los ejemplos más recientes.
Esta orientación al movimiento obrero también nos ha permitido conseguir los recursos con los que combatir los ataques educativos, a través de colectas en fábricas y manifestaciones, casetas en fiestas populares, bonos de ayuda, etc. “Quien paga manda” reza el dicho. Y el SE quiere depender económicamente de los estudiantes y la clase obrera.

Construyendo y fortaleciendo la organización

Tohil Delgado, secretario general, presentó el segundo punto de la discusión haciendo un rápido repaso a la trayectoria del Sindicato de Estudiantes desde su fundación, en 1985. El éxito del SE, convirtiéndose en la principal organización estudiantil del Estado español, se debe a que siempre hemos estado muy cerca de los problemas que a los jóvenes hijos de trabajadores nos han preocupado, o en la defensa de los derechos que en uno u otro momento nos han querido quitar, o ni siquiera reconocer.  “No somos el sindicato de los hijos de los ricos. Ellos ya tienen quien los defienda: los gobiernos, la Justicia, los medios de comunicación, los empresarios… Por eso era necesario construir una organización que defienda a quienes no tenemos otra defensa que nuestra propia autoorganización: los hijos de la clase obrera”.
Respecto a los ataques sufridos, el compañero Tohil comentó: “Dedicar 1.000 millones de euros de los impuestos de los trabajadores para pagar becas les parece inaceptable. Pero entregar 180.000 millones de euros a los grandes banqueros les parece lo correcto, lo que hay que hacer. ¿Acaso ya no hay desahucios?¿Acaso hay menos paro? ¡Todo lo contrario! La farsa del rescate ha sido un trasvase sin precedentes de dinero público a manos privadas, a las manos de una minoría que vive a cuerpo de rey”.
Este ha sido también un curso en el que la organización se ha fortalecido. Entre 2012 y 2013 ha habido más de 100 nuevas secciones sindicales del SE legalizadas en los institutos. Más de 10.000 jóvenes han firmado en sus institutos para legalizar la nueva asociación en tan solo dos años. Un impulso tremendo que se ha concretado en 3.000 nuevos afiliados este curso. Esto no ha caído del cielo. Ha sido el trabajo de pico y pala, repartiendo miles de hojas en los centros de estudio, empapelando las calles, celebrando cientos de asambleas lo que lo ha posibilitado. Una media de mil asambleas en cada convocatoria de huelga da fe de ello. Este curso ha supuesto un importante avance también en la universidad, como explicaron en detalle los compañeros de Sevilla y Madrid, entre otros.
El avance no ha pasado desapercibido para nuestros enemigos. Los medios de comunicación de la extrema derecha han derrochado páginas de odio contra nuestra organización. La represión policial también ha sido una constante, como conocen de primera mano los compañeros del Sindicat d´Estudiants de Barcelona, en cuyos domicilios particulares se personó en diversas ocasiones la policía para amedrentarlos. O los compañeros de Talavera de la Reina, acosados a multas, llamadas y hostigamiento constante... Pero los compañeros lo tienen claro. La represión y las amenazas son un reconocimiento de nuestro éxito.
Para seguir fortaleciendo nuestras estructuras, la Conferencia votó por unanimidad que el compañero Tohil pase a ser el presidente del Sindicato de Estudiantes y la compañera Ana García sea la nueva secretaria general del Sindicato.

Huelga general de estudiantes en octubre

Antes de las votaciones y la clausura tomó la palabra Juan Ignacio Ramos, fundador del SE, estrecho colaborar del sindicato y miembro de la Corriente Marxista Revolucionaria El Militante, quien destacó el impresionante papel jugado por el SE, poniendo contra las cuerdas al ministro Wert, un auténtico cadáver político ya. “Si se conoce la LOMCE como lo que es, una ley franquista y clasista, es gracias al trabajo que habéis llevado adelante todo este año. Todas las ideas que el SE ha lanzado han prevalecido en el movimiento (…) Si los dirigentes de CCOO y UGT actuaran con la misma determinación y contundencia que hacéis vosotros, este gobierno no duraría ni 24 horas”.
Antes de la clausura, se sometió a votación la propuesta de convocar una semana de lucha del 14 al 18 de octubre, con 72 horas de huelga, los días 15, 16 y 17. La propuesta fue aprobada por unanimidad. Y será sólo el primer paso; no pararemos hasta tumbar la LOMCE y lograr la caída de Wert, el peor ministro de la historia.
La clausura corrió a cargo de Ana García, nueva secretaria general del Sindicato de Estudiantes: “Nosotros no vamos a heredar grandes fortunas ni grandes empresas. Nuestros padres sólo pueden dejarnos en herencia la educación. La educación pública es lo único que tenemos los hijos de los trabajadores. Y eso es lo que este gobierno quiere arrebatarnos. Pero nosotros tenemos la determinación de llegar hasta el final. De parar esta ley, de tumbar a este gobierno reaccionario y de conquistar una vida que merezca la pena ser vivida. ¡¡Viva el Sindicato de Estudiantes!!”.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas