Juicio el 17 de julio · ¡Basta de represión sindical en Ford-Valencia!

El 17 de julio se celebrará el juicio por la readmisión de Carlos Naranjo, trabajador de la planta de montaje de la factoría de Ford-Almussafes (Valencia) y miembro de Izquierda Revolucionaria, víctima de un despido fraudulento y antisindical hace ahora un año.  Entrevistamos al compañero para conocer lo que ocurrió y la campaña y acciones de solidaridad que se están llevando a cabo.

EL MILITANTE.- ¿Cuáles fueron los motivos del despido?

Carlos Naranjo.- Recién incorporado tras una baja médica de siete meses, la empresa me entregó la carta de despido alegando “disminución en el rendimiento” y “falta de integración en los procesos de producción”. Algo completamente falso. Si así fuera, ¿por qué Ford me hizo indefinido estando de baja? Se trata de un caso de persecución sindical.

Días antes del despido tuve varias reuniones públicas en la línea de montaje con delegados del Sin­dicat de Treballadores del Metal (STM-Ford), sindicato con el que yo colaboraba y que me había propuesto presentarme como delegado en las elecciones sindicales. Abordamos cómo denunciar la carga de trabajo insoportable que había en mi grupo, donde seguir el ritmo de trabajo suponía ir al límite en todo momento, poniendo en riesgo la salud e integridad de todos. A la vez, yo animaba a mis compañeros a actuar y tratar de solucionarlo colectivamente.

Esto alarmó a los mandos y pasaron a la acción. Mi despido fue fulminante y ejemplarizante. Se trataba de amedrentar a la plantilla.

Observando lo que está ocurriendo estos meses en la empresa, todo cobra aún más sentido. En lo que va de año se han ejecutado dos ERTEs y en agosto habrá otro, todos con una pérdida del 20% en salarios. Se está preparando el camino para una tanda de despidos, a pesar de los beneficios que sigue obteniendo la empresa. Ford necesita quitarse a los elementos más conscientes y combativos para desarmar a la plantilla y atacarla sin problemas.

EM.- ¿Cómo reaccionasteis?

CN.- Inmediatamente formamos el Comité por la Readmisión de Carlos y lan­zamos una campaña denunciando este atropello. Hicimos repartos en mano de más de 3.000 panfletos en los tres turnos de la planta de montaje y en las empresas auxiliares en el polígono industrial colindante a la factoría.

El 24 de agosto se celebró el acto de conciliación y convocamos una concentración de apoyo en el SMAC con unas 60 personas, entre trabajadores de la Ford, sindicalistas de STM y la Intersindical, CGT, CCOO, COS, compañeras de Iaioflautas, Sindicat d’Estudiants, Lliures i Combatives y Esquerra Revolucionària. Recibimos también el apoyo de LAB, CUT, CIG, SAT, así como multitud de resoluciones de solidaridad de sindicalistas y trabajadores de todo el estado.

EM.- El 17 de julio se celebra el juicio. ¿Qué esperas y qué acciones tenéis previstas?

CN.- Vamos a por todas, queremos la nulidad del despido y mi readmisión. Queremos que el juicio esté en boca de los miles de trabajadores que mueven esa grandísima industria. Como STM y Comité por la readmisión pegaremos carteles y repartiremos hojas en la factoría y el polígono, llamando a una concentración en apoyo el mismo día del juicio, a las 11:30h. en la Ciudad de la Justicia.

Soy muy consciente de que la justicia no es algo neutral, siempre se inclina a favor de las empresas, forma parte de las herramientas de dominación del sistema capitalista. Por eso la movilización y la presión social son tan importantes.

Conseguir la readmisión sería un ejemplo de que luchando y empleando los métodos del sindicalismo de clase y combativo es posible defender nuestros derechos. Ahora bien, consiga o no la readmisión, lo que tengo claro es que merece la pena levantar con fuerza la bandera de la lucha obrera y que, frente a la patronal y su sistema, la lucha es el único camino.


Teoria Marxista

enlaceClasicos