Como informamos en El Militante de marzo, las actuaciones antidemocráticas de de la dirección de CCOO de Guadalajara han provocado indignación en la base del sindicato. En los últimos meses los afiliados del metal hemos sufrido dos graves atropellos. Por una parte, el secretario de Acción Sindical de CCOO, Amadeo Escoms, se presentó en una candidatura independiente en las elecciones sindicales de Luvata al no quedar el primero en la lista aprobada por la sección sindical de CCOO en dicha empresa. Por otra, el cambio de la secretaría general de la Federación de Industria pocas semanas después de la celebración del congreso sin contar con la opinión de los afiliados. Conscientes de la desmoralización y frustración que provocan estos métodos, un grupo de delegados sindicales y afiliados nos hemos propuesto transformar toda esta indignación en movilización para conseguir desterrar de una vez por todas estos métodos de nuestra organización hemos puesto en marcha la plataforma “Sindicalistas de Izquierdas” de Guadalajara. Al frente, nos encontramos compañeros con una larga trayectoria en defensa de los principios sobre los que se fundaron las Comisiones Obreras en los duros años de la dictadura. Varios de no-sotros hemos participado en la dirección de luchas emblemáticas como la desarrollada en el año 2000 contra el cierre de Carrier, la movilización laboral más grande de la historia de Guadalajara y en la que conseguimos, después de nueve meses de lucha, que al menos una parte de la plantilla se quedara en la nueva empresa, Luvata. En 2009 encabezamos la lucha contra el cierre de Progalsa, organizando 29 días de huelga en los que desgraciadamente no contamos con el apoyo de la dirección del sindicato. También hemos participado en la construcción de CCOO en las federaciones de Sanidad, Industria y Servicios a la Ciudadanía.
Nuestras demandas son:
1.- La salida inmediata de Amadeo Escoms de la Ejecutiva Provincial de CCOO y su expulsión de CCOO.
2.- La celebración de un Congreso Extraordinario de la Federación de Industria de CCOO en Guadalajara, para que sean los afiliados quienes decidan quién ocupará la Secretaría de la Federación.
3.- La dimisión de José Mª Rey Cuevas, Campano, por el apoyo prestado a la candidatura independiente en Luvata.
4.- La sanidad y la educación públicas, las condiciones laborales y salariales de los trabajadores están siendo desmanteladas por un gobierno que carece de legitimidad. El estallido del llamado caso Bárcenas ha puesto de manifiesto la podredumbre de este sistema y el cinismo de todos los que día tras días nos exigen nuevos sacrificios. Todos estos derechos son el fruto de años de lucha, para conservarlos es necesario que la dirección de CCOO abandone la política del pacto social y se ponga al frente de la movilización hasta tumbar al gobierno del PP.
Hemos lanzado una campaña de recogida de firmas en apoyo de estas reivindicaciones que ha sido muy bien recibida. Muchos compañeros están de acuerdo en denunciar las actuaciones antidemocráticas de las que somos víctimas quienes exigimos un profundo giro a la izquierda en el sindicato. Hasta el momento han firmado casi dos centenares de afiliados y delegados de diferentes empresas del metal, sanidad, administración pública, del comercio y la hostelería, del sector de la limpieza, etc.
El pasado 1º de mayo, decidimos llevar una pancarta en la manifestación cuyo lema era: “Por la democracia en CCOO. Campano dimisión”, con el objetivo de extender más la campaña y llegar al mayor número posible de afiliados. En un primer momento, la reacción de los afiliados que veían la pancarta era de sorpresa pero, cuando explicábamos lo que había ocurrido, la sorpresa se convertía en rechazo a la actuación de la dirección.
La Ejecutiva Provincial de la Federación de Industria, ante lo ocurrido en Luvata, se posicionó con la mayoría de los trabajadores y expulsó a Amadeo Escoms. Sin embargo, días después, la dirección regional de CCOO anuló la sanción hasta que la comisión de garantías regional resuelva el recurso a la expulsión. Si la respuesta de la comisión de garantías no es favorable a la sección sindical de CCOO en Luvata, empresa en la que el 40% de la plantilla está afiliada al sindicato, recurriremos a la comisión de garantías confederal. En cualquier caso, independientemente de que sigamos recurriendo a los cauces internos del sindicato, sabemos que lo fundamental es continuar con la campaña. Como siempre, sólo podemos confiar en la fuerza de la organización y la lucha de los trabajadores, único camino para conseguir el respeto a nuestros derechos.
Estamos convencidos de que la tarea en la que nos hemos embarcado es vital. Sabemos que, como nosotros, otros muchos sindicalistas en todo el Estado chocan también con la política de pacto social de los dirigentes y se enfrentan al obstáculo que supone la falta de participación de la base en la toma de decisiones. Pero no permitiremos que estas dificultades nos aparten del camino de la lucha. Los trabajadores precisamos de la herramienta que supone el sindicato para enfrentarnos a la brutal ofensiva que ha desatado el gobierno y la patronal. CCOO es patrimonio de sus afiliados, de todos los que construimos el sindicato día a día. Allí donde se nos quiera arrebatar este instrumento daremos la batalla por recuperarlo.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas