Sindicalista de CGT despedido de Serunión (Málaga) por represión sindical

Continúa la campaña por la readmisión del compañero Juan Carrasco, delegado de la sección sindical de CGT en Serunión que, como venimos informando en las páginas de El Militante, ha sido despedido por segunda vez. Hace varios años ganó su readmisión contra la empresa por represión sindical. La excusa ahora para despedirlo, a él y a dos compañeros más de distintos centros de trabajo, es utilizando la reforma laboral del PP, acogerse al despido objetivo, es decir, por causas económicas. Pero no hay más que mirar la página web de Serunión, en la que incluso se jacta de sus buenos datos económicos, de su crecimiento y su expansión, para darse cuenta de que la alegación de la empresa para justificar el despido es una burda mentira. A pesar del acoso, Juan Carrasco continúa la lucha por defender su puesto de trabajo, el de sus compañeros y la dignidad de ser trabajadores con la campaña de pegada de mil carteles, concentraciones en las puertas del centro de trabajo y reparto de cientos de hojas informativas. El día 6 de junio se celebró una manifestación que acabó en las puertas del centro de trabajo y a la que asistieron decenas de trabajadores que participaron en una improvisada asamblea al final del acto. Allí estuvieron y hablaron para apoyar a Juan, el compañero Miguel Montenegro, secretario general de CGT Málaga y Melilla, los compañeros del PCPE y CJC e Izquierda Socialista del PSOE de Málaga, que denunció que empresas privadas como Serunión, que recibe dinero público prestando servicios externalizados, sangra las arcas públicas y a sus trabajadores; que esto no podía ser permitido por la Junta de Andalucía, donde gobierna la izquierda.
El compañero sabe que él no está solo, tiene de su parte a cientos de miles de trabajadores y trabajadoras, las mareas, jóvenes, estudiantes, parados, jubilados, hipotecados, etc., que salen a diario en las noticias recorriendo las calles de punta a punta de este país. Ha recibido el apoyo de organizaciones sindicales como la CGT-Elior de Francia, el Sindicato de Estudiantes, comités de empresa, federaciones, secciones sindicales, delegados y delegadas de CGT, CCOO, UGT, de los compañeros del SAT, de comités de parados como el Cortes de la Frontera, la Fundación Federico Engels, el periódico obrero El Militante, etc. También organizaciones políticas como Izquierda Unida de Villaverde del Río, Izquierda Socialista de Málaga, etc. Lo que se está defendiendo con esta campaña no solo es el puesto de trabajo de Juan Carrasco y los compañeros despedidos, sino también un modelo sindical combativo, de clase y democrático, que es la única manera de defendernos de los ataques que está habiendo en las empresas.
Desde el Sindicato de Comercio, Hostelería y Alimentación de CGT Málaga y en nombre del compañero Juan Carrasco, queremos agradecer todo el apoyo prestado hasta ahora. El día 15 de julio va a tener lugar el juicio por este segundo despido. Estamos haciendo un llamamiento en la ciudad de Málaga para que el máximo número de compañeros lo arropemos con nuestra presencia allí, para demostrar que somos muchos los que no estamos de acuerdo con los despidos, EREs, ERTEs, recortes y corrupción a todos los niveles. Hay que difundir al máximo este claro caso de represión sindical, en el que una empresa —condenada por la propia justicia a readmitir a un sindicalista— ataca y hostiga una y otra vez para acabar con cualquier oposición a los despidos. La readmisión de Juan significaría un duro golpe a los empresarios y banqueros de este país, que con el PP a la cabeza, quieren hacer pagar a los trabajadores la crisis que ellos mismos han provocado.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas