Hace más de un mes que tuvieron lugar las elecciones sindicales al comité de empresa, marcadas, como siempre, por las presiones, el chantaje y el miedo. En estas condiciones, el SIT, conocido popularmente como el “sindicato amarillo” y que sirve de cobertura de la patronal a la hora de cobijar y defender todos los “ajustes”, refrendó de nuevo su mayoría absoluta, que la prensa de derechas y los voceros de la patronal presentan como apabullante y abrumadora. Pero esto es sólo una cara de la moneda. Paralelamente, se están produciendo movimientos y distintas acciones para reorganizar las fuerzas del movimiento obrero y plantarle cara al ataque.
A las concentraciones, manifestaciones e incluso una huelga de hambre este verano, contra la represión sindical a dos afiliados de la CIG, se suman, ahora, recorridas por un ambiente de shock y rabia, asambleas sindicales abiertas, e, incluso, una gran manifestación convocada el pasado 22 de noviembre por la CIG y la CUT, donde se dieron cita más de 2.000 trabajadores. Un auténtico éxito no sólo por la participación, sino también por su combatividad y entusiasmo, y en la que no dejaban de repetirse consignas como “Non ao atraco salarial”.
Además, la CUT, surgida de una escisión de la CIG, y que acaba de sacar dos miembros al comité de empresa, ha planteado la necesidad de ir a la huelga, llamando a la unidad sindical. Precisamente, ahora mismo se encuentran, de la mano de la CIG, en una campaña por un referéndum, donde se intenta que, los ataques de la empresa, avalados por el SIT en solitario, sean ratificados o desautorizados por el conjunto de los trabajadores.
Todos estos movimientos son muy sintomáticos del ambiente de tremenda indignación y de la voluntad de emprender acciones más decididas para defenderse del ataque de la patronal. Un sentimiento particularmente fuerte entre el sector más joven de la plantilla. Así, sobre la base del ataque más duro en décadas, se recogerá el testigo de las mejores y riquísimas tradiciones de lucha de la fábrica, abriendo el camino para revertir todos los ataques y darle la vuelta a la situación.


Teoria Marxista

enlaceClasicos