La sección sindical de CCOO en Seat, la mayor factoría catalana y emblema de la lucha obrera contra la dictadura franquista, vive una de las mayores crisis de su historia. Doce de sus diecisiete delegados sindicales, entre ellos el secretario general, han abandonado CCOO para formar la sección sindical de STS-USOC. Los tránsfugas han denunciado que la dirección del sindicato está llevando a cabo una campaña de “persecución sindical” contra ellos por tener divergencias de opinión sobre la política sindical en la empresa. Los argumentos utilizados por los tránsfugas han sido bastante claros: “ante el escenario negociador de Seat —pendientes de la adjudicación del nuevo vehículo SUV— queremos garantías de que nuestro sindicato será una ayuda y no una dificultad. Esta garantía la tenemos en la USO, en el sector su liderazgo sindical en Nissan es un claro ejemplo para nosotros”.
El “liderazgo sindical”, que ponen como ejemplo, de USO en Nissan es una muestra clara de sindicalismo amarillo proempresa, al que llaman “sindicalismo autónomo y de proximidad”, que asume los planes de la empresa de recorte de salarios, despidos y empeoramiento de las condiciones laborales con el pretexto de que esto sirve para mantener la producción.
Hoy se quejan de persecución sindical, pero durante años han practicado la persecución sindical contra los que luchan por un sindicalismo combativo dentro del sindicato, a los que curiosamente acusaban de querer destruirle. Hoy se quejan de que no se consulte a los afiliados, pero durante años han aplicado una política totalmente alejada del sentir de la plantilla.
La dirección de la Federación de Industria de CCOO ha impuesto una gestora en lo que queda de la sección sindical de Seat, con la promesa de celebrar una conferencia durante este año para formar una nueva sección sindical; y no han escatimado críticas a los tránsfugas, sacando los platos sucios de su gestión burocrática, y atribuyendo la escisión a la negativa de los mismos a rendir cuentas cuando se ha descubierto que han malversado fondos del sindicato.

Las consecuencias del sindicalismo de paz social y consensos

Ahora, tanto para reconstruir CCOO en Seat, como para seguir defendiendo las CCOO democráticas, combativas y de clase que necesitamos los trabajadores en esta época de crisis del capitalismo y recortes salvajes, es necesario entender la naturaleza de fondo de lo que ha sucedido. La escisión por la derecha de la sección sindical de CCOO en Seat, comprometiéndose aún más con una política de desmovilización social y acercamiento a la patronal, no es solamente el producto de la degeneración de ciertos dirigentes, sino que es una consecuencia extrema del sindicalismo de pacto social y desmovilización de las últimas décadas.
La política sindical de CCOO en Seat durante los últimos años ha estado marcada por la misma orientación que a nivel general: la desmovilización social y el pacto con la empresa, aceptando los planes de la patronal. Y cuando la situación no admitía otra salida que la lucha, hacerlo de forma descoordinada y atomizada por empresas o sectores, sin ninguna perspectiva de continuidad ni plan serio de huelgas. El último ejemplo lo tenemos con la huelga del 23 de mayo por los convenios colectivos, que fue desconvocada en el sector del Metal a cambio de nada, aunque en las grandes empresas del Metal con convenio propio (Seat, Nissan...), ni siquiera la convocaron de inicio.
Es necesario un sindicalismo democrático, combativo y de clase. Pero este sindicalismo no se defiende en los pasillos de los congresos ni en los despachos, tratando de conseguir puestos en los órganos de dirección del sindicato para “cambiarlo desde dentro” a cambio de rebajar nuestro programa de lucha —como parecen haber hecho algunos de los críticos durante años (por ejemplo, los que hoy se han pasado a USOC en Seat estaban adscritos a los críticos, por lo menos cuando había que repartir cargos en los congresos)—, sino que se defiende en los tajos, en los piquetes, en las huelgas y en la calle, donde fueron construidas las Comisiones Obreras en los años de lucha contra la dictadura franquista. Recuperemos ese sindicalismo para recuperar el sindicato.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas